Primitive Man

Caustic

Relapse (2017)

Por: Alberto Zamora

6.0

Os aseguro que Primitive Man no se encuentran nada felices en este mundo. Haciendo honor a su nombre, la música de los de Denver, Colorado, parece escupida desde el fondo de una caverna, calzándose una (pútrida) piel blacker de abundante lentitud y puntuales fugas de velocidad, que principalmente se ajustan a algunas baterías más aceleradas.

Para que me entendáis, no estamos frente a un disco para poner en un guateque ni en un prom night. Si, por el contrario, deseas fumarte un porro, odiar al mundo a saco y sumergirte en oscuridades del alma, ¡estás en casa!

“Commerce” te arrastra durante 12 minutos con una constante desesperación y golpeos sostenidos, dejando un furioso blast-beat para la parte final. Para dar un respiro al oyente, “Tepid”, son “solamente” ocho minutos de puro doom-black metal en toda tu cara. Una fiesta del bailoteo frenético, caramba.

Gracias a Satán, “Sterility” es un tema black más cercano a los cánones del estilo y muestra una agradecida velocidad en sus primeros compases, mientras que “Sugar Hole” solo tiene de dulce el título y ofrece un riff que chana bastante.

Siendo sinceros, cuando llegué al último tema, mi cuerpo y mi cara se movían en slow motion y hasta me dieron ganas de escuchar por vez primera a Dragonforce. Que me pedía el cuerpo un acelerón que ni un kilito de alita de mosca, vaya.

Chavales, objetivo cumplido, os movéis perfectamente en lo que se pide al estilo, aunque los ocho minutos finales de ruido sobraban.

Alberto Zamora
Alberto Zamora

Latest posts by Alberto Zamora (see all)

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Alberto Zamora