Madness Live!
leyendasdelrock
Taken
azero
evildog
Tequila

John Dealer & The Coconuts

We Will Get Together In Hell

Autoproducido (2018)

Por: Javier G. Hualde

9

Sonidos de rock & roll clásicos, con un toque de punk y un estilismo macarra al gusto de los años 60, esa es la marca de John Dealer & The Coconuts, que llegan con su nuevo trabajo ‘We Will Get Toghether In Hell’.

El álbum comienza con el tema “Come On!”, en el que, desde un principio, se ven claros el punto fuerte y débil de este trabajo, presentes durante todo el disco. El sonido y la composición son contundentes, pegadizos e incluso coreables, no sería raro ver a esta banda llegando muy alto. Sin embargo, y aquí es donde viene la parte mala, la pronunciación de las letras en inglés podría pulirse un poco más, aunque el hecho de que las canciones sean tan buenas consigue camuflar bastante bien este detalle. “Pysco” y “Until the Sun Came Up”’ siguen en la onda cañera y punk del disco, sin darnos casi tiempo a respirar con la tremenda energía y buen rollo que desprenden.

“I’m Back” tiene un tono un poco más baladero, pero sin perder el estilo punk. “John Dealer’s R’n’R’” es, como su título dice un rock and roll de corte más clásico, a la par con la estética de los componentes de la banda. No así la más cañera “You Die for Your Nation”, que además cuenta con un solazo de guitarra, ante el que tampoco se quedan cortos el resto de instrumentos ni la voz. “Another Time (Go)” contiene un grandioso estribillo y una estructura de lo más pegadiza y coreable que me recuerda a grupos como los Dropkick Murphy’s.

“Another Kind of Cure” comienza con una batería muy similar a “Overkill” de Motörhead y parece beber de su influencia durante todo el transcurso del tema. Tanto la voz como la guitarra y el bajo contienen reminiscencias del sonido de los de Lemmy. “Your Law, My Disgrace”, vuelve a la tónica del principio del disco, macarra y pegadiza, pero sin dejar de ser elegante. Me gusta, en especial, el juego con los silencios y los interludios un poco después del ecuador de la canción, que después rompe y termina con un gran contundencia.

“Jimmy Get Out” es sencillamente genial, a medias entre una balada y un tema acelerado de punk irlandés -sí, irlandés-, debería poder sonar en cada pub de este país. “It’s Time” continúa el álbum llevándonos a su final, “Goodbye”, que constituye un epílogo tan bonito como sentimental para este maravilloso álbum.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.