javier garcia pelayo
keith richards
el rey salitre
johnnybzero
la jaula
flesh for shredder
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Soda Stereo: a 30 años de “Canción Animal”, uno de los discos más importantes del rock en español

7 agosto, 2020 3:21 pm Publicado por  1 Comentario

El 7 de agosto de 1990, la banda integrada por Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti editó su disco más exitoso, el cual marcó un antes y un después en la historia del grupo y del rock latinoamericano. A tres décadas de su lanzamiento, HERNÁN OSUNA realiza aquí un recorrido exhaustivo por aquel álbum cuya presentación incluyó un tour maratónico de dos años por 30 ciudades de Argentina, otros países del continente, Norteamérica e incluso España.

Con ‘Canción Animal’, Soda Stereo se transformó en la agrupación más grande del rock latinoamericano hasta ese momento, sólo siendo superados años después por los mexicanos Maná. Grabado en los Criteria Recording Studios de Miami (Estados Unidos), el álbum vio la luz el 7 de agosto de 1990 a través de Sony Music. Fue producido por Gustavo Cerati y Zeta Bosio y, además de Cerati (voz, guitarras), Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería, programaciones), contó con la participación de Daniel Melero (teclados, aporte conceptual), Tweety González (teclados) y Andrea Álvarez (percusión y coros). Todos ellos formaron parte de La Gira Animal, el tour más ambicioso que realizó un grupo argentino hasta hoy. Ninguna banda recorrió el país de esa manera, con ese nivel de convocatoria y fastuosidad.

El arte de tapa de ‘Canción Animal’ fue realizado originalmente por Alfredo Lois, pero finalmente Cerati rehízo la portada con otro concepto: la veleta que se ve a la izquierda era una representación del espíritu joven y descontracturado de Charly Alberti; el tensegrid de palitos de madera de la derecha hacía alusión al equilibrio que Zeta Bosio le daba al grupo y,finalmente, la imagen de los leones copulando representaba la relación volátil y tensa, una relación “animal”, que unía a Gustavo Cerati con Paola Antonucci, su novia de ese entonces (más adelante se volverá a mencionar, ya que sin dudas fue una figura clave que inspiró muchas letras del CD).

Volviendo al tour, cabe destacar que la Gira Animal tuvo una duración total de dos años y marcó un antecedente único en Latinoamérica hasta ese momento: toneladas de equipos viajando en micros y camiones que iban simultáneamente de una ciudad a otra, dos escenarios móviles y un recorrido por 30 ciudades de la Argentina que incluyó un show de presentación ante 45 mil personas en el Estadio de Vélez Sarsfield. Era la primera vez que una banda del país llenaba una cancha de fútbol. Soda llevó todo a un nivel masivo de éxito, agotando entradas en cada lugar donde se presentaba.

A nivel internacional, el recorrido depositó a la agrupación en Puerto Rico, Paraguay, Uruguay, Venezuela, México, Estados Unidos y Colombia. Finalmente, Cerati y los suyos llegaron a España para brindar dos conciertos en Madrid, uno en Oviedo, otro en Sevilla, uno en Valencia y el último, de cierre de gira, en la sala Zeleste (hoy Sala Razzmatazz) de Barcelona, el 30 de mayo de 1992. En resumen: 81 shows divididos en tres etapas, desde el 7 de agosto de 1990 al 30 de mayo de 1992.

Bosio, Cerati y Alberti en una imagen promocional para prensa de 1990. Foto: Caito Lorenzo / Alfredo Lois.

El maratónico despliegue alcanzó su cénit el sábado 14 de diciembre de 1991, cuando el grupo de Cerati, Bosio y Alberti y sus músicos de gira, tocaron ante más de 250 mil personas (otras fuentes dicen que fueron 350 mil y hasta se habla de 450 mil) en la Avenida 9 de Julio, una de las principales arterias de la Ciudad de Buenos Aires. Una multitud interminable – más de 20 cuadras de gente- configuró un marco inolvidable, pero a la vez asfixiante para el grupo. Es decir: ¿qué más podés conquistar en tu país luego de que cientos de miles de personas vayan a ver tu show y coreen tu nombre? ¿Se puede llegar más alto? Esa noche, al terminar, Cerati gritó desde el escenario: “¡Socorro! Los amo”.

Canción Animal, disco que marca el ingreso de Daniel Melero como “el cuarto Soda”, está fuertemente influenciado por el rock alternativo de principios de los 90 (Screaming Trees, Pixies y otros) y por un revisionismo de bandas argentinas de los 70’, como Pescado Rabioso, Manal, Color Humano y Vox Dei. Se percibe al grupo más visceral e instintivo, con baterías marcadas, riffs agresivos y un sonido envolvente.

Considerado como el mejor álbum de la banda en toda su carrera y uno de los discos más importantes del rock en español, ‘Canción Animal’ alcanzó el puesto 2° de los 250 mejores álbumes del rock iberoamericano por la revista Al Borde en 2006 y el puesto 9° de los mejores 100 álbumes del rock argentino por la Rolling Stone Argentina en 2007. Aquí, un resumen tema por tema de esta magnífica obra que, como decíamos previamente, marcó un antes y un después en la historia del rock latinoamericano:

01- “En el séptimo día”. El tema que abre el álbum exhibe de algún modo la personalidad de Cerati: una persona que, hasta el final, siempre estuvo en movimiento. Por eso se pone en hater al principio y exclama: “Odio este domingo híbrido de siempre”. Y para terminar con la pereza corta un riff rockerísimo atravesado por el groove en síncopas de la batería de Charly Alberti y el bajo pulsante de Zeta Bosio. El tema está en 7/8, un compás irregular más predominante en el rock progresivo. Quizás el 7/8 más famoso de la Argentina, junto con los compases (también en esa métrica) de “Cheques” de Luis Alberto Spinetta.

02- “Un millón de años luz”. Cerati en su versión más Joe Satriani, si se quiere. Un track rockero mixturado con los teclados de Tweety González, voces susurradas y una línea del bajo que guarda reminiscencias con “Tempted” de Squeeze. La batería de Charly Alberti, un experto en tocar lo que requiere la canción, acompaña con lo justo y necesario, abriendo el plato hit hat (llamado charles en España) generalmente en el 4 tiempo del beat. “No vuelvas sin razón/ no vuelvas/ Yo estaré a un millón de años luz”, canta Gustavo, en una letra de ruptura que parece hablarle directamente a Paola Antonucci.

03- “Canción animal”. El tema que da nombre al LP habla de la relación conflictiva que Cerati mantenía con su pareja de aquellos años. Según revela el periodista argentino Juan Morris en el libro “Cerati, la biografía”, lanzado por Editorial Sudamericana en 2015, en “Canción Animal”, el líder de Soda Stereo le pidió a su amigo Daniel Melero una letra que describiera su relación con la joven. Melero se tomó el trabajo en serio y logró un resultado inquietante, luego de incluso entrevistar a la propia Paola. El resultado, según cuenta Morris en el libro, sorprendió tanto a Cerati como a su novia. El tema comienza con el músico cantando: “Hipnotismo de un flagelo / dulce, tan dulce / Cuero, piel y metal / Carmín y charol”.

04- “1990”. Una de las sorpresas del disco. Un audio que camina entre el country y el folk y remite a influencias de bandas argentinas de los 70’ y al Led Zeppelin campestre de “Going To California” o “Bron-Y-Aur Stomp”, con una base de batería a lo The Beatles. En dicho track, Pedro Aznar (Serú Girán, Pat Metheny Group) participó como invitado especial y realizó arreglos de voces (el fragmento que dice “Baby, please” es suyo), y los coros son compartidos entre Daniel Melero, la percusionista Andrea Álvarez y Cerati. Un track juguetón, que de alguna manera le escapa al carácter oscuro del álbum y de la época en Argentina, atravesada por el primer gobierno de Carlos Menem.

05- “Sueles dejarme solo”. Tres acordes de base principal (Mi, Do, Re) le dan una energía emparentada con el grunge (un año después Nirvana editaría ‘Nevermind’) a uno de los temas más agresivos de Soda Stereo. Charly Alberti toca la batería de manera más fuerte y contundente. Su groove, unido al bajo de Zeta Bosio, el colchón de teclados de González, la voz magnética de Cerati y sus solos de guitarra incendiarios, generan un resultado abrasivo. En 2006, el grupo de rock alternativo Cabezones realizó una versión de esta canción en su álbum ‘Bienvenidos’.

06- “De música ligera”. OK, si no conocés a Soda Stereo, seguramente sí escuchaste esta canción alguna vez en tu vida. Por ejemplo: si no te interesa AC/DC, igual alguna vez escuchaste en la radio, en la TV, en la calle o en cualquier lugar “Back in Black” o “You Shook Me All Night Long”. Bueno, “De música ligera” es el himno universal de Soda, el tema que los identifica en cualquier parte del mundo. Cuatro acordes le bastaron a Cerati (SI menor, Sol, Re y La) para crear su canción más emblemática. La primera despedida de Soda, que tuvo lugar en el Estadio de River Plate (1997) e incluyó al recordado “¡Gracias… totales!” vociferado por Cerati, la hizo aún más épica.

07- “Hombre al agua”. Vinculado tanto a la navegación como al hecho de dejar atrás una relación (“Voy envuelto en la corriente”, “Todo volverá a ser como fue”), el séptimo tema de ‘Canción Animal’ es otro ejemplo clave de cómo una canción no tan sobrecargada – en términos de producción- es sumamente efectiva: una base de batería simple les da pie a teclados, guitarras y un bajo hipnótico que se suma paulatinamente. Luego, Cerati nuevamente se calza el traje de guitar hero con un solo furioso. La guitarra acústica de Tweety González refuerza el sonido y los teclados de Daniel Melero confieren un marco atrapante y misterioso. Todo está donde tiene que estar. Otro gran himno de Soda.

08- “Entre caníbales”. También incluida en el álbum unplugged ‘Comfort y música para volar’ de 1996, “Entre Caníbales” oscila entre la neopsicodelia y el rock alternativo. Hay un regreso al sonido acústico y, luego del solo de guitarra, la canción cambia su tonalidad: pasa de La menor a Sol menor. “Una eternidad esperé este instante”, repite el cantante y guitarrista al principio y al final, como recordándoselo a sí mismo.

09- “Té para tres”. La melancolía se hace evidente al principio de este track que justamente está en un tiempo de 3/4. Corría 1990 y a Juan José Cerati, padre de Gustavo y quien se encargaba de las finanzas de Soda Stereo, le habían diagnosticado un cáncer de pulmón. Ante ese difícil contexto, Cerati visitó la casa de sus padres en Villa Ortúzar para tomar el té durante las tardes con su padre y con su madre, Lilian Clarke. La tristeza de ver a su madre llorar por su padre, queda evidenciada en el rasgueo desesperado del músico que, conmovido, canta: “Te vi que llorabas, te vi que llorabas. Por él”. Juan José Cerati finalmente falleció el 3 de enero de 1992.

10- “Cae el sol”. Después del dolor, aparece el optimismo en esta canción compuesta por Cerati y Daniel Melero. Es de esos tracks para levantarse y encarar una nueva jornada con energías renovadas. Sin dudas, los teclados y los sintetizadores juegan aquí un papel preponderante: son la marca registrada de la canción. El beat de batería tiene algo de Depeche Mode y las guitarras viajan entre arpegios y capas superpuestas.

¿Quieres leer más sobre Soda Stereo? Lo tienes a golpe de un clic.

Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Pedazo de resumen hacia uno de los álbumes mas grandes del Rock Látino por parte de los argentinos SODA STEREO resumiendo de puta madre cada tema de tan histórico álbum en su 30 aniversario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.