adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

Saedín

Entre ríos

Demons Records (2020)

Por: David Esteban

9

Con este nuevo álbum, los granadinos Saedín, se consagran como abanderados y auténticos relevos del que en una época fuese denominado rock andaluz. Más allá de las etiquetas, no deja de ser música con mayúsculas.

Tras las inevitables dificultades impuestas por el implacable coronavirus, los granadinos Saedín han conseguido editar su nuevo disco, una magistral obra de rock y metal andaluz que alcanza cotas de calidad y de buen hacer insultantes. Se puede decir que Saedín, con esta obra, se han ganado el privilegio absoluto de formar parte del selecto club de bandas que pueden ser consideradas estandartes y referentes esenciales del rock andalusí.

Grabado en su querida Granada, ‘Entre ríos’ suena sencillamente espectacular. Pulido al máximo, resulta una delicia sonora de principio a fin sin parecer en ningún momento frío o sobre producido, al contrario. ¿Cómo una banda de tales características y proveniente de donde viene iba a sonar artificial? Lo orgánico y visceral de la tierra está muy presente durante todo el plástico así que procedamos a analizarlo.

El álbum se abre con “Castillo rojo”, de inicio arabesco, fluye hasta convertirse en un tema perfectamente ensamblado entre el flamenco y la distorsión puramente metálica. Una acertada lírica (lo cual será santo y seña durante toda la obra) y unos teclados dibujando sinuosas líneas sonoras, completan un corte perfecto para iniciar un disco de tales características. “Ni Una menos”, más pesada y al mismo tiempo sinfónica, pone sobre la mesa, con excelsa elegancia, la temática que jamás hemos de olvidar: la nauseabunda lacra de la violencia de género. Un corte excepcional donde tanto música como letra se mueven en la excelencia porque en ocasiones no hace falta sonar burdo para transmitir un mensaje lleno de sentimiento y rotundidad. El más cuidado de los sonidos sinfónicos se apodera de nuestros oídos en “Corazón nazarí”. Para mí, de las mejores del disco, la banda cuenta una historia donde las guitarras se entremezclan con los teclados para que ambos instrumentos sean capaces de relatar una historia llena de épica. La prodigiosa voz a cappella de Ángela Mesbailer da paso a las guitarras de su hermano Juanjo en “Entre ríos”, toda una declaración de intenciones donde describen sus verdaderas pasiones: el alma flamenco y el rock desde el corazón. Los teclados de Zoraida Vidal toman el control en el siguiente corte de sinfonismo y progresismo absoluto y como si se tratara de auténticos juglares medievales, la banda cuenta una historia digna de ser escuchada. Perfecta combinación entre rock andaluz, sinfonismo y metal. Pues metal, quizás la más metal de todas, es la siguiente titulada “Mala Hierba” que da paso a la más intensa de todas las piezas, “Déjame Cuidarte”, marcada por el ritmo trepidante de las guitarra cuyas partes en crudo acompañadas por los inefables teclados de Zoraida realzan la belleza del corte a cotas inimaginables.

En la parte final, “Al amanecer” y “Reina y rey” cierran un disco majestuoso que combina, con el mayor gusto posible, heavy metal, sonoridades flamencas y cuidado sinfonismo para convertir a la banda en justo relevo de lo que en un tiempo se denominó rock andaluz. Para todos aquellos que sepan apreciar la música de calidad, con alma, y hecha desde el corazón.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.