el dromedario
romeo
ídolos2
the tragic company
Playa 4
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire

64 Nudos

Siroco

Rock CD (2021)

Por: Alfredo Villaescusa

8

Despojarse de complejos es una de las claves para hacer algo interesante en la vida. Mandar a cascarla ese qué dirán tan paleto que parece mentira que a estas alturas todavía lo siga tanta gente, sobre todo en redes sociales. Confiar en el propio juicio como valor supremo y considerar los demás elementos una mera ornamentación en el decorado final. Dicen por ahí que si te mueves mucho ya no sales en la foto. Pues nada, asumamos esa tragedia de la era digital y prestémonos a mostrar un diferente ángulo de las cosas.

Esa se antoja la actitud de estos veteranos murcianos, con miembros procedentes de Discordia, en este versátil proyecto que inauguran con el debut que tenemos entre manos. Y a pesar de que en un principio se muevan entre el punk y el rock urbano, lo cierto es que no escatiman a la hora de picotear en otros géneros o aportar detalles que transforman su escucha en una experiencia cada vez más prometedora. Tal es la cantidad de matices que recoge este redondo.

Nos lleva de primeras una impresionante ventolera de riffs en la homónima “Siroco”, con cierto poso The Cult y una letra de marcado tono apocalíptico, para que no se nos olvide que estamos en medio de una pandemia y de un recorte de libertades como nunca se había visto desde 1939. “Reversible” afloja el pistón con un luminoso estribillo que podría ser de U2, aunque eso no resta ni un ápice de calidad a su propuesta. En este sentido, destaca esa impecable producción edulcorada semejante a las que solía realizar Iker Piedrafita junto a sus Dikers.

“Dos segundos más” mantiene el almíbar a un nivel aceptable para que no desbarre demasiado y resulta hasta complicado no contagiarse del sentimiento positivista que impregna cada nota. Suben la temperatura en “Espartanas”, con una letra feminista y de rebeldía frente al poder establecido, en una suerte de conato de rock electrónico que no llega a tirarse en plancha a la pista de baile, mientras que “Maratón Man” cuenta con un breve rapeado de sus colegas Huracán Romántica. Que no se pierda la diversidad.

“Mis queridos enemigos” mira de nuevo hacia el hard rock que nos daba la bienvenida al plástico y uno se acuerda en ese rollo de combos tan enérgicos como Uzzhuaïa. De lo mejor del álbum. “La trampa” pone el acento en el rock urbano de carácter comercial tipo la época de Rulo en La Fuga, aunque no sería descartable acabar tarareando el estribillo. Y el rock n’ roll de estrofas encendidas sobresale en “El avispero”, otro de los puntos álgidos de este trabajo.

En la recta final, “De mal en peor” se torna más melosa, sin descuidar en absoluto una inspirada letra que nos dice que “algo queda cuando no queda nada”. “Desde las cloacas” pisa el acelerador en la estela de Barricada y nos lega ritmos potentes con palabras que caen como losas. Para relajar ya solo nos falta la balada “Con tus alas”, que envuelta en oropel orquestal cumple su asignada función de cierre apelando a las emociones a flor de piel. La solemnidad de vez en cuando es necesaria.

No abundan las bandas a las que no les asuste optar por terrenos accesibles cuando es menester o perderse por sendas pedregosas en caso de que haya que ir abriendo camino. Ambas posibilidades son factibles en esta obra que no ha nacido para dar el gustazo a nadie, salvo a sus propios autores, claro. Lo aceptarás si eres de los abiertos de mente.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.