Madness Live!
leyendasdelrock
Taken
azero
evildog
Tequila

Otoño de 1991: ¿La última época dorada de la historia del rock? (I)

Blog: Mariano Muniesa

27 septiembre, 2016 7:17 pm Publicado por  10 Comentarios

En estos días de septiembre-octubre estamos recordando que hace ahora 25 años, en el otoño de 1991, como casi todo lo que suele ocurrir en la historia, seguramente de forma involuntaria e inconexa, la salida al mercado de una serie de discos que hoy son considerados obras que marcaron un antes y un después en la historia del rock y la consagración de diversas tendencias emergentes en aquel momento en el mundo del rock como verdaderos movimientos de cambio musical, estético e incluso de actitud han hecho de aquellos meses que transcurrieron, más o menos entre agosto de 1991 y los primeros meses de 1992, una época que hoy quienes no la vivieron la imaginan como algo irrepetible, y quienes la vivimos, la recordamos con esa perplejidad que proporciona siempre el haber estado en el lugar adecuado en el momento preciso, pero no haber sido conscientes plenamente de ello.

Dicho en palabras de John Lennon, tan sabiamente recreadas en 1983 por Asfalto en aquella maravillosa canción llamada “Tenías Razón”, vivir esa sensación de que “La vida es todo lo que te pasa mientras tu estas ocupando pensando en otras cosas o haciendo otras cosas”. O tal y como me dijo Lemmy Kilmister en una de las ocasiones en las que le pude entrevistar, hablando de sus comienzos en la música: “Joder, ahora que lo pienso… en Londres entre 1969 y 1970, podías ver a los Rolling Stones tocando gratis en Hyde Park ante medio millón de hippies colgados, a Eric Clapton y Steve Winwood con Blind Faith en ese mismo escenario una semana antes, a Jimi Hendrix haciendo cada fin de semana una jam-session maravillosa en el Scotch Of Saint James, a Jeff Beck con Rod Stewart en el Rainbow Theater, a Yes teloneando a Pink Floyd, a Black Sabbath en el Marquee o a Led Zeppelin en el Royal Albert Hall, a los Doors en el Festival de Wight o a los Who tocando “Tommy” en el Hammersmith Odeon. Yo, te lo confieso, por lo único por lo que estaba preocupado en aquella época era por que mi camello me cogiera el teléfono”.

useyourillusion

Pongámonos en contexto: Primavera-verano de 1991. Quien suscribe estas líneas, que ya hacía radio en la legendaria Onda Verde, pionera de las emisoras libres de radio comunitaria en Madrid – y a la que dedicaré un blog en breve, que creo que se lo merece-  y ya colaboraba en Heavy Rock, trabajaba por las noches como técnico de control central en la Cadena Cope, en cuya Fm El Pirata disparaba cada noche su histórica Emisión Pirata. El Piri y yo ya éramos amigos de hacía mucho tiempo, pero al empezar a trabajar en la misma emisora de radio, estrechamos más nuestra relación y coincidiendo con un viaje de casi dos semanas que hizo acompañando en gira a Sangre Azul por México y Estados Unidos, me consta que se lo peleó para que yo, “el pelos”, quien no era precisamente muy bien visto por determinada gente de la emisora, se pusiera al frente de la Emisión Pirata sustituyéndole mientras él estaba fuera.

En el verano-otoño de ese mismo año de 1991, sucedió lo mismo, con lo cual pude desde esa posición, más allá de los comentarios de los colegas en el Canciller, la Sukursal o los demás garitos heavys de Madrid, palpar, percibir lo que estaba pasando y como reaccionaba la gente ante esos lanzamientos, esos nuevos discos y esos cambios que tan precipitadamente empezaban a suceder en el mundo del rock.

Era todavía finales de agosto, y todavía se podía disfrutar de ese Madrid medianamente apacible, no saturado de coches, pitos y claxons, y sobre el día 25 ó 26 si no recuerdo mal llegó a la radio la primera copia promocional del eternamente esperado ‘Use Your Illusion’ de Guns N’Roses. Precisamente el Pirata estaba viendo al zanahorio y al resto de la cuadrilla de los Guns en Suecia, en un viaje que él mismo debería contaros alguna vez por lo accidentado que fue según se dice, por la presencia de un conocido músico-periodista con acreditada fama de “gafe”, y a mí me toco presentar para toda la audiencia de la Emisión Pirata un disco que en ese momento esperaba todo el planeta desde hacía más de un año y medio de la banda que en ese momento, y en dura competencia con Metallica, acaparaba el liderazgo del mundo del Heavy Metal.

Obviamente, lo pinché sin haber tenido tiempo de escucharlo antes -llegó por mensajero diez minutos antes de que diera comienzo la emisión en directo- y por tanto, lo primero que puse fue “Right Next Door To Hell”, y después “Get In The Ring”, del segundo volumen. A mi personalmente me gustaron ambos temas, pero todas las llamadas de telefóno de los oyentes -obvio es decirlo, en 1991 no existía Internet, ni chats, ni facebook, sólo el teléfono, que explotaba de llamadas siempre en cada emisión- coincidían en una frase: “si, tronco, mola, pero solo para esto ¿hemos esperado tres años?

Por otra parte, al trataGNRrse de un disco cuádruple, ‘Use Your Illusion’ era un trabajo que inevitablemente, tenía grandes canciones, las canciones que yo esperaba de aquellos fabulosos Guns N’Roses de los que me enamoré cuando les vi en el Donington del 88 como a mi juicio por ejemplo dentro de las más rockeras y más duras “You Could Be Mine”, el propio “Get In The Ring”, “Back Off Bitch”, que era el que guardaba una proximidad mayor con la rabia y la fiereza de los temas de ‘Apetite For Destruction’ o “Shotgun Blues”, baladas preciosas como “November Rain” o medios tiempos llenos de intensidad e inspiración como “Civil War” o su excelente versión de “Knocking On Heaven´s Door” de Bob Dylan. Pero por desgracia, también tenía, al ser un disco tan extenso, mucha morralla, mucho material de relleno, y canciones que a pesar de que llegaron a ser hasta editadas como singles, caso de “Estranged”, eran vulgares, desinspiradas y, digámoslo sin ambages, mediocres, como “Coma”, su blanda e inconsistente versión de “Live And Let Die” de los Wings de Paul McCartney grabada para la banda sonora de una de las famosas películas de James Bond o la melindrosa, cursi y empalagosa “Don´t Cry”, una de las peores baladas de la historia del rock.

25 años después, se recuerda su edición seguramente no tanto por la calidad general de sus temas, -que estaba muy por debajo de su genial debut de ‘Apetite…’-  sino por el hecho de que, obviamente sin que nadie pudiera imaginarlo en ese momento, sería el último disco hasta la fecha de los auténticos Guns N’Roses. Dos años más tarde editarían un refrito medianamente válido de versiones llamado ‘The Spaghetti Incident’, una desafortunada y aburrida versión del “Sympathy For The Devil” de los Stones en la que ya ni siquiera participó Slash, y cuando ya todo el mundo los daba por desaparecidos y se había olvidado de ellos, un patético intento de parecer “modernos” plasmado en una colección de retales sin el menor atractivo llamado ‘Chinese Democracy’, que si el zanahorio hubiera tenido un mínimo de respeto por sí mismo, por lo que significaba el nombre Guns N’Roses y por sus compañeros o ex-compañeros de grupo, que le elevaron a la fama y a los que él expulsó progresivamente de la banda, hubiera editado como W.Axl Rose y no como Guns N’Roses, pero… desde hace años, sé lo que se puede esperar de este pobre sujeto, ejemplo característico al cien por cien de lo que puede hacer la industria del mainstream yanqui con alguien con talento pero sin personalidad y lleno de contradicciones y complejos.

Como otros muchos, cortado el grifo de los ingresos por derechos de autor merced a la crisis discográfica de 2003-2004, y oliendo el aroma a dólares a corto plazo en forma de giras, Guns N’Roses han vuelto recomponiendo en parte la formación que grabó este disco con la impagable excusa del aniversario en 2017 de la edición de ‘Appetite For Destruction’.

Paradojas de la historia: matar el grupo, hacer explotar las tensiones internas y dejar languidecer una banda de leyenda para medio revitalizarla con un disco decepcionante y una reunión que ni siquiera fue tal sin ningún miembro original salvo el propio Axl Rose en 2008, han hecho posible convertir en un clásico a un disco que aún teniendo algunos temas muy buenos, hoy por hoy solo se admira coosbourne-ozzymo el testamento de un grupo ya roto para siempre a pesar de reuniones más o menos oportunistas que ni siquiera fue capaz de superar medianamente su disco debut.

También en esos mismos días, aunque con mucha menor promoción, y mientras el Pirata seguía en Suecia, nos llegó a la radio el que hoy por hoy, considero -igual que muchos fans del de Birmingham- el mejor disco de toda la trayectoria de Ozzy Osbourne, el grandioso ‘No More Tears’.

Ozzy Osbourne, a pesar de que es alguien que pertenece por derecho a la historia del rock con mayúsculas, durante los últimos años ha visto muy devaluada su imagen pública debido a esa estúpida y absurda exposición al linchamiento público que suponen los llamados “reality shows”, y aunque al menos en mi opinión, pocas justificaciones puede poner al descrédito en el que ha caído, en modo alguno puede ver devaluada su valiosa aportación en lo musical a la historia del Heavy Metal antes de dejarse narcotizar por el poder de la televisión y del mainstream, gracias a ‘No More Tears’.

‘No More Tears’ es en ese asalbum-no-more-tearspecto, el mejor ejemplo de un artista que en aquel momento, recién rehabilitado de su alcoholismo y con una nueva banda en la que destacaban como guitarrista nada menos que Zakk Wylde como guitarrista, el tristemente fallecido Randy Castillo como batería y Robert Trujillo -hoy en Metallica- como bajista, logró sacar a la luz lo mejor de sí mismo, de su capacidad como compositor y de su carisma como intérprete una colección de temas que en este caso, sí que fueron un éxito total casi inmediatamente después de ponerse este disco en el mercado.

Desde el inquietante, misterioso y superheavymetalero “Mr.Tinkertrain”, a los super heavymetaleros “Zombie Stomp”, “Hellraiser” o el fabuloso “I Don´t Wanna Change The World” al magnífico medio tiempo “Desire” o a la maravillosa balada “Mama, I´m Coming Home”, -dedicada a su mujer Sharon, y no a la madre de Ozzy, como mucha gente pensaba- Ozzy hizo en este trabajo una obra maestra absoluta, que en opinión de muchos fans suyos que comparto, no ha vuelto a superar. Un álbum de tal maestría, de tal energía y tal excelencia, que para apreciarlo en su auténtica dimension, quizá tan solo quepa recordar donde están ahora cada uno de sus miembros: Trujillo en Metallica y Zakk Wylde como pionero de toda una forma de entender el Heavy Metal en América con su Black Label Society convertida en un formación sin la cual no es posible entender el heavy metal actual en Estados Unidos.

 

Por supuesto, más acontecimientos sucedieron en ese singular otoño de 1991, pero… os las contamos en otro momento. Muy pronto, de verdad.

Próximo blog: Metallica y el grunge en 1991

Mariano Muniesa
Sígueme

Mariano Muniesa

Periodista Musical at Mariskal Rock & La Heavy
Mariano Muniesa acumula una larga trayectoria en el periodismo musical tanto en prensa escrita como en radio y TV. Ha dirigido programas en las principales cadenas de radio del pais (Cadena 100-COPE, Onda Cero, SER-40 Principales) en 40TV-Canal Plus y Onda 6 TV y es autor de numerosos libros biográficos y ensayos sobre el mundo del rock: Rolling Stones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Metallica, Barón Rojo, AC/DC y un largo etcétera.

Descubre su blog La Comuna: http://marianomuniesa.blogspot.com.es/
Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

10 comentarios

  • Frank says:

    Ufff… Mariano… Sobre Guns N’ Roses, esperaba más o menos lo que dices pero debo confesar que me he quedado atónito al leer tu opinión acerca de Estranged, Don’t Cry y Coma; a mi personalmente me parecen obras de arte, especialmente las dos primeras, y creo que con el tiempo han ido cogiendo más grandeza, no sé… Igual es que soy “demasiado” fan de ellos, jejeje… Chinese Democracy me parece correcto. Mitad bueno, mitad flojo… Es mi opinión. Aunque por otra parte, por eso mismo te tengo tanta admiración, porque eres de los pocos periodistas a día de hoy que se mojan como sólo tú lo haces y aunque esta vez tengamos opiniones distintas yo personalmente te la respeto y la comprendo. Por lo de Ozzy poco más que añadir a lo que tú comentas. Un auténtico clásico en su mejor momento a todos los niveles. Espero la segunda parte de este blog pronto tío… ¡Un saludo! 🙂

  • Jimmy says:

    Quien conozca al señor Muniesa desde hace años , recordará una destructiva crítica que hizo del concierto de los gunners en Madrid en el año 93 ,
    Descargó toda su mala baba en la heavyrock , yo estuve en ese concierto y no me pareció ningún timo , por lo que no me sorprende, como destripa a los illusions, que aunque a él le pese formó un hito en la música en general, me alegro de que no hicieran un segundo appetite como este señor por lo visto quería, esto Mariano se llama evolucionar musicalmente.
    Tristemente, hay gente, que aunque pasen muchos años ,siguen con la misma cantinela , que aburrido !!!

    • Pablo Go says:

      Yo no estuve, pero no me extrañaría que el concierto fuera así de malo. Otra cosa distinta es que no se hizo, hace ni hará algo igual con los conciertos malos de otros. Por ejemplo, nunca hay bolo de Maiden malo, y yo he ido a varios.

  • Eddy Roma says:

    Mariano, saludos desde Guatemala. El bajista que tocó en “No More Tears” fue Mike Inez. Con ello atrajo la atención de Alice In Chains.

  • Pablo Go says:

    Muniesa, el séptimo Gunner….
    Los Ilusion están de muy buen ver. Lo malo es la duración. Si me pones un álbum con: You could, Pretty tied, 14 years, Dust and, dont cry, november, Bad ob, the garden y alguna más, se come al apetite, el cual, aunque me pone los pelos como escarpias, está empezando a sobrevalorarse un poco

  • NachoBassPérez says:

    Totalmente de acuerdo con el comentario de Félix. Las críticas a
    “Estranged” y “Coma” son totalmente absurdas. Claro que hay canciones de relleno en los ‘Illussions’, pero no son esas precisamente. Calificar esas dos canciones como “vulgares, desinspiradas y …mediocres” es de alguien que no tiene cultura musical, en general, y de rock, en particular.

    Y respecto Robert Trujillo y el ‘No More Tears’: Robert entró a la banda de OZZY en 1996, creo. De hecho, cuenta la leyenda que la línea de bajo de la canción ‘No More Tears’ es de Mike Inez, aunque quien participó en las grabaciones del albúm fuera Daisley.

    Comprendo que es artículo de opinión y todos tenemos la nuestra, por supuesto, pero hay cosas que no se pueden dejar pasar por alto.

    Salud y RockNRoll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.