adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee

Nightwish, Amorphis y Delain cesan fulminantemente a su agente en Norteamérica por sus escándalos de acoso sexual

29 septiembre, 2020 3:04 pm Publicado por  4 Comentarios

Nightwish | Foto: Tina Korhonen

La banda finlandesa de metal sinfónico Nightwish, sus compatriotas Amorphis y los holandeses Delain ha anunciado mediante publicaciones en sus respectivas redes sociales que dejan de contar con los servicios de John Finberg, con quien habían trabajado hasta ahora en la programación de giras y conciertos en Norteamérica.

El agente de booking, quien también se ha encargado de organizar giras de bandas de la categoría de Epica, Overkill, Sonata Arctica, Warbringer, Immolation, Suffocation o The Agonist entre otras muchas, se ha visto envuelto varios serios escándalos de acoso sexual y buying tal y como detalla el portal MetalSucks en un extenso y explícito artículo publicado hace escasas horas, que ha tenido un alcance masivo y ha suscitado numerosas reacciones.

Nightwish ha sido muy concisos anunciando que cesan todo contacto con Finberg y su compañía, mientras que Amorphis ha dejado claro que "no acepta ningún tipo de bullying, acoso ni racismo" y que el agente "no representa a Amorphis en Estados Unidos, Canadá ni ningún otro territorio". "Delain no acepta ningún tipo de acoso, buying, sexismo o racismo", ha indicado, por su parte, la banda holandesa, que recuerda que cesó su relación con Finberg tras su última gira norteamericana en 2019.

Según relata el citado medio sobre uno de las diversos casos de suma gravedad que cuenta, una seguidora de Nightwish conoció a Finberg, máximo responsable de la empresa First Row Talent, en un concierto del grupo liderado por Tuomas Holopainen, y agarrándola de la cintura le dijo que era hermosa, tal y como relata la chica. Posteriormente, la escribió por Facebook diciéndole que la recordaba del concierto y ofreciéndole que su banda fuera telonera en el concierto local de una de las grandes bandas cuyas giras organizaba. Para ello, la citó en un concierto de modo que pudieran discutir las condiciones.

Cuando llegó el día, John Finberg la agasajó con todo tipo de obsequios, llevándola al autobús de gira de la banda y ofreciéndola bebidas y merchandising gratuito. Además, hizo que lo acompañara al banco a depositar 28.000 dólares en efectivo y la invitó a cenar en un restaurante caro donde, poniéndole la mano en su rodilla, le dijo: “Querida mía, no importa lo talentosa que seas si encuentras a la gente adecuada, y te prometo que acabas de encontrar a la gente adecuada”.

Tal y como cuenta la publicación del citado medio citando a la víctima, en el concierto la actitud de Finberg se tornó agresiva e invitó a la chica a chupitos hasta que, según ella misma explica, empezó a introducir su mano bajo su ropa interior tratando de palparla. Ella lo rechazó, momento en el que el agente de booking le espetó que se lo debía y que lo había buscado al haber quedado y cenado con él. Después intentó besarle, pero entre lágrimas, ella lo evitó empujándolo y escapó confundiéndose entre el público del concierto, donde afortunadamente se topó con un amigo que la llevó a casa.

“¿Cómo te atreves a huir? ¡Te mostré mucha hospitalidad! ¿A qué juego estás jugando?”, le soltó, según el relato de la afectada, Finberg, a quien ella respondió negando que estuviese tratando de jugar a juego alguno. “Pensé que estabas interesada en ayudar a mi banda. No me di cuenta de que sentías que esto era algo más”. Él contestó que quería seguir ayudando a su banda, pero “quería más cosas a cambio”.

Una  vez más ella rechazó sus intenciones, a lo que el agente la amenazó directamente con ponerla en una lista negra de la industria, diciéndole que se aseguraría de que ni ella ni su banda jamás consiguieran un contrato ni una gira en Estados Unidos.

La damnificada dejó de responderlo, y entonces empezaron a llegar mensajes de disculpa. “Estoy realmente jodido, lo siento. Necesito ayuda, sé que necesito ayuda. Simplemente pensé que tú eras esta clase de persona pura que podría ayudarme”, decía uno de sus mensajes, según las declaraciones que recoge MetalSucks. Además, entró en detalles de cómo su madre trató de asesinarlo con un hacha cuando era adolescente, tratando así de justificar su comportamiento.

La víctima del acoso agradeció entonces sus mensajes de disculpa y le deseo que le fuera bien, al tiempo que manifestó que no era lo mejor que continuasen en contacto. “Desde entonces, él ha llevado a cabo esta extraña venganza contra mí”, señala la implicada. “Por un tiempo, estuvo amenazándome con echarme de conciertos de cualquiera de sus bandas”, asevera.

Varios años más tarde de aquel turbulento episodio, y tras haber transcurrido largo tiempo sin contacto entre ellos, Finberg llamó a la chica “para clarificar las cosas y hacer bien las cosas”, pero volvió a perder los papeles cuando ella  sugirió que lo que estaba haciendo era pedirle disculpas. “Él dijo, de repente: “Espera, me da igual, que te jodan, te odio, espero que ardas en el infierno, jodida puta. Espero que te arrebaten a tu bebe mientras tu ex te viola repetidamente”. Y me colgó”,  explica la víctima.

“John no solo da miedo, sino que tiene este elemento desquiciado que le hace dar dos veces más miedo. Porque hay una parte irracional de él que le haría prenderte fuego si pudiera”, comenta la chica en las declaraciones que recoge la fuente.

El artículo de MetalSucks recoge otros testimonios y episodios turbios protagonizados por John Finberg, del que se dice que seguía logrando trabajar con bandas europeas de gran calibre porque era el agente que mejores condiciones les ofrecía y que mejor pagaba. Aún con todo, las declaraciones que la publicación recoge apuntan hacia una “personalidad tóxica” y relatan otros episodios de acoso como el relatado. "He sido masturbada por el mánager de Epica", se lee en otra parte del texto, donde una trabajadora de una empresa de giras cuenta una experiencia absolutamente denigrante.

Es de esperar que en las próximas horas, la cascada de artistas rechazando el comportamiento de Finberg y renunciando a contar con sus servicios en un futuro se multiplique, a tenor de la repercusión causado por un artículo que debería hacer reflexionar para que jamás nadie mire hacia otro lado cuando sucedan acontecimientos de semejante gravedad que atenten contra la dignidad de cualquier mujer.

Redacción
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.