64 nudos
hermana furia
motores
psychic equalizer
kutxi romero

Crónicas

Crónica de Ankhara + Jolly Joker: Enérgicos y solventes

«Daba gusto ver la complicidad de una banda sobre el escenario, en una gran comunión con sus seguidores, donde se mezclaban nuevas generaciones y "veteranos combatientes", en perfecta armonía»

24 noviembre 2018

Sala Copérnico, Madrid

Texto: Jose Luis Martín Fotos: Borja Díaz

Un sábado más en la capital con una oferta de conciertos muy atractiva y nosotros teníamos uno subrayado en nuestra agenda desde hacía tiempo como prioritario.

La puesta de largo del magnífico nuevo trabajo de los madrileños Ankhara ‘Sinergia’, tras quince años de silencio discográfico, acompañados de los valencianos Jolly Joker, que también volvían con un interesante nuevo álbum bajo el brazo como ‘Never Say Forever’, eran motivos más que suficientes para ignorar el resto de la programación.

Jolly Joker salieron como acostumbran, enchufadísimos desde el minuto uno, primero porque es marca de la casa y segundo porque contaban con el tiempo justo para desarrollar su menguado repertorio.
Su set se basó en un pequeño repaso de sus tres discos en el mercado, comenzando con la nueva “I am Rock & Roll”, para continuar con su anterior ‘Here come…The Jokers’, del que sonaron “Sidewalks”, “Hey You” y “Perfect Life” seguidas y sin apenas tregua.

Lazy Lane comandó las huestes de los Jokers, con esa energía y ese buen rollo que transmite, animando al público en todo momento y cantando como el gran frontman que es, acompañado perfectamente por Yannick a la guitarra, Luke al bajo y Alex Rayder a la batería.

Cayeron más de los nuevos como “Nasty Habits” o “Set My Soul on Fire”, con el irreverente “Fuck it All” de su òpera prima entre medias, que sonaron francamente bien.

Para el final, y con el público totalmente enganchado, nos brindaron las festivas y pegadizas “Rockin’ in Stereo” y “Dressed to Kill”, auténticos himnos que te hacen vibrar y pura dinamita en directo, porque los Jokers son carne de directo, y saben darle al público lo que quiere. No nos cansamos de decirlo y volvemos a repetirnos, pero si estas canciones y este directo vinieran firmados por grupos nórdicos o americanos, muchos que todavía no los han visto en directo estarían babeando durante semanas.

Después de bañarse en cerveza, Lane agradeció a todos los asistentes su presencia y el apoyo, y la banda nos brindó el clásico de Skid Row “Youth Gone Wild”, que fue el perfecto broche para sus cuarenta y cinco minutos de actuación que se nos pasaron volando. Lástima que por exigencias del guión, tuvieran que meterle el bisturí al set list inicial.
Apenas quince minutos necesitaron Ankhara para dejar todo ok y salir a por todas. Con Pacho Brea al frente y flanqueado por las guitarras de Alberto Marín y Cecilio Sánchez , el bajo de Sergio Martínez, y la batería del único miembro no fundador de la banda, pero enorme fichaje Matt de Vallejo, que pese a su juventud ya enarbola un envidiable y lustroso curriculum con un montón de artistas.

Tampoco iban a disponer de todo el tiempo deseado y se lanzaron enseguida con una pieza nueva como “Te toca sufrir”, para dejar claro que ‘Sinergia’ iba a tener buen peso en el desarrollo del concierto.
Hubo problemillas con el sonido, como la guitarra de Cecilio que apenas se oía, aunque a partir del cuarto corte mejoró sensiblemente la ecualización y todo volvió a la normalidad.
Se notaba que los temas clásicos como “Demasiado tarde” o “Un paso más”, llevaban más tiempo presentes, pues el público más fiel que casi llenaba la sala, coreaba de principio a fin.

Pacho se mostró en un gran estado vocal, y cumplió con nota sobre todo en los temas más exigentes como el poderoso “Sueña” o el maravilloso y contundente “Sigo en pie”, donde tiró de registros para llegar bien a los tonos más altos, sin parar de moverse de un lado al otro del escenario. A Cecilio y Alberto se les vio muy concentrados, pero disfrutando del concierto e intercambiándose las posiciones, para deleitarnos con su gran hacer en el manejo de las seis cuerdas. Sergio hizo un trabajo muy eficaz, mientras Matt machaba los parches sin piedad, dando gran consistencia al sonido de la banda en general.

En un cancionero tan rico y variado como el que acumula Ankhara, no faltaron temas tan representativos como “Océanos de lágrimas”, “Mente atormentada”, o “No mires atrás”, aunque cada uno siempre tiene sus favoritos y es imposible complacer a todos.
Daba gusto ver la complicidad de una banda sobre el escenario, en una gran comunión con sus seguidores, donde se mezclaban nuevas generaciones y “veteranos combatientes”, en perfecta armonía. Llamativa también la presencia de muchos músicos en la sala, que siempre es una alegría para la escena. ¡Ojalá fuera tendencia!

No se hicieron rogar mucho con los bises, porque el tiempo apremiaba, y nos dejaron dos de sus grandes perlas como “Hasta el fin”, toda una declaración de principios y mensaje existencial, y el no menos emblemático como “Acordes Mágicos” que siempre es una bendición escuchar y toda una exaltación de sentimientos y energía vital.
Fantásticas sensaciones las que nos dejaron ambos grupos, aunque se nos hicieran cortos sus sets, sobre todo cuando son formaciones que tienen tanto que ofrecer, tanto a nivel de canciones como de puesta en escena. Y ahora que se acercan las navidades, los discos de ambos grupos son buenos detalles para regalar, porque están entre los mejores del año.

El único detalle no tan positivo volvieron a ser las prisas de los empleados de la sala para desalojarte, impidiéndote disfrutar de los buenos momentos post concierto, como son los saludos a los músicos y amigos.

Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Un placer haber leído esta crónica en esa noche madrileña con dos de nuestras mejores bandas repartiendo lecciones de Hard Rock y Heavy Metal a través de esos temazos. Como disfruté el pasado mes de Julio del gran directo que nos ofreció ANKHARA en el festival ESTAKA ROCK jiennense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.