religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia
motorhead

Vaire

Introspecció

Thornado Music (2021)

Por: Javier Pérez

8

Desde 2019 llevan dando vueltas Vaire, y yo sin saberlo. Igual eres de los míos y desconocías su existencia. Pues para un rato y lee. Porque ‘Instropecció’ mola mucho.

Tras unos cuantos EPs y sencillos, los de las comarcas de La Marina Alta nos traen su, si no me equivoco, primer larga duración. Largo, tampoco es que sea mucho. Siete temas que no llegan a la media horita, mas a mí es algo que por normativa no me suele importar. Si vas directo al grano, y lo que te queda suena como esto que tenemos aquí, no es necesario hacer más. Ni necesario, ni normalmente buena idea.

Rock alternativo duro, encajando bastante bien todas sus piezas. Se desplazan con soltura entre los sonidos noventeros alternativos, con algún miramiento grungero, pero sin regocijarse. El tinte de metal que le echan por encima les acerca más a referentes nacionales del estilo, como Desakato o Berri Txarrak, sin colmar la tralla, salvo alguna excepción donde entra a degüello algún gutural.

Los temas entre sí llevan un hilo conductor, lo que no impide que amaguen con melodías y se desmarquen con rabietas casi punks. Variedad, y ahí está el gusto, dicen. Aquí lo remarco, porque evitan la monotonía en todo su esplendor. Pueden hacerte mover el culo con el ritmo de “El teu nio”, ponerse cadenciosos en “Adrenalina”, o rockear sin remordimientos en la radiante “Odissees”.

“Vodoo” recoge migas de todas sus vertientes y brilla mucho en el estribillo, probablemente algo menos en lo demás. Se alza como una de las mejores, aún con todo. “Espurnes de L’Ocas” vuelve a remezclar todas sus armas, quedando más redonda en los interludios más cafres. “Agonies d’un poete” llega cargada de vocales que se acercan al rap; más madera. El epílogo lleva de nombre “Autodestrucció”, y de nuevo, un estribillo mínimo pero enriquecido levanta con estrépito un corte que recuerda a los Sugarless de los primeros discos.

Se han metido en un mercado, el del metal alternativo, en el que tanto por aquí como por fuera encuentras grupos enormes. Que no quita para que encuentren su hueco, porque tienen la base ya más que amasada. ¡Ah, la portada! ¡La portada está guapísima! Todo suma.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Javier Pérez

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.