motorhead
keith richards
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
el rey salitre

METALLICA ROMPE EN ARGENTINA

22 enero, 2010 11:46 am Publicado por  – 6 Comentarios

Buenos Aires, 21 de enero (Reporter, por Laura Lunardelli).

Recién llegados a la Argentina tras pasar por Perú, los músicos de Metallica brindaron una rueda de prensa y no osaron arrogarse el mote de “los mejores”, ni mucho menos, a pesar de ser la agrupación de heavy metal hoy más convocante y más vendedora del mundo y acaso de todos los tiempos. “No pretendemos ser la mejor banda”, espetó su vocalista James Hetfield.

Agobiados por el calor del suelo argentino y seguramente por un inicio de gira latinoamericana exigente en cuanto a esfuerzo físico, tras pasar por Lima (Perú) anteanoche, los integrantes de Metallica llegaron cerca de las 18 al estadio de River Plate para charlar con la prensa local, también agobiada por el calor y por la desprolijidad de los organizadores de un encuentro que comenzó con harto retraso.

Por suerte esta vez no pasó como en 2003, que Metallica alegó “agotamiento físico y mental” y suspendió su visita a la Argentina, sino que Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammett y Robert Trujillo vinieron y muy bien predispuestos.

Antes de la charla, se le entregó a la banda los galardones de platino por las ventas de “Death Magnetic” y “Orgullo, pasión y gloria”, el DVD registrado en México. Y a pesar del honor, los músicos se mostraron modestos.

“No pretendemos ser la mejor banda de heavy metal sino los mejores en cada cosa que hacemos para el grupo –explicó Hetfield-. En realidad, somos muy críticos con lo que hacemos y en cuanto algo nos convence ampliamente decidimos que es la ocasión de publicarlo, y no antes”.

Confesos autocríticos, los Metallica reconocieron sin embargo escuchar poco y nada los comentarios de la crítica y del público sobre su música. Salvo que provengan de su círculo íntimo. Quizás es la mejor manera de conservar su salud mental y espiritual.

“Aún no nos acostumbramos a la modalidad de los últimos tiempos pero relativamente reciente de que fluyan las opiniones en Internet y que la gente como dice algo bueno puede tirar un pedazo de mierda. Hay que tener cuidado con cómo tratar eso. Todos tienen ahora chance de dar su opinión y es algo con lo que estamos conviviendo desde hace muy poco” –explicó Lars-. Es muy distinto a lo que pasaba hace 20 años. Por lo que decidimos prestar atención a nuestro círculo más íntimo”.

“Podemos tomar lo malo, podemos tomar lo bueno, pero nosotros siempre vamos a tratar de dar lo mejor de nosotros y sentirnos cómodos con lo que estamos dando, más allá de lo que puedan decir”, enfatizó Hammett.

Según el mismo Kirk, “pueden decir que es el mejor disco o que es el peor”, pero lo que importa es lo que “siente” la banda.

Entre las cosas que se dicen, está el interrogante acerca de una posible reunión con el ex guitarrista de Metallica y actual líder de Megadeth Dave Mustaine. Ocurre que ambas bandas girarán con Slayer y Anthrax por varios países en el marco del festival europeo “Sonisphere”.

“¿Quién sabe qué pueda pasar? Esa es la belleza de lo desconocido”, dijo Hetfield, tras intentar eludir una y otra vez la respuesta y con tal sarcasmo en su mismo tono de voz como para que nadie crea que una reunión con “el colorado” Mustaine es posible, tras la polémica salida del guitarrista de Metallica a comienzos de la década del 80.

Igualmente, Hetfield reconoció que la gira “Sonisphere” tiene “características muy especiales” para ellos. “Es una gran celebración tocar con bandas con las que empezamos y saber que estamos todos en el ruedo y tenemos la posibilidad de estar juntos como en los viejos tiempos”, detalló Hetfield sobre la gira que tendrá lugar junto a las más grandes bandas del metal a nivel mundial.

Celosos de que los mexicanos disfruten de un DVD grabado en su propio suelo (“Orgullo, pasión y gloria”), los periodistas argentinos preguntaron sobre un posible registro en estas pampas, cosa que es usual que pase con otros músicos si se tiene en cuenta el fervor del público de estos lares para con el género.

No habrá tal DVD, pero si hay alguna que otra idea interesante. “En los últimos seis meses salieron muchos DVDs y no creemos que la gente tenga ganas de ver más… Además, vivimos un momento en el que hay gran posibilidad de que la gente acceda a las imágenes y el audio desde plataformas como la de YouTube, por ejemplo –detalló Lars-. Igualmente estamos muy felices de estar en Argentina porque es un país en el que el público es muy cálido”.

“Vamos a hacer un disco con covers de tangos”, anunció Hetfield, para quedar en paz con la concurrencia.

Bromas al margen, el cantante y guitarrista explicó que no tienen prejuicio alguno a la hora de experimentar con la música. “No nos planteamos qué géneros nuevos vamos a abordar sino que grabamos lo que sentimos en el momento. No nos sentamos en una mesa y decimos ‘vamos a grabar tal o cual género’”, dijo el músico.

Argentina es el segundo país en el que se presentará Metallica en el tramo latinoamericano de su “Death Magnetic Tour”. Tras tocar hoy y mañana en River Plate y el domingo en Córdoba, la banda seguirá camino hacia Chile, Brasil, México, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela y Puerto Rico.

Lejos de estar cansados, los músicos comentaron que están en buen estado físico porque se cuidan mucho entre gira y gira. “Tratamos de mantenernos en buen estado físico cuando no estamos en gira. Por ejemplo, Lars trota, Kirk hace yoga…”, comentó Trujillo.

Aunque Hetfield reconoció que la mejor forma de mantenerse activos “es tocar”. “Nos incentiva mucho ver a artistas como los de AC/DC, a Lemmy de Motörhead o a los Rolling Stones, que son más grandes que nosotros y están rodando y en plena forma”, detalló.

“El que mejor puede decir hasta cuándo vamos a mantenernos activos es nuestro quiropráctico”, bromeó Ulrich. (Reporter)

Laura Lunardelli

———————-

CRÓNICA DEL CONCIERTO DE METALLICA EN ARGENTINA, ESTADIO RIVER PLATE

Metallica reconquistó a su público argentino

Buenos Aires, 22 de enero (Reporter, por Laura Lunardelli).

“¡Buenos Aires! ¡Escúchenme bien! Estamos muy apenados por no haber podido venir en 2003 y por haber destrozado los corazones de los fans… Pero ahora estamos acá para curar esos corazones”. La frase la pronunció el cantante de Metallica James Hetfield en el primero de los shows en Argentina y no sólo le valió el favor del público sino la usual expresión de fanatismo que siempre se profesó en este país por la banda.

Es que el público local había quedado entre decepcionado y enojado tras la suspensión en 2003 de la presentación de Metallica “por agotamiento físico y mental” de sus integrantes. Pero tan solo con el primero de sus shows en River la agrupación mentora del trash metal reconquistó a sus seguidores y se esmeró por hacer un concierto “histórico”, tal como lo anunció el mismo Hetfield, tocando por casi dos horas y media. Y aún falta un segundo concierto en el Monumental y otro en Córdoba…

La presentación comenzó quince minutos después de lo anunciado, a las 21.15, con sesenta mil asistentes que colmaron la capacidad del lugar muy temprano, a pesar de la alta y casi asfixiante temperatura reinante.

Con “The Ecstasy of Gold” de Ennio Morricone y escenas del spaghetti western “The Good The Bad and The Ugly” en las pantallas gigantes ubicadas a los lados del escenario abrió Metallica su primer show en estas pampas.

Lars Ulrich subido a la banqueta de su batería indicó el “1-2-3” para dar el comienzo propiamente dicho al recital con “Creeping Death”. “¿Están listos?”, inquirió James Hetfield, antes de interpretar “For Whom the Bell Tolls” y “Wherever I May Roam”, sin duda una de las canciones más coreadas de la velada, incluso en los segmentos correspondientes a las guitarras, y que, por ser de “El álbum negro”, demostró que había presente público de la primera época.

“¡Hola Buenos Aires! ¿Cómo están? Esta noche es especial… porque si ustedes están felices, nosotros estamos felices”, dijo Hetfield, en una nueva alocución para con un público que al mediar el show ya estaba en su bolsillo.

Siguieron las canciones “Harvester of Sorrow”, “Fade to Black” y “That Was Just Your Life”, la primera del disco que la banda está mostrando como novedad, “Death Magnetic”.

“Sad but True”, “Cyanide” –tras la cual hubo una nueva advertencia de Hetfield sobre lo “histórica” que iba a ser la noche por la extensión del recital-, “All Nightmare Long” y “One” –con fuegos artificiales incluidos-, fueron las composiciones que se sucedieron en el show.

Para el tramo final de un show que no dio respiro a los asistentes y los mantuvo prácticamente todo el tiempo ya sea haciendo pogo, con los brazos en alto o haciendo los típicos gestos metaleros quedaron los temas “Master of Puppets” –con pogo hasta en la platea-, “Nothing Else Matters” y “Enter Sandman”, con el que vibró el estadio de Núñez completo y no precisamente por los aviones que cruzaban el cielo rozándolo camino al Aeroparque Metropolitano.

Los bises se iniciaron con una enérgica y veloz versión de “Last Caress” de Misfits y después se escucharon “Whiplash” y “Seek & Destroy”, en la cual Hetfield bajó al campo para cantar junto a los fans que se agolpaban al borde del vallado.

Es la tercera vez que Metallica toca en suelo argentino, después de los shows de 1993 y 1999. Y tras la fallida visita de 2003 parece haberse retomado la comunión del público con la banda. El recital se disfrutó desde ambos lados, dado que nadie quería irse. Los músicos se tomaron todo su tiempo para despedirse, repartiendo púas, palillos de batería y, sobre todo, sonrisas y gestos de aprobación para con los presentes, con el cántico “olé / olé / olé / olé / Metallica” de fondo. (Reporter)

Laura Lunardelli

Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.