adamantis
songofanhubis
black sabbath
impostores
black ducados
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee

Kiss: 35º Aniversario de “Asylum”, la consagración de Bruce Kulick

27 septiembre, 2020 1:28 pm Publicado por  3 Comentarios


En el otoño de 1985 un nuevo album de Kiss sería publicado. ‘Asylum’ inicialmente no alcanzó el estatus de platino, y las ventas fuera de EEUU sólo totalizarían la mitad de las seis cifras. Kiss tenían un nuevo guitarrista, el tercero desde que Ace Frehley se marchara. Bruce Kulick, de 32 años y de Nueva York, fue contratado después de que Mark St. John, aquel rápido guitarrista, contrayese una enfermedad llamada Síndrome de Reiter que le impedía tocar. Kiss se vieron obligados a sustituirle. Bruce Kulick era un experimentado músico de sesión que había estado en varias bandas. Su hermano, Bob Kulick, también guitarrista de sesión, tenía amistad con Gene y Paul, y había trabajado con Kiss en anteriores discos en estudio.

Kiss permaneció en los Electic Lady Studios de la ciudad de Nueva York para trabajar en su álbum durante ocho semanas, la menor cantidad de tiempo invertido por la banda en el estudio desde los días de ‘Dynasty’. También fue lo más rápido en lo que Kiss pasaron de una gira a grabar en estudio desde la época del ‘Love Gun’. En esencia, fue su forma de mantener la espontaneidad que pensaban había inflado su música desde el lanzamiento de ‘Animalize’.

“La mejor forma de la que podemos hacer un álbum es terminar una gira, y mientras todavía estamos emocionados y la química está caliente, meternos en el estudio”, le dijo Paul a Gerri Miller en la revista Metal Edge. “Así es cómo hicimos ‘Animalize’, y así es cómo hicimos ‘Asylum’. Terminamos la gira, nos tomamos un mes libre, fui a casa, no salí mucho de ella, y simplemente compuse”.

Comparativa entre las portadas y contraportadas de de ‘Shock’ y ‘Asylum’.

La banda completó el álbum a finales del verano, y los rumores iniciales indicaban que el álbum sería lanzado en septiembre de 1985 como ‘Out Of The Asylum’. En cambio el álbum fue lanzado como ‘Asylum’, e incluía una portada concebida por Paul Stanley y diseñada por la agencia publicitaria de Howard Marks. La portada incluía las cuatro caras de los miembros de la banda con la cara pintada en un tono color carne, y los labios de cada uno coloreados con el color de esos miembros, o sus predecesores, en los discos en solitario de 1978. El diseño coloreado del disco ‘Asylum’ viene porque Paul Stanley le mostró a Dennis Woloch la portada de un álbum que le gustaba de un grupo llamado The Motels que tenían una foto en la portada coloreada; el álbum fue grabado en 1984 y titulado ‘Shock’. Paul quería algo similar, que capturase ese tipo de concepto y diseño artístico y plástico del desarrollo del pop art. KISS hicieron una sesión de fotos y, posteriormente, algunas de ellas fueron coloreadas. Finalmente, quedaron plasmadas en la portada y contraportada del álbum. Paul Stanley diría del diseño final del ‘Asylum: “¡Me recuerda a Andy Warhol!”. Iba a convertirse en la portada que los fans calificarían como una de las peores de la banda, y aunque la propia banda la defendía en esa época, Gene salió años atrás describiéndola como “una portada horrorosa”.

No se hicieron demasiados cambios entre las grabaciones iniciales y el producto final, ya que la lista de canciones no cambió, ni había una variedad de canciones descartadas. El único cambio importante ocurrió con la modificación del título de una canción de “Run For Your Life” por este otro título: “I´m Alive”. Paul y Gene tienden a mirar el álbum como nada más que una continuación del ‘Animalize’. “Probablemente siento lo mismo por ese álbum que por ‘Animalize’”, le dijo Gene a Ken Sharp en Goldmine Magazine. “De la misma forma que ‘Rock And Roll Over’ y’ Love Gun’ eran discos hermanos. Estábamos intentando desesperadamente recapturar lo que éramos en los setenta pero tampoco queríamos sonar a los años setenta, que es por lo que cogimos un guitarrista rápido e intentamos hacer algún trabajo de producción”. Paul recordaba el álbum más generosamente que Gene, dándole tres estrellas y afirmando que “fue un intento de continuar ‘Animalize’, pero no creo que fuese tan bueno”.

Eric Carr también expresó algo de decepción por tener dos canciones que había escrito para el álbum siendo descartadas sin consideración. “Tenía un par de cosas que yo pensaba que eran realmente buenas. Lo que sucedió es que Paul estaba inspirado esta vez con algunas canciones increíbles. Gene vino con otras. Después Bruce vino con al menos tres que él había coescrito. Con todo eso, teníamos tan buen material que el que yo presente, esta vez, no era tan bueno como el que  había llevado en otras ocasiones, así que no se usó nada” Eric dijo a Kiss Crazy fanzine. Esta autocrítica de sus propias composiciones también iba a convertirse en la excusa clásica que Eric daba a los entrevistadores por la supresión de sus canciones en discos posteriores. Con aquellos al control del contenido del álbum decidiendo evitar el usar las contribuciones de Carr, además de rehusando las crecientes peticiones de Eric para cantar en un álbum.

El álbum es la primera muestra en vinilo de Bruce Kulick, en el que demuestra a los fans de Kiss su talento como guitarrista y compositor. El álbum fue también el primero de la banda en tener tres videos musicales desde los tres hechos para promocionar ‘Rock And Roll Over’ en Don Kirschner's Rock Concert en 1977. El álbum también llegó al nº 17 de las listas Cashbox, y muchos de los conciertos de la gira funcionaron bien o incluso se llenaron gracias a la bajada de precios en las entradas.

El album lograría la certificación de Disco de Oro al alcanzar las 500.000 copias vendidas. El ‘Asylum’ tour comenzó el 29 de noviembre de 1985 en Litte Rock, Arkansas y finalizaría el 12 de abril de 1986 en Pennsylvania con un total de 91 shows recorriendo Usa y Canadá. Los teloneros fueron las bandas Black n Blue, Blue Oyster Cult, King Kobra y Wasp.

El tema “Any Way You Slice It” fue tocada solo en la primera noche de la gira, “King of the Mountain” solo duraría 2 noches en el repertorio, solo perduraron hasta el final de la gira “Uh all Night” y “Tears are Falling” como las novedades del nuevo álbum.

La gira para el álbum tenía que haber empezado a comienzos de noviembre de 1985, pero fue aplazada hasta el 29 de noviembre debido a un tirón en un músculo de la ingle de Paul mientras ensayaban para la gira. El 29 de noviembre vio a la banda empezando en Little Rock, Arkansas, con un escenario diseñado por Mike Tate que incluía plataformas a izquierda y derecha del escenario, con enormes escaleras amarillas que tenían forma de rayos. Las escaleras estaban un poco inclinadas en un ángulo y se tenía que bajarlas corriendo. “Así que bajaba corriendo por esas escaleras, pasaba a toda velocidad junto a Gene y Paul, y subía corriendo por las otras escaleras. Di un traspié subiéndolas, clave la rodilla en el peldaño y me caí de cabeza sobre el último peldaño. Los chicos estaban a unos seis metros y estaban partiéndose el culo de la risa. Miré abajo y los tíos en el escenario estaban partiéndose el culo”. Recordó Eric Carr a Kiss Army Asylum fanzine.

La gira también incluía el retorno de trajes identificables para los miembros de la banda. Esta vez, con el resurgimiento de la imagen “glam” volviendo a estar de moda (popularizada por bandas como Poison o Twisted Sister durante este periodo de tiempo), la banda empezó a usar largas chaquetas tipo uniforme con lentejuelas y pantalones y camisetas de muchos colores.

Wayne Sharp: “Los trajes fueron bastante ridículos. Yo tenía 21 años, y era mi primera vez que estaba en la carretera. Además, yo era un gran fan de Kiss, así que cualquier cosa que se hiciera estaba bien para mí. Sin embargo, el vestuario... Recuerdo que en Little Rock, una de las cosas que había que hacer era organizar lo que había llegado para Gene y que se usaría para el solo de bajo de la gira, era una capa que estaba hecha por un fabricante de trajes de Los Ángeles. Esto llegó en una gigantesca caja. Era enorme. Era una capa gigantesca de tonos plata y que tenía cosido pequeñas luces en ella, estas luces eran una locura y parpadeaban. Se necesitaba mucha fuerza para poder llevarla puesta,  funcionaba con una pequeña batería, a la que tenía que estar conectada.  Pesaba al menos unas 50 libras. Yo nunca lo voy a olvidar, se puso esa capa, y las luces del escenario estaban apagadas. Y luego, cuando las luces se encendieron, Gene estaba de píe allí con los brazos cruzados, ya sabes que lo hace mientras está mirando a su alrededor, y entonces él comienza a agrietarse, riendo. Él se reía de su culo. Y luego tiró de frente e hizo su solo, y eso fue todo...”. (Página 104. ‘The Eric Carr Story’).

Según Wayne Sharp, solo vio esta capa usarse en un Show, pero ciertamente Gene la uso en varios, al menos en los conciertos que comprendieron entre el 3 y el 11 de diciembre de 1985. Unos 6 shows vieron a Gene hacer su solo de bajo con esta capa.

La capa no se llegó a usar en toda la gira, no existen apenas fotos profesionales. Al menos que sean hechas por fans no existen imágenes, pues no era usada  en los cuatro primeros temas, que es cuando están en el foso los fotógrafos profesionales. En el libro ‘Kiss the Auction’ y en el cual dice que nunca se usó en un escenario, su valor de salida y precio estimado fueron entre 5.000/7.000 dólares.

En esta época, Gene había empezado a usar peluca. Él tenía varios juegos de pelucas que usaba en el escenario, en las sesiones de fotos ect. Presumiblemente, estaba perdiendo el pelo, el toque de difuntos para una estrella del rock que había presumido de una gran melena desde sus comienzos, y una tragedia para su papel del demonio del rock. La foto de la contraportada del ‘Animalize’ incluía a Gene con su primera peluca, evidentemente la portada del coloreado ‘Asylum’ también incluía a un Gene con pelucón. No resulta sorprendente que hubiese muchas bromas de Paul por el asunto, que satirizaba a Gene por necesitar siempre tiempo para “retocar su peluca”.

En teoría la peluca no era una mala idea, pero nunca parecía real, incluso en las fotos con muchos retoques, no era para nada como la melena natural de Gene, y le daba un aspecto poco real. Un juego de ellas costaba mil dólares. La peluca se convirtió desde entonces en algo fijo.

También incluía la gira a la banda interpretando una versión del “Won´t Get Fooled Again” de The Who. Aunque la banda había hecho y haría versiones semejantes en otras giras, esta fue la primera y única vez que lo harían tan intencionadamente.

De nuevo, como con muchas de las giras de la banda, se hicieron promesas de visitar Europa y Japón tras girar por Estados Unidos, y de nuevo nada iba a ocurrir para satisfacer estas promesas. En cambio, la banda actuó desde el 29 de noviembre hasta el 11 de abril, terminando la gira en el Meadowlands en Nueva Jersey.

Los promotores continuaban arriesgándose con las giras de Kiss. Dave Lucas era uno de los más fieles promotores de la banda y no tardo en contratar y promocionar fechas para la nueva gira de Kiss. Una de ellas fue en San Juan, Puerto Rico, en enero de 1986. Dave Lucas estaba buscando nuevos mercados y se asoció en esta ocasión con un empresario local de San Juan. Aquí, los costes y las incertidumbres eran demasiado grandes, especialmente con el transporte aéreo y los costes de viaje que tenía que absorber. Dave quería a Kiss y mantuvo su oferta. Pero la iglesia católica de San Juan de Puerto Rico, aconsejo a los padres que mantuviesen a sus hijos alejados de Kiss y artículos en las prensa les vinculaban con el satanismo. Dave perdió un pastón promocionando a Kiss en Puerto Rico.

Los promotores a los que les había ido mal con Kiss en las dos últimas giras ahora estaban haciendo cola para renegociar sus acuerdos. Muchos habían perdido dinero en anteriores shows y ahora era el turno de intentar recuperar algo de lo perdido. Frank Russo, uno de los principales promotores en New England y un fijo de Kiss desde hacía mucho tiempo, era uno de ellos y quería mejores condiciones para sus shows  y no volver a palmar dinero. La oficina de Kiss necesitaba de todos esos promotores para seguir dando fechas por el país, así que no les quedó más remedio que permitirles el mantener más beneficios, reducir la exigencia de seguros y ampliar las garantías de las fechas contratadas. Resumiendo, los promotores necesitaban condiciones más flexibles.

Kiss necesitaban de cinco shows a la semana para no perder dinero, con ello casi se quedaban a pre; rechazar shows porque los tratos no estaban lo suficientemente ajustados o las garantías eran demasiado bajas, era literalmente como dispararse en el pie. Necesitaban a todos sus promotores y todo el dinero que pudiesen. Si se corriese la voz entre los promotores de que la nuevo tour de Kiss podría ser una “gira muerta”,muy pronto no habría ningún promotor haciendo ofertas.

La gira ‘Asylum’ no fue muy diferente de la última, una media de 5.000 personas por noche. Había una gran diferencia de asistencia dependiendo del estado, en Sacramento se venderían 2.600 entradas pero en Philadelphia se venderían 10.000. Los precios de las entradas también variaban. Los shows en pabellones tuvieron un precio de 12,50 dólares, en ocasiones tan solo 10 dólares. Muchos promotores no habían cambiado el precio de sus tarifas en las entradas desde finales de los 70. Kiss nunca habrían ganado dinero de los porcentajes. También desecharon otra práctica poco rentable, conceder descuentos por las adquisiciones anticipadas de las entradas. Para la gente en general no parecía muy probable que quitar un dólar o dos del precio normal supusiesen un gran estímulo económico para ir a ver a Kiss sin maquillaje. Pero para Kiss a la larga le daría un colchón de aire importante en sus beneficios.

Un dólar o dos en taquilla puede parecer intranscendente, pero en el negocio de los conciertos, estos pequeños incrementos pueden sumar mucho dinero rápidamente. Es un negocio de dinero suelto. Si Kiss solo hacían 5.000 entradas por noche, un extra de dos dólares por entrada traería unos ingresos brutos adicionales de 10.000 dólares. En una semana con cinco shows, serían 50.000 dólares, y en unas veinticinco semanas, la duración de la gira ‘Asylum’, sumaría 1,25 millones de dólares en dinero extra de entradas. Una vez que se cubren los costes del show, muchos de estos ingresos extras fluyen hacia el mínimo aceptable.

Cuando la gira de Kiss llegó a la Costa Oeste, estaban en el meridiano de ella. La gira ‘Asylum’ haría casi 100 conciertos antes de que terminase en abril de 1986. Parecía como si Kiss estuviesen pegados a la rutina. Para Gene Simmons y Paul Stanley, debía ser una tarea monótona. Lo habían hecho incontables veces en los últimos doce años. Se había convertido en un trabajo pesado, pero era la única forma de mantener sus carreras vivas y de pagar sus facturas.

La atmósfera de fiesta ambulante de los viejos días de Kiss en la carretera había sido sustituida por un puntual método. La pesadez se había instaurado como modus vivendi. El Dom Perignon y el Remy Martin habían desaparecido, y los zumos de fruta, los caldos calientes y los brebajes descafeinados tomaron su lugar. Las fiestas salvajes con habitaciones llenas de chicas dieron paso a noches de bolos. Los Learjets rara vez eran vistos; el grupo estaba pasando mucho de su tiempo en sus personalizados autobuses de gira como aquellos popularizados por las estrellas country, con microondas empotrados, literas y videocasetes. Y la coca y la marihuana fueron desterradas de la escena. Kiss en gira a mediados de los 80 estaban prácticamente libres de riesgos. Deshacerse de muchas de esas cosas no era necesariamente una mala idea, pero cambió la disposición de ánimo considerablemente. Kiss eran ahora mucho más una corporativa empresa de rock. Lo que quedaba de su supuesta imagen como agitadores y rebeldes del rock and roll era simplemente una convincente apariencia para mantener felices a los fieles. La realidad era que lo animado se había convertido en rancio.

En los viejos tiempos, Gene y Paul tenían que interactuar con Ace y Peter como iguales. Ahora había dos jefes dando órdenes a los que estaban a su mando, Eric y Bruce. La rutina de la comedia para la prensa con los cuatro miembros de Kiss disputando amistosamente con los periodistas era historia. La función de relaciones públicas era ahora manejada exclusivamente por Gene y Paul.

Habría un nuevo disco de Kiss en 1987. Incluso Paul y Gene notaban la monotonía de sus recientes lanzamientos y los deslucidos resultados de su último álbum, ‘Asylum’. Paul estaba decidido a aparecer con un“gran álbum”, algo que encendería el fuego bajo su carrera de nuevo. La visión de Paul no era como el grandioso pensamiento que había sido responsable de ‘(Music From) The Elder’, pero él quería algo grande e importante. Y se requeriría un importante productor con nombre reconocido, que daría a Kiss la entrada para trabajar con importantes compositores y conseguir emisión radiofónica en las emisoras clave. En resumen, necesitaban un gurú.

Hoy en día, le tengo un cariño especial a este disco: me trae recuerdos de unos años que siempre serán mágicos para mí. Recuerdo un 26 de abril de 2013, yendo a buscar a Bruce Kulick al aeropuerto de Bilbao para llevarle en mi coche desde allí hasta Pamplona. A mitad del trayecto, le acerqué el disco para que lo firmara y me lo dedicase: él sonrió y me dijo que le traía grandes y buenos recuerdos… Tanto el disco, como la gira y su colega Eric Carr. Hablamos durante unos cuantos kilómetros sobre aquel álbum y el talento de Kiss en aquellos años 80…

Fernando Martínez

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • M dice:

    Excelente trabajo,tío.

  • Juandie dice:

    Extenso y cojonudo resumen hacia uno de los mejores álbumes ochenteros de KISS el cual cambiaron su estilo rockero setentero para hacer un Hard Rock mas comercial acorde con la época. Muy buenos igualmente ambos videoclips.

  • Moisés. dice:

    Sí, recuerdo ese disco de 1985. Uno de los hits como "Tears are falling" Con esos coros altos que tanto caracterizaron a Kiss en los 80s. Ojalá muy pronto se de lo del supuesto documental de la banda y la posterior película, los verdaderos jefes Gene y Paul. Los comenzaron la banda por allá por 1974 con el primer disco homónimo y con "Strutter" Saludos desde Caracas, atentamente Moisés...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.