iván allué
la excavadora
blackpaisley
polar

Crazy Zombie

Crystal Reality

Epictronic (2020)

Por: Jesús Manuel García Barba

crystal reality crazy zombie

9

¿Existe el rock del S.XXI? Es una pregunta que me hice hará algo más de 10 años, y me venían a la cabeza algunos nombres de bandas que no vienen al caso y que, en mi opinión, se habían adelantado a su tiempo. Al poco me pregunté lo mismo, pero en el panorama español, y hace unos pocos años más me hice la misma pregunta ciñéndome a nivel local, a mi ciudad, Sevilla. De repente me vino a la cabeza un solo nombre, que tampoco viene al caso, y hace unos meses atrás me llega esto, ‘Cristal Reality’ de Crazy Zombie, formada por Roche Espinosa (voz y coros), Fer Valero (guitarra y dirección musical), Sergi Rguez (bajo, coros y armónica), Miguel A. Sares “Picky” (teclados, sintetizadores y programaciones) y Julián Carrasco (batería y programaciones).

Con una producción de verdadero lujo repartida entre Tempo Studios, de Jaime Cuadrado, y Marssi Studios, de Javi Marssiano, en Alcobendas y Sevilla, respectivamente, dejan claro que hace ya tiempo que no hace falta irse fuera del país para una grabación y masterización de calidad como la internacional.

Abren el disco con “The Harvest”, y la verdad es que no se puede hacer de manera más vacilona. No digo el por qué para no joder la sorpresa. Solo diré que al principio pensé que ese corte en concreto estaba defectuoso (qué pardillo…). Le dan la vuelta a la estructura del tema y, como decía la mujer más sabia, te dejan con “las patas colgando” y claro, después de eso espérate cualquier cosa, porque además lo consiguen: sorprender constantemente.

“I’ll Protec The Flame” tiene un riff muy setentero, a lo Purple, con un fondo de teclado que parecen haber extraído de las sesiones desechadas del “In Rock”. Aunque luego, prestándole más atención, se me hacen más cercanos a nuestros maestros The Storm que a los británicos. En “Crazy Zombie” encontramos un punto hard rockero típico de los 80, incluso en los coros, pudiéndote recordar (como a mí) a los mismísimos Mötley Crüe y, cómo no, a los ingleses The Cult. Y es que Roche desde el minuto uno seguro que te recordará a Ian Atsbury por tener un timbre muy similar.

El tema “An Endless Grove” me deja de refilón una leve reminiscencia a Black Sabbath por esa entrada de guitarra después del comienzo del canción, pero lo que viene después es una de las cosas más sorprendentes del disco, en mi opinión. ¿Cómo se puede mezclar el soul con un riff de ultratumba de Iommi y salir triunfadores? Preguntadles a C.Z, que ellos te explicarán el secreto (o no). Unos Badlands o Little Caesar me sobrevolaron los sesos al escuchar este corte. 

En una canción como “Lord of Sin” mezclan lo alternativo con lo industrial y el thrash de toda la vida sin despeinarse. Por su parte, “Under the Sun” comienza con un ritmo funky pegajoso aderezado con las voces de Roche, desgañitándose por momentos para pasar luego a “modo melodía” (fácil, ¿verdad?). Estoy loco por ver cómo defiende Roche este difícil tema en vivo. Por cierto, colaboración especial al final del tema de Andreas Lutz, de O’Funk’illo

crystal reality crazy zombieEn “Something Human”, entre el amasijo de estilos que se manejan, sorprenden en un momento intermedio del tema con un puntito muy de Sepultura, enterrándolo tal y como surgió, sin traumatizar el tempo de la canción. “To Live in Peace” es un tema enérgico, que me vuelve a recordar levemente a Deep Purple, pero en el que las principales influencias, como en el resto del redondo, van en otra dirección bien distinta. En una pequeña lista de grupos a los que me recuerdan estos verdaderamente “locos” (musicalmente hablando) Crazy Zombie están: Soundgarden, Audioslave, The Step Kings, Mushrromhead, Prong, o los británicos Vacant Stare y Primary Slave.

Para cerrar este trabajazo, no sé si aposta o no, dejan el que para muchos será el mejor tema , que curiosamente es el que se aleja más de la tónica general del álbum, pero en el que consiguen también (y esto es lo más rocambolesco) aunar la mayoría de influencias y estilos que se traen entre manos estos sevillanos. “Eastern Dreams” tiene una cadencia que engancha desde el principio. Sobre una base de melodía con aires árabes que te pueden traer a la mente bandas como los tunecinos Myrath o los israelíes-palestinos Orphaned Land, pero sin tener nada que ver con ellos musicalmente hablando.

Crazy Zombie tiene la insultante habilidad de mezclar una gran variedad de estilos como el rock alternativo, el sureño y el hard de los setenta, pinceladas grunge, el metal industrial, pop psicodélico y thrash y lograr un cóctel sorprendente que, al menos a mí, me resulta bastante original por estos lares de Europa. Con estos ingredientes y su calidad les auguro un gran futuro (y se lo deseo), puesto que por su afán de experimentar con nuevos sonidos, sin cerrarse a nada, tienen la ventaja de poder beber de muchas fuentes para la creación de su música, siempre y cuando no pierdan “el norte de la base”: el rock. Quizás por eso Queen fueron tan grandes.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.