64 nudos
icaro
motores
psychic equalizer
kutxi romero
gallos

Somosuno

Loco

Rock CD Records (2020)

Por: Alfredo Villaescusa

8

Frente a proyectos artificiales sin alma ninguna que suenan igual unos a otros, siempre quedará espacio para esas propuestas que destacan por su toque personal, una importante cualidad que a veces se alcanza desde el debut y otras no aparece en lo que resta de trayectoria. Ya se sabe que el cielo no solo está plagado de buenas intenciones, sino también de copias baratas. Busquemos sin cesar entonces esa peculiar suma de factores cercana a la magia.

Pero en ocasiones esa conjunción de los astros no resulta tan complicada de lograr. Así se desprende al escuchar a esta coalición de talentos en la que confluyen un argentino, un portugués, un vocalista catalán y un producto ibicenco en bruto como el guitarrista Xavi Cardona, que sobresale por la calidad de sus solos. Un proyecto “de vida” que nació en 2015 con la voluntad de abarcar un amplio espectro, según podemos inferir de este versátil primer EP en el que se mueven en un territorio que va desde el rock urbano hasta el blues añejo.

De esta forma, “Sopa de mentiras” apela por su tono suburbial más a formaciones tipo Sínkope que a una recurrente y perezosa comparación con Extremoduro. En este aspecto, destaca una voz personal que algunos ya han comparado con Loquillo, así como esos colosales punteos que se convierten casi desde el principio en una de las señas de identidad del grupo y que en ciertos momentos destilan cierto aire al Fito &Fitipaldis de los inicios.

“Mensaje en clave” posee asimismo una presencia importante de las seis cuerdas, pese a que la base rítmica juegue un papel capital, mientras que en “Quizás no soy tan fuerte” se escoran hacia su lado más poético con una inspirada letra sobre algo tan crucial como aceptarse a uno mismo. Y en esa misma senda sosegada podría encuadrarse “Corazón de piedra”, una balada en la que vuelven a cobrar relevancia las palabras empleadas, así como la guitarra de Cardona, que sazona la pieza con la precisión de un cocinero experimentado. Muy interesante el tono eléctrico que acaba adoptando al final.

“Bowie” no incitará tampoco a desmelenarse, pero dispone de un inicio bluesero sensacional y un estribillo bastante decente para entonar a pulmón. Imposible del mismo modo obviar ese rotundo mensaje a favor de la libertad artística en el que los más avezados se acordarán del inmenso legado del Duque Blanco al que alude el título. “Loco, pero real”, no se puede definir mejor.

Y dejan un duradero sabor de boca agradable con “Perdóname”, cima absoluta del conjunto con un empiece con cabalgadas a lo Iron Maiden que bordea el heavy metal antes de fundirse en la atmósfera de garito de combos tipo Platero y Tú. Para quitarse el sombrero una vez más con la labor guitarrística de Cardona. Ojalá reincidieran con mayor frecuencia en esta faceta desbocada y netamente eléctrica.

Lo único malo de este lanzamiento es lo rápido que se te pasa, casi sin tiempo para paladear los múltiples detalles escondidos que atesora en su interior, por lo que esperamos desde ya con ganas futuro material. Calidad a borbotones que no entiende de géneros trillados ni de música con estrofas que parecen más bien campañas de publicidad. Recomendable para antisistemas puros de espíritu.

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.