javier garcia pelayo
keith richards
el rey salitre
johnnybzero
la jaula
flesh for shredder
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Iggy Pop y Josh Homme

American Valhalla

Eagle Rock (2017)

Por: Altair P. Caesar

9

Hace poco más de un año que Iggy Pop lanzó su álbum ‘Post Pop Depression’, sorprendiéndonos a todos con un título fresco y diferente al resto de su discografía. Ahora, bajo la dirección de Joshua Homme y Andreas Neumann, somos alcanzados por un documental del proceso de gestación previa y creación del mismo.

Joshua Homme, compositor y líder de la banda Queens of the Stone Age, fue quien acompañó a Pop en la aventura de este álbum, que tras ver el filme, nos queda muy claro que no fue cualquier cosa para ninguno de los dos.

La película nos habla con un lenguaje muy lírico a través de las palabras principalmente de los dos protagonistas del álbum, que sirven de narración honesta sobre su personalidad, sus preocupaciones y motivaciones alrededor del momento por el que cada uno pasaba en esos momentos de su vida. Ello se hace a través del diario de Homme, que sentía que debía escribirlo todo, y las valoraciones de un Pop que ya se ve con experiencia pero algo preocupado por conseguir una obra culmen en su vasta carrera.

Las imágenes son muy sugestivas desde el principio y nos llevan a la intimidad de los personajes y a sus entornos. Estas son abrasivas cuando nos acercamos al desierto de Joshua Tree, lugar donde empezó a grabarse el disco, y frenéticas en el tour de presentación posterior.

Se trata pues de una película de los sentimientos alrededor de la música más que del proceso técnico en sí. Dean Fertita (QOTSA, The Dead Weather) y el batería Matt Helders (Arctic Monkeys) son “dos músicos conservadores” para Pop y Homme que fueron cuidadosamente elegidos por ellos dos para la grabación del largo precisamente por eso, como contrapunto a los dos líderes. Y de ellos percibimos eso, lo que se nos enseña de sus personalidades, la enorme responsabilidad que sienten al trabajar con la leyenda del punk y la excitación que ello les produce.

Si algo tiene de bueno la película es que sabe separarse de ‘Post Pop Depression’ y de querer contarlo todo, y no se deja caer en las dinámicas aburridas de otros documentales o ‘Making of’ de piezas musicales. “American Valhalla” es una obra propia que toma varias historias personales alrededor de un producto, y crea una poesía visual narrativa con ritmo y personalidad.

El comienzo de la película es algo teatral, con algunas frases profundas que parecen querer introducirnos ese carácter de Homme, pero la película cierra el círculo sobre sí misma y nos demuestra que con cierto contexto esas palabras adquieren todo un sentido propio. Si el principio es más críptico y preciosista, el clímax viene en la parte final, con un tour que a todos nos deja sorprendidos como a los propios protagonistas, y que adquiere estatus de hecho legendario a través de los músicos (atentos a la reflexión de Homme tras el concierto del Royal Albert Hall).

“American Valhalla” es, en fin, un homenaje a un álbum que unió a músicos muy diferentes a conseguir algo “único” y, para Homme, verdadero mensajero espiritual del documental, un proyecto colectivo “que no se volverá a repetir”. Es, como digo, un homenaje que no habla de una producción, sino de sentimientos y de dinámicas de trabajo.

Lejos de suponer un capricho de músicos ya pasados de vueltas, “American Valhalla” nos hace asombrarnos y tener ganas de revisitar ese álbum que tras ver la película, tenemos claro que hará a Iggy Pop morir en paz consigo mismo; y al resto, sentir que no han dejado escapar la oportunidad de sus vidas.

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.