ivanallue2
blanco y en botella
cath gairard
hermana furia
kutxi romero
jei pir

A vuelta con las portadas…

Blog: Palabra de Mariskal

28 septiembre, 2015 3:38 pm Publicado por  Deja tus comentarios

¡Oh, las portadas! Todos los que en algún momento ganan -y en algunos casos solo rozan- la gloria la quieren, la desean, sin reflexionar que, al menos aquí, desde hace más de treinta años LAS PORTADAS SE GANAN, NO SE  PAGAN. Muchas  veces hemos rechazado enérgicamente la transa de más publicidad por estar en esa primera plana que todos ven y que reafirma la grandeza de unos pocos privilegiados .Y eso que subsistimos solo de las ventas y los ingresos publicitarios, sin ningún tipo de subvención y fuera del circuito de la publicidad estatal que se reparten los poderes mediáticos fácticos de siempre. Encima cada vez que nos salimos de los iconos clásicos en esa deseada cubierta (peor si el o los protagonistas son “hispanocantantes”)  el corazón nos palpita pensando que algunos pasarán de nosotros por el mero hecho de ser valientes y correr riesgos apostando por el futuro. Lo hicimos muchas veces desde que en los primeros números de la Heavy Rock apostamos entre otros por Metallica (vuelven una vez más en este número que tienes en tu manos) cuando no tenían multinacional detrás, recorrían Europa en furgoneta y les pagaban con chapas de Coca-Cola. Triste realidad que hemos sufrido en nuestras carnes la de los que solo buscan estrellas cegadoras en la primera plana.

Pero no escarmentamos. Los dos últimos números han sido de riesgo y escribo sin saber cifras de ventas y con la incertidumbre de saber si hay otro agujero en nuestras maltrechas cuentas por  mor de esta puta crisis a la que nos ha condenado una clase política descerebrada y corrupta que ha gobernado como una banda de desalmados mafiosos. Por eso quieren mucho pop hedonista y frívolo. Al  rock, a la progresía, contra más lejos y silenciada mejor.

Tanto Warcry (número 355) como Avenged Sevenfold (356) son dos refrescantes y contundentes apuestas a ganadores. Los asturianos se han dedicado a hacer buenos discos y conciertos memorables, asentándose en  una carrera sólida y fiel a sus seguidores, y encima fuera del circuito de las multinacionales. Ya son una realidad de la que todos nos sentimos orgullosos. En cuanto a los californianos, más de lo mismo pero con el aval de un sello internacional -Warner- que apuesta también por futuro, y en España más. Fusionada ahora con EMI, y con toda esa reminiscencia “independentista” de aquellos héroes del sello Dro, nuestro rock tendrá oídos que lo escuchen y nuestros músicos una puerta abierta al mundo entre tanto artista grande que esos sellos disqueros aglutinan.

Luego están los que no se resignan a perder ese status que alguna vez tuvieron. Cavan sus tumbas haciendo discos infumables, arruinando a promotores, vendiendo su alma al diablo por pintar la mona donde sea. Se miran al espejo y ni se reconocen, pero nos vienen a echar las culpas a los medios en vez de parar, pensar y enderezar el camino que los puso alguna vez en el Olimpo de los grandes. ¡Matan al mensajero!

Benditas portadas, que han sido el testimonio vivo de la historia y nosotros unos privilegiados de haber llegado a configurar trescientas cincuenta y siete. Algunos protagonistas son parte del pasado ya, nosotros gracias a vuestra generosa fidelidad hemos llegado hasta aquí y con ganas de seguir peleando,  aunque solo sea por los que han crecido leyéndonos. Algo habremos hecho  bien.

¡Viva El Rollo!

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.