john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

Vergüenza torera

Blog: Palabra de Mariskal

28 septiembre, 2015 3:38 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Así se llama el nuevo disco de Rosendo; más Leño y con más mala leche que nunca. Lo he escuchado en el despacho del presidente de Warner, Charlie Sánchez, y el Rosen vuelve a reinventarse, hay una balada pero las guitarras sangran. Toca para los suyos y se acabó el mamoneo para complacer a todos. Sale a finales de septiembre. Buen comienzo para esta crónica después de un verano muy caliente en el que, como podéis comprobar en este nuevo número,   hemos estado en casi todas partes, reafirmando nuestra filosofía de seguir haciendo periodismo musical vivo e independiente. La mejor prueba son las excelentes ventas -que nos mantienen vivos- del número anterior, con las 100 páginas y el “regalo” de la revista líder Biker Zone que une a moteros y rokeros. Seguiremos con estas aventuras conjuntas dada la buena acogida que ha tenido.

Hablando de motos, no me perdí en Barcelona otra cita con el Harley Days. Allí, Enrique Mayor y su equipo de Biker Ediciones montaron stand con su espectacular colección de motos antiguas y pude ver a los chicos de Hard-Wires, que dejaron la enseña del hard-rock muy alta. El día antes –no lo vi- había estado Rafa Blas también con mucha expectación. Lo que no me perdí esa misma noche en Pedralbes fue a Crosby, Stills and Nash. Allí me planté como un clavo  para reencontrarme con uno de mis iconos radiofónicos en mis comienzos en aquel pionero programa llamado Musicolandia. Me voy con el promotor Robert Mills y su chica y entre otra mucha gente que saludo, están mis amigos y colaboradores Amós, doctor y locutor que ha venido desde Las  Palmas, y Carlos Sempere desde Alicante. A la salida me abrazo con el gran Jordi Tardá. Excelente montaje y organización de la gente de Houston Party en un lugar único. Barcelona, siempre Barcelona, como puente para plantarme en Londres y ver a los Stones en Hyde Park. El milagro continúa. Incombustibles de verdad, como siempre. Jagger con setenta tacos ya y corriendo y provocando como en los mejores tiempos. Al Muniesa me lo encuentro en primera fila como no podía ser de otra manera. Londres insoportablemente caro y apestado de jodidos turistas. Brian Jones siempre presente. En Junio había vuelto al norte de Marruecos con Luis Massot de Taifa para seguir tras las huellas del Rolling maldito y su histórica colaboración con los Masters de Joujouka y las visitas posteriores a Tánger de Jagger, Richards y Wood.

De Londres a Gredos, ahí es nada. Lo de Músicos en la Naturaleza mola un montón. Estas sierras ofrecen parajes a la suiza y la movida rock-naturalista  se consolida cada año. Es mi primera  vez y seguro que repito. Sobre todo si apuestan por gente como los Purple que han estado fantásticos en contraposición a algunos conciertos para olvidar. Hasta Gillan se ha mostrado “sobrao”. Me lo paso en grande con Loquillo y los suyos, donde destaca el guitarra Jaime Stinus, viejo amigo. Un hacha. El Loco me regala una botella de vino con su nombre que se comercializará próximamente .En la zona VIP me encuentro con Robe Iniesta que veranea en la cercana Plasencia y parte de su clan. No quiere “afotos” pero sí Alen de Marea y Uoho. Lisboa me espera.

La capital de Portugal es balsámica y reconfortante por muchas cosas, y está tan cerca… La sombra del gran Pessoa me puede y me pierdo por los viejos barrios esperando a la banda ceutí Sheilan, que se ha venido en bus desde Algeciras para tocar con varias bandas de aquí en pleno Agosto. Olé sus esos. Mientras muchos no hacen nada más que dar la vara en Internet quejándose de todo, otros como estos se montan un minifestival  en uno de los  templos del rock portugués, la sala República Da Música en el centro de la ciudad. Son muy buenos y dejan a los portugueses boquiabiertos. Otra vez me subo a un escenario portugués a presentar en honor a mis raíces maternas.

Lo del Leyendas de este año, inconmensurable. Ya era hora de que Marcos Rubio viera compensados sus esfuerzos con implicación familiar a tope consiguiendo un Leyendas 10. Tanto en concurrencia como mejor cartel de su historia, sin olvidar, como siempre, a los emergentes. Algunos le deberían rezar cada noche. Recuerdo que fuimos juntos a Londres a ver el festival High Voltage y me decía con tristeza que nunca podría hacer una cosa tan guapa. Pues este año sus dos citas han rozado esos listones guiris. Como es costumbre, también baño de afecto para nosotros, con cientos de fotos y abrazos con lectores y oyentes de todo el Estado. Hice jueves y viernes .El sábado de madrugada salía a toda pastilla para Guijuelo, Salamanca. Sí, donde el jamón. Han recuperado su Jamón Rock gracias a la gente de Rencore y su enrollado alcalde Jesús Ramos, que no faltó al cartelazo de buenas bandas locales y Overloud, PL Girls, Zero3iete y El Drogas, al que veo en excelente forma y orgulloso de ser abuelo. Con Brigi pasamos un buen rato en camerinos. Subo a presentar conmigo a uno de eso héroes locales impagables, Paco Jiménez y su Tresacordes Rockshow.  Cerca termino el periplo veraniego hasta el momento: Villanueva de la Vera, es el  pueblo cacereño en las estribaciones sur de Gredos donde se criaron los hermanos Escobedo. El pueblo, donde aún viven sus padres, le dedicó a Sôber una plaza donde cada año el ayuntamiento -también con alcalde joven y rokero, José Rodríguez– monta una semana cultureta de la juventud con el cuarteto de protagonista y amigos invitados. En esta ocasión abrieron los murcianos de Darknoise que presentaron temas de su nuevo disco. Concierto más que entrañable en su propia plaza. También invito a subir al escenario a mi amigo Paco Molina, presidente de APADIS (Asociación de Padres de Personas con Discapacidad Intelectual) que ha venido al concierto con un grupo de chicas y chicos que se lo han pasado en grande. En mayo pasado habíamos estado dando un acústico en su sede de San Sebastián de los Reyes y ahí salió la idea para que vinieran invitados por el pueblo y el grupo. Todo muy emotivo y familiar. Regreso a Madrid con el mejor de los pagos: una caja de productos de estas fértiles tierras de la huerta del padre de los Escobedo, Longinos, que junto a su mujer Consuelo estuvo en primera fila. En el backstage, Nico, con  un mes de vida y primer hijo de Jorge, asiste por primera vez a un concierto de su padre entre berridos reclamando la teta de su madre. Me queda tiempo para meterle el chupete, que rechaza una y otra vez. Tiene madera de heavy. Prometo regresar el año que viene.

No quiero cerrar estas notas estivales sin mencionar los esfuerzos de Paco “Füel” para montar en Collado Villalba, cerca de Madrid, el festival Pueblo Rock con su propio combo y gente que sigue ofreciendo muy buena marcha: Coz, Beethoven R., Onlyrica, Regresión y Mescaleros -estos dos venidos de Barcelona- pusieron clase y calor a una noche de mucho frío traicionero no apto para cobardes. Valiente y emocionante también la que montó Andrés Ochaíta -un histórico y brillante ejecutivo de la entonces boyante industria discográfica- con la Fiesta de la Industria y los Medios (FIM). Me reencuentro con un montón de viejos colegas y disqueros y reflexiono que si estos hablaran tendríamos el mejor mapa de las glorias y miserias de la historia de la música en nuestro  país. Entre tanta movida estival no pierdo la sana costumbre de leer, y mucho. Sobre todo clásicos. Pero me sumerjo con placer en “Un Toledo sin Corpus” de nuestra colaboradora Angelines Medina, y no porque me pidiera que la hiciera el prólogo, sino por la temática musical dura que pone banda sonora a una novela muy sensual y entretenida. Cierro con bronca; sana, pero movidón la que se montó en la radio con la presencia de Gorky, el cantante de los cubanos Porno para Ricardo, que vinieron de gira europea. Estuvo encarcelado por una ley de tipo franquista de vagos y maleante y dos veces en La Habana clamé por su libertad en los escenarios del Patio de María y en la gira con Sugarless en el Salón Rosado. Ahora en libertad le echa huevos para vomitar contra el castrismo y encima volver  a la isla y no exiliarse como hacen la mayoría. Tipo con huevos que con su grupo da un contundente show de punk refinado en una pequeña sala madrileña donde nos juntamos no más de cien en una noche que en el futuro será histórica. Muy recomendable si omiten tanta perorata panfletaria. Hablo con Benito Zambrano que metió su música en su película Habana Blues y con Sabino Méndez, que junto con Loquillo y más gente firmaron manifiesto por su libertad.

Redacción

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.