keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Nirvana en Buenos Aires: 28 años de aquel traspié grunge en Argentina

30 octubre, 2020 6:46 pm Publicado por  4 Comentarios


Un 30 de octubre, pero de 1992, la banda liderada por Kurt Cobain llegó por primera y única vez a Buenos Aires en medio del éxito masivo cosechado tras la grabación de ‘Nevermind’. Pero, ¿por qué ese show es caratulado como una de las peores experiencias en la carrera de la Nirvana? Aquí te lo contamos.

De como una fiesta grunge puede terminar mal, si hacés cabrear a Kurt Cobain”. Así podría titularse un resumen de lo que aconteció el 30 de octubre de 1992 en la primera y única visita de Nirvana a la Argentina, que se dio en el marco del Coca Cola Rock Festival. Hoy, a exactamente 28 años de aquel show, te contamos qué fue lo que sucedió aquella noche en el Estadio José Amalfitani del club Vélez de Buenos Aires.

En primer lugar, cabe resaltar que el grupo llegó al país en el pico máximo de su popularidad, tras la salida de ‘Nevermind’, un álbum que puso al grunge y a Seattle, ciudad natal del grupo, en el mapa global. Producido por Butch Vig, el LP vio la luz a través de DGC Records y llegó a vender 300.000 copias a la semana para 1992. En enero de ese año, desbancó al disco ‘Dangerous’ (Michael Jackson) del número uno del Billboard. A día de hoy, se han vendido más de 30 millones de copias del ‘Nevermind’.

Bochorno, la furia de Kurt y la vendetta de Nirvana

Cartel del Coca Cola Rock Festival de 1992.

Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl llegaron a la Argentina el 29 de octubre de 1992 y aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. El trío arribó junto a Courtney Love y Frances Cobain, esposa e hija de Kurt respectivamente, y la banda telonera del show, Calamity Jane, un grupo oriundo de Portland integrado en su totalidad por mujeres.

El día del concierto todo parecía marchar bien, y alrededor de 50 mil fans (20 mil, según otros registros) se aprestaban a disfrutar del show de Cobain y compañía, pero las cosas dieron un giro inesperado: tras la apertura de la banda local Los Brujos (la leyenda dice que Nirvana plagió el tema “Kanishka” de Los Brujos con su canción “Very Ape”; hablaremos de ello más abajo), llegó el turno del otro grupo soporte: Calamity Jane. Cobain, un feminista declarado y abierto antimachista, las había invitado a la gira y estaba muy contento con ellas.

Desde el primer minuto en escena, las Calamity Jane sufrieron una verdadera calamidad: el desprecio total del público. La multitud comenzó a arrojar objetos al escenario, a insultar, y humillar al grupo femenino. Tal fue la falta de respeto y el impacto psicológico de la experiencia, que la agrupación no volvió a subirse a un escenario por 18 años. Así lo recordaba la vocalista Gilly Ann Hanner en una entrevista con el diario Clarín años después: “Lo que sucedió en Buenos Aires fue que todo era inmenso y que teníamos una barrera con el lenguaje. Estábamos fuera de nuestro elemento, mientras nos arrojaban monedas, escupidas, piedras y algunos incluso exhibían sus penes. Nos gritaban ‘¡put..!’ y mostraban los genitales, así que más allá de la impaciencia que podían tener por ver a Nirvana, lo tomamos como algo de género”.

¡Sabotaje!

Totalmente enfurecido, Kurt Cobain amenazó con suspender el concierto. Seguramente tomar tal decisión hubiera complicado aún más las cosas, así que el cantante y guitarrista salió a tocar con sus compañeros, pero con la decisión de “cobrársela” (darle un escarmiento), como decimos en Argentina, al público del Estadio Amalfitani por semejante falta de respeto hacia las Calamity Jane.

De entrada, el trío grunge dejó en claro que iba a hacer lo que quisiera esa noche. Modificaron sorpresivamente su setlist y comenzaron con “Nobody Knows I’m New Wave”, una canción que tocaron por primera y única vez en Buenos Aires. Inicialmente la actuación parecía transcurrir como en un local de ensayo, pero era parecido a una de esas tardes en las que una banda preferiría hacer cualquier cosa menos ensayar

Minutos después llegó la furia: en plena Nirvanamanía y con “Smells Like Teen Spirit” sonando en todas las emisoras radiales hasta el hartazgo (algo que Cobain aborreció), el grupo se enfocó en todas sus canciones más desafiantes y anti marketing. Luego de la rabiosa “Aneurysm”, Cobain amagó hábilmente –como un Ronaldo en sus mejores años junto a Los Galácticos del Real Madrid- con interpretar “Smells Like Teen Spirit”, engañó al público y encaró “Breed” con la ira de un rotweiller fuera de sí. Apenas terminó la canción, otra vez lo mismo: intro de “…Teen Spirit” y nuevamente… nada. No la tocaron y prosiguieron con “Drain You”.

F#ck You, Buenos Aires

Más tarde, un Cobain visiblemente desganado cantó el principio de “In Bloom”, casi de manera hablada. Antes, hubo una especie de jam -cómica e infantil- entre Novoselic y Grohl, quien tocó una batería para niños con desprolijidad, bien adrede. El público no entendía bien de qué iba a la cosa, pero aplaudía: lo cierto es que el grupo estaba muy enojado y hacía lo que se cantaba. El show finalizó con “Blew” y Kurt se despidió de manera muy distante, mientras que Dave agradeció. Luego, regresaron para los bises con “All Apologies” y “Endless, Nameless”, un cierre extendido, desencajado y desalineado. Antes de retirarse, Cobain rompió su guitarra Fender, dando muestras de la bronca que tenía esa noche.

Dos datos y una leyenda

El periodista argentino Sergio Marchi, quien trabajaba para el diario Clarín en esa época, y es autor de exitosas biografías como ‘No Digas Nada’ (Charly García), ‘Pappo: El Hombre Suburbano’ (Pappo) y ‘Spinetta: Ruido de Magia’, sobre Luis Alberto Spinetta, entre otras publicaciones, fue el único que tuvo la oportunidad de entrevistar a Cobain luego del show. A continuación, un extracto del diálogo, que reproduce el sitio garagedelrock.com:

– Se te vio enojado en el escenario.

– Fue así.

– Tampoco tocaron “Smells Like Teen Spirit”…

– No, la gente fue tan mala con Calamity Jane que no se merecía escuchar la canción (se ríe). Fue mi manera de mandarlos al demonio.

Carta de Kurt incluida en ‘Incesticide’ en la que explica el mencionado incidente con Calamity Jane. Click en la imagen para ampliarla.

En su disco de rarezas ‘Incesticide’, Nirvana hace una mención a tal nefasto episodio indicando “…pagarle a Calamity Jane 5.000 dólares para ser abucheados por 20.000 “macho boys” en Argentina”. Aquí se puede leer el booklet, con una carta de Kurt, en la que exhibe su bronca contra el público argentino.

Más arriba, se mencionaba que la banda local que abrió el show de Nirvana fue Los Brujos. En ese entonces, el grupo argentino se encontraba disfrutando del éxito, tras la difusión de su hit “Kanishka” (dedicado a un rey cachemiro), que formaba parte de ‘Fin de Semana Salvaje’ (1991), su LP debut. Los Brujos telonearon a Nirvana en el Estadio Amalfitani y a Iggy Pop en Obras Sanitarias. Volviendo al show junto al trío grunge de Seattle, cabe destacar que ambas bandas compartieron backstage e intercambiaron charlas y discos. La leyenda dice que Nirvana tomó prestados los acordes de “Kanishka” de Los Brujos a la hora de componer “Very Ape”, track que luego sería incluido en ‘In Utero’, que salió en 1993. ¿Fue plagio o solo es un mito? Aquí podés comparar ambas canciones, mientras recordás aquel extraño e incómodo show de Nirvana en la capital de Argentina.

Hernán Osuna

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.