Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
visitantes
ñu
evildog
Tequila
grantrailer
hellrock
azero

Crónicas

Against Myself + Dunkelmind: Emoción en el ambiente

«Con conciertos como el del sábado solo queda decir gracias.»

16 febrero 2019

Sala Nazca, Madrid

Texto: Sergio García. Fotos: Eva Bravo

Había algo en el aire el sábado en los alrededores de la sala Nazca de Madrid, algo que indicaba que un gran concierto iba a tener lugar esa noche. Y cuando en el ambiente está esa sensación, rara vez ocurre lo contrario. Against Myself presentaba su recién estrenado nuevo trabajo ‘Unity’ en una noche que, sin duda, sus miembros recordarán el resto de sus vidas.

Dunkelmind

La noche empezaba con la actuación de, para un servidor, un gran descubrimiento. Dunkelmind entraba en escena con un power metal cañero y directo que empezó a calentar al público desde las primeras notas de “Dragon´s Roar”, uno de los dos temas inéditos que presentó la banda. Dunkelmind hizo suyo el escenario durante la casi una hora que duró su actuación con algunos verdaderos temazos como “The Shadow of the Dragon”, “Life”, “A Memory of You” o “Fly”, mostrando una calidad musical digna de admiración con una guitarra muy virtuosa y la voz de Edu clavando cada agudo. Cerraban su actuación con “Something to Die For”, “Lycan”, el otro tema inédito, y el binomio formado por “Kingdom Lost” – quizá su tema más conocido – y “Redemption”, dejando un muy buen sabor de boca. Para mí, un añadido a mi colección de bandas nacionales; gran concierto sin duda.

Against Myself

Las obras de arte tienen varios componentes; está el artista, los materiales y la obra en sí, con su mensaje y su intencionalidad. Teniendo esto en mente, hay que entender el concierto de Against Myself como una obra de arte, porque eso es lo que fue. Los artistas, en este caso Raúl, Carlos, Sergio, Irene y Charly, saltaron al escenario con la intro de su nuevo álbum ‘Unity’, cogieron sus materiales artísticos, es decir, sus instrumentos, y empezaron a construir su obra ante una sala Nazca ya repleta de gente. Y es que este concierto había sido muy esperado durante todo el mes prácticamente, y había muchísimas ganas en el ambiente de ver a los de Ciudad Real presentarse en directo después de casi seis meses sin tocar.

Irene Villegas (Against Myself)

“Unity” fue la primera pincelada del lienzo musical de la banda, dejando claro que, a pesar de su juventud, tienen muchas tablas. Un buen sonido acompañaba cada acorde. El único punto negativo fue un fallo en el altavoz derecho de la sala que se solucionó hacia la mitad del show. “Demons” continuaba abriendo camino a ese disco del cual están tan orgullosos, y no es para menos ya que, la verdad, es un señor discazo. “Through the End of Times” fue un verdadero cañón que la gente agradeció, ya que es una de las favoritas del público. Musicalmente impecable, Against Myself continuaba conquistando la capital con “Over the Clouds” y “Kill to Live”. Agradeciendo a mucha gente lo que estaba sucediendo allí esa noche, los chicos de Argamasilla de Alba clavaron dos temazos seguidos como son “Firebird´s Flight” y “Shadows in my Head”, reventando los casi 500 cuellos allí presentes.

Para hacer arte se necesita tener sensibilidad, estamos de acuerdo, y la interpretación de “Crystal Tower” no fue otra cosa que sensibilidad hecha arte, por parte sobre todo de una persona muy especial. La grandísima cantante que tiene esta banda, Irene Villegas, ya antes de empezar a cantar la preciosa balada de “Unity” tenía que reprimir unas lágrimas que al final brotaron de sus ojos dejando ver que, el que ama la música y la siente, la siente de verdad. Ella es de esas personas que yo personalmente agradezco que se dediquen a esto para poder disfrutar de ellas siempre que se pueda.

Un momento especial de la noche llegó cuando sonó “The Hidden Truth” para la que contaron con la colaboración de Diego Teksuo, que ya participó en la grabación del mismo tema. Toda obra de arte tiene que acabarse para quedar en el recuerdo de quien la presencia, y ésta no iba a ser menos, pero quedaba la traca final. “The Wanderer” abría el camino de la despedida de Against Myself de Madrid, plagándola de dedicatorias y agradecimientos. Y es que estos chicos si algo son, son agradecidos. “Hero´s Soul” hacía saltar y cantar a un público ya totalmente entregado a la banda, y con razón. La pincelada final fue “Oniros”, un tema de 15 minutos, lo que yo llamo marcarse un Nightwish en toda regla, que fue sencillamente maravilloso, impecable y al alcance de muy pocos, cerrando una actuación para el recuerdo.

Qué decir de Against Myself. Para mí, con el permiso de Diabulus in Musica, la mejor banda de metal sinfónico de España. Le auguro un futuro brillante por delante. Con conciertos como el del sábado solo queda decir: “Gracias, artistas”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Dos banda metaleras que a su manera dieron un gran recital aquella noche en dicha sala madrileña con esos buenos y cañeros temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.