guadaña octubre
jorge salan
puente rock 2021
eyrem
frack carducci
mar de fondo
higgs
hyde xxi
escuela de rock de palencia
pipo & travelin\
sodom
rob halford

Freddie Mercury: 10 curiosidades acerca del cantante de Queen en el 30º aniversario de su muerte

23 noviembre, 2021 7:25 pm Publicado por  4 Comentarios

Un 24 de noviembre de hace exactamente treinta años, tan solo un día después de comunicar oficialmente que padecía sida, se apagó la voz del que muchos consideran el mejor vocalista de todos los tiempos. Para recordar su legado, nuestro colaborador Álex Rico ha recopilado diez curiosidades acerca del carismático y extravagante vocalista de Queen.

Del ring de boxeo al escenario

Es de sobra conocido que Farrok Bulsara, su verdadero nombre, no era nativo de Reino Unido, sino que vino al mundo en la isla de Zanzíbar, Tanzania. En su infancia, concretamente a los ocho años, se mudó junto a su tía y su abuela a la Panchgani, un lugar montañoso situado en la India y conocido por sus numerosas instituciones educativas residenciales de primer nivel.

Allí ingresó en St. Peter's School, donde descubrió su afición por el boxeo, e incluso llegó a ser uno de los boxeadores amateur más destacados de la India. "Recuerdo un combate en el que Freddie realmente estaba siendo golpeado en el ring y todos le decíamos que abandonara. Pero no, Freddie insistió en seguir luchando hasta el final, con sangre por toda la cara. Él podía ser muy tenaz", recordaba Bruce Murray, su compañero en aquella época.

A pesar de su facilidad para el boxeo, la madre de Freddie, Jer Bulsara, no veía con buenos ojos la violencia de ese deporte, por lo que colgó los guantes para centrarse en otras aficiones como el ping-pong o el atletismo. El propio Mercury confesó sus habilidades al diario británico Express: "Odiaba el cricket y las carreras de larga distancia, era completamente inútil en ambos. Pero podía correr, era bueno en el hockey y era simplemente brillante en el ring de boxeo".

¿Os habéis preguntado alguna vez por qué Freddie Mercury simulaba ganchos en sus actuaciones con Queen o se colocaba en posición de pelea? Aquí tenéis la respuesta.

Diseñó el logo de Queen

El majestuoso y legendario emblema de Queen es uno de los logos más reconocibles de la historia del rock. Lo que no todo el mundo conoce es que fue diseñado por el propio Freddie Mercury.

Después de emigrar a Londres, se matriculó en diseño gráfico en el Ealing College of Art de la capital británica, donde curiosamente compartió aula con Pete Townshend (The Who) y el guitarrista Ronnie Wood (Rolling Stones). En 1971, y con la banda asentada, era el momento de establecer un logotipo que los representara.

Para el diseño del famoso logotipo de Queen se basó en la estructura del escudo de armas de Reino Unido y los signos del zodíaco. Así pues, la corona y la “Q” central vienen directamente del nombre de la banda, mientras que los símbolos que la rodean representan a los componentes mediante sus signos del zodiaco: un león a cada lado de la letra “Q” para personificar al signo de Leo (John Deacon y Roger Taylor), el cangrejo de la parte superior representa el signo de Cáncer (Brian May) y las dos ninfas encarnan a Virgo (Freddie Mercury). El último componente es el ave fénix que cobija el logo bajo sus alas y simboliza el renacer musical de todos sus integrantes tras su paso por bandas anteriores.

Coleccionista de todo tipo de arte

Sin duda, el arte ha sido un elemento central en la vida de Farrok Bulsara. Su pasión más temprana, cuando tenía entre nueve y doce años, fue coleccionar sellos, aprovechando que había viajado o vivido en varias partes del Imperio Británico, Zanzíbar e India. Una colección peculiar, ya que contiene muchos sellos de países que ya no existen tras la independencia y conversión de las antiguas colonias británicas en nuevos estados.

Cuando Japón acogió por primera vez a Queen, Freddie quedó tan fascinado con la cultura nipona que empezó a obsesionarse con los muebles y antigüedades de aquel país, llegando a tener una las mejores colecciones privadas de grabados en madera antiguos. Solía ir a subastas en Christie’s y Sotheby’s como el mismo reconocía: “Tengo que estar rodeado de algo, incluso si es solo un objeto de arte. Colecciono mucho, y toda mi casa está llena de bellas artes y antigüedades japonesas”.

La pintura también fue un eje de inspiración. La casa situada en Garden Lodge estaba repleta de obras entre las que se incluían una serie de grabados de Salvador Dalí, algunas obras de Goya o Joan Miró, e incluso tenía una pintura de Picasso en el baño.

Una voz sobrenatural

¿Por qué la voz de Mercury es tan especial? Para intentar dar respuesta a esta cuestión, el Logopedics Phoniatrics Vocology, formado por científicos austriacos, checos y suecos, llevó a cabo un análisis profundo sobre las variables que hicieron al vocalista de Queen una de las voces más reconocidas de todos los tiempos.

Para el estudio se analizaron cientos de notas en más de veinte grabaciones a capela, diferentes entrevistas, pistas aisladas de voz registradas en grabaciones oficiales e incluso los científicos sacaron imágenes de la laringe con una cámara de alta velocidad a cantantes profesionales intentando emular la voz de Freddie.

Una de las conclusiones a las que se llegó fue que Freddie Mercury utilizaba el subarmónico, donde no solo vibran las cuerdas vocales, sino también los dos pliegues vocales superiores (bandas ventriculares), que no participan en la articulación de la voz. El estudio también arrojó información sobre su irregular e inusualmente rápido vibrato: mientras que el ser humano común tiene un rango de 5.4 Hz a 6.9 Hz, el de Mercury generaba vibraciones a una velocidad más altas de lo normal, concretamente a 7.04 Hz.

“El uso de esos subarmónicos ayudan a dar la impresión de que se está escuchando un sistema de producción de sonido llevado al límite. Y suena con una delicadeza impactante. Ese efecto, sumado a un vibrato rápido e irregular, posiblemente ayudó a Mercury a ser la leyenda que fue“, afirmaba Christian Herbst, uno de los líderes de la investigación.

Asteroide 17473 Freddiemercury

El 5 de septiembre de 2016, fecha en el que el cantante de Queen hubiera cumplido 70 años, la Unión Astronómica Internacional quiso hacerle un regalo muy especial, el asteroide “17473” descubierto por el astrónomo belga Henri Debehogne en 1991, el mismo año que falleció.

Quién mejor que un astrofísico como Brian May para dar a conocer la noticia. Ese día ante más de un millar de fans que se congregaron en el Casino de Montreux (Suiza) declaró: “Me siento feliz de anunciar que el Centro de Planetas Menores y la Unión Astronómica Internacional han designado al Asteroide 17473, descubierto en 1991, con el nombre de Freddie en conmemoración de su setenta cumpleaños. De ahora en adelante, este objeto será conocido como ‘Asteroide 17473 Freddiemercury’, reconociendo así la excepcional influencia de Freddie en el mundo. Está en el Cinturón de Asteroides, entre las órbitas de Marte y Júpiter, y mide en torno a 3'5 Km de largo. Es una especie de ceniza en el espacio, como muchos de estos asteroides. Necesitas un telescopio muy potente para verlo. Tan solo es un punto de luz, pero es un punto de luz muy especial y quizás algún día llegaremos allí".

Delilah y su pasión por los gatos

Nadie puede poner en tela de juicio que Mercury era un apasionado de los gatos. Es fácil encontrar alguna foto icónica del artista con alguno de los muchos felinos que tuvo a lo largo de su vida: Tom, Jerry, Oscar, Tiffany, Delilah, Goliah, Miko, Romeo y Lily. La mayoría procedían de protectoras inglesas como el albergue “Blue Cross”.

Para él, su lealtad incondicional era tan grande que hablaba con ellos por teléfono durante su ausencia mientras estaba de gira, e incluso los incluyó en su testamento. Su primer álbum en solitario, 'Mr. Bad Guy', estaba dedicado a: “Mi gato Jerry, también Tom, Oscar y Tiffany, y todos los amantes de los gatos de todo el universo”.

Pero si hay un felino que ocupó un rincón especial en su corazón desde su adopción en 1987 fue Delilah, una gata tricolor de pelo largo y esponjoso, que lo acompañó hasta sus últimos días, y que solía dormir a los pies de su cama.

'Innuendo', grabado en 1991, contiene un tema dedicado a “Delilah”. Uno de sus versos reza: “Qué feliz me haces cuando te acurrucas y te duermes a mi lado, pero me enfado un poco cuando te meas en los sillones de estilo Chippendale”.

Un amor hacia los gatos que no decayó ni cuando la enfermedad avanzaba. En su último video “These Are the Days of Our Lives”, apareció con un chaleco pintado a mano con estampado de felinos. Según su asistente, Peter Freestone:“Le encantaba ese chaleco. Era un regalo de Donald McKenzie, que había reunido todas las fotos de los gatos de Freddie para que un amigo suyo los pintara en el chaleco de seda”.

Bottomless Mic

El peculiar estilo de sujetar el micro de Freddie con solo la mitad superior se ha convertido en una marca personal. Sin embargo, todo ocurrió de manera accidental a principios de los setenta.

Queen estaba actuando en la escuela de mujeres de St. Helen, cuando en un momento de la actuación se desprendió la parte inferior de la base del micrófono. Mercury continuó con la actuación como si nada hubiese pasado y descubrió que utilizando solo una parte tenía mucha más movilidad y libertad a la hora de moverse por el escenario. A partir de ahí, fue un sello característico en los conciertos de la banda.

Más recientemente, músicos como Joey Belladonna de Anthrax o Chuck Billy de Testament, han imitado el “Bottomless Mic” patentado por Freddie.

Foto: © Queen Productions Ltd.

Su fobia a los aviones

A pesar de la obligación de utilizar este medio de transporte durante las innumerables giras de Queen alrededor del planeta, estar a miles de pies de tierra era algo que no llevaba nada bien, especialmente en aviones pequeños.

Pero había un modelo específico que le aterraba, el McDonnell Douglas DC-10. Este avión había sufrido algunos incidentes y Mercury no tardó en apodarlo “DC Death”. En una ocasión, cuando se encontraba en su asiento de primera clase en un vuelo entre Nueva York y Tokio, se percató que el modelo era el DC-10. Ni corto ni perezoso se levantó de su asiento y gritó “¡DC tiene muchas muertes!” antes de bajar de la aeronave y esperar catorce horas al vuelo siguiente.

En otra ocasión, otro avión pequeño puso a Mercury en una situación comprometida a su paso por Sudamérica: “Estaba aterrado. No me gusta volar en algo más pequeño que un avión jumbo, y esto en lo que volamos era muy pequeño. Me dijeron que teníamos fotógrafos esperando que llegáramos, así que no podía dejar que vieran lo aterrado que estaba. Así que cuando llegamos, salí de esa máquina con una sonrisa en mi rostro, como si lo hiciera todos los días”, comentaba Mercury.

Su romance con Carrie Fisher

En la nueva biografía, titulada “Carrie Fisher & Debbie Reynolds: Princess Leia & Unsinkable Tammy In Hell”, escrita por Darwin Porter y Danforth Prince, se deja entrever que la protagonista femenina de 'La Guerra de Las Galaxias', Carrie Fisher, mantuvo fogosos encuentros con varias estrellas del rock en 1973, cuando solo tenía 17 años.

El libro asegura que mantuvo relaciones escondidas con dos estrellas de rock británicas: David Bowie y Freddie Mercury, quien en esa época estaba con Mary Austin, la mujer más importante en la vida de Freddie, que lo acompañó hasta sus últimos momentos: “Además de un desfile interminable de hombres jóvenes, Mercury ocasionalmente sedujo a alguna mujer, y tuvo una relación de mucho tiempo con Mary Austin… Carrie dijo que no quería interferir en su relación, pero él ignoró sus preocupaciones”.

Hay que recordar que se trata de una biografía no autorizada, por lo que la veracidad de esas afirmaciones queda a la interpretación de cada cual.

¿Qué pasó con las cenizas de Freddie Mercury?

El cantante durante la filmación del vídeo de "I'm Going Slightly Mad". Foto: Simon Fowler. © Queen Productions Ltd

Uno de los mayores secretos de la historia del rock es el lugar donde reposan las cenizas de Freddie Mercury. Solamente confesó a su leal compañera Mary Austin dónde quería descansar en paz.

En el documental “Freddie Mercury, The Untold Story”, Austin afirmó que un domingo después de comer el vocalista se dirigió a ella diciendo: “Sé dónde quiero que me pongas exactamente. Pero no quiero que lo sepa nadie, porque no quiero que me desentierren. Quiero descansar en paz”, recordaba emocionada.

Tras su muerte, Farrokh Bulsara fue incinerado en el crematorio West London el miércoles 27 de noviembre a las diez de la mañana. Tal y como dejó en el testamento, acabada la ceremonia, Mary Austin cogió la urna de madera con las cenizas del cantante y se la llevó sin revelar el lugar donde se depositarían sus restos.

Gente cercana a Freddie coincidía en la versión que le dio aquel domingo a Mary Austin. En 2013, en una entrevista al Daily Mail, su asistente personal, Peter Freestone, declaró: "Él temía ser desenterrado. Le preocupaba que sus restos fueran robados por algún fan de Queen, y simplemente quería descansar en paz”. Por su parte, Jim Hutton, su pareja hasta el último día, confesó: “Freddie me dijo que, cuando muriera, quería que se lo llevaran de inmediato. Quería que todo se acabara cuanto antes, con el mínimo alboroto posible. Si hubiéramos sido capaces de organizarlo, a él le habría gustado que lo incineraran el mismo día de su muerte. Acabar de una vez, para que todo el mundo pudiera volver a la normalidad”.

Las teorías sobre dónde se encuentran sus cenizas han sido de lo más variopintas. Inicialmente, Jim Hutton hizo unas declaraciones en 1994: “Se ha vuelto una suerte de acertijo, pero estoy seguro de que su lugar de descanso es bajo un árbol de cerezo en el jardín” refiriéndose a su casa en Garden Lodge, la vivienda londinense de Mercury que heredó Mary Austin tras su muerte.

Otra especulación se basa en la historia contada por su amiga de la infancia Gita Choksi, quien afirma que sus restos podrían reposar en Panchgani (India) en el cementerio Brookwood, en Surrey: “Las cenizas de Freddie Mercury, el cantante de rock, están sepultados ahí al lado”, fueron las palabras que el cuidador del cementerio habría afirmado a la mujer mientras visitaba la tumba de su padre.

La teoría del lago Lemán, en Montreux (Suiza), también tuvo fuerza en su momento. Mercury había pasado algún tiempo allí, y Mary Austin habría decidido esparcir las cenizas en aquel lago. Sin embargo, la religión zoroastriana que practicaba Freddie, prohíbe contaminar la naturaleza, por lo que no era una opción dejar cenizas en el agua.

Tres décadas después, Mary Austin sigue manteniendo el secreto del lugar donde descansan las cenizas de uno de los mejores vocalistas de la historia.

Álex Rico

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Juandie dice:

    Muy buen resumen hacia estas 10 anécdotas de la vida de uno de los mejores vocalistas de la historia del Rock como fue FREDDIE MERCURY en el 30 aniversario de su fallecimiento.

  • Paula dice:

    Cómo me hubiese gustado asistir a ese nuevo recital que hubieras hecho en 1982!
    Mi admiración a esa personalidad avasallante y a un cantante maravilloso!
    Por más que pasen los años, nunca te olvidaré.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.