Madness Live!
tarque
eldromedario iratxo
eric martin

Entrevistas |Geoff's Tate Operation Mindcrime

«La música es arte, no una competición»

Por: Jason Cenador

Labró su reconocimiento como frontman de Queensrÿche y con ‘The New Reality’ cierra la trilogía para la que creó expresamente Operation Mindcrime, rescatando así el nombre de uno de sus discos más afamados. Geoff Tate, que se ha rodeado de músicos de la talla de los baterías Simon Wright (ex AC/DC) y Brian Ticky (ex Whitesnake, ex Ozzy Osbourne); tiene por delante una amplia gira que recalará a finales de marzo en España y tras la que emprenderá un camino hacia nuevos horizontes musicales, tal y como manifiesta a Jason Cenador en esta entrevista.

Habida cuenta de que eres una autoridad en el mundo del metal progresivo, ¿percibes muchas diferencias entre la vertiente más clásica del estilo y el metal progresivo más actual?
“Sinceramente, no le presto mucha atención a nuevas bandas. He tenido cierta exposición a algunas bandas; por ejemplo, hice algunos conciertos junto con Avantasia en Europa a lo largo del verano, y canté en su último disco, ‘Ghostlights’. Disfruté mucho de su música. También he actuado recientemente con Angra, que supongo que se puede considerar una banda progresiva. Honestamente, lo cierto es que yo no etiqueto la música, no es lo mío. Me gusta mi música, considero que mi banda es una banda de rock y eso es lo que hacemos. Realmente, no despiezo la música en subgéneros cuando describo la música. De hecho, describir la música no es necesario para los músicos, sino que es más cosa de los que no lo son.

¿Encuentras innovaciones e influencias modernas en este nuevo álbum de Operation Mindcrime o está articulado desde una perspectiva más clásica?

“Con cada disco me gusta hacer algo nuevo y diferente, es algo inevitable. La música que escribo evoluciona y a la vez que aprendo cosas nuevas. Buena parte de mi estilo proviene de lo que escuchaba de pequeño: jazz, clásica y rock. Partiendo de esos géneros surge la música que hago. Ahora hay nuevas tecnologías, experimento y pruebo cosas, como nuevas formas de grabar y nuevos instrumentos”.

¿Y ha habido algo que te haya inducido a cambiar de algún modo tu forma de componer?

“Nada puede sustituir el hecho de sentarte y tocar tu instrumento, pero sí que es verdad que hay nuevos programas que te ayudan a incorporar sonidos. La batería, por ejemplo, suena de maravilla con esta tecnología y permite que tengamos una visión más cercana al sonido que tendrá la canción antes de entrar en el estudio”.

La trilogía de discos que has escrito se puede interpretar como una visión pesimista del uso de la tecnología en el día a día de hoy. ¿Cómo explicarías esta nueva realidad (‘The New Reality’) que da nombre al disco que cierra la trilogía?

“Me encanta el mundo en el que vivimos ahora mismo. Las tecnologías de la comunicación nos han abierto a todo el mundo. Podemos comparar nuestras sociedades y ser más críticos. Hace cien años, tardaría muchísimo en llegar un mensaje desde Madrid a Seattle, donde vivo; en cambio, ahora estamos hablando entre nosotros como si estuviésemos juntos”.

¿Crees que herramientas a priori positivas como internet y nuevas plataformas pueden tornarse en un elemento negativo de la sociedad con políticas de control como las que propone Donald Trump?

“Claro, si no se utiliza bien, la tecnología puede ser negativa. Pero siendo seres inteligentes, debemos ver la positividad de la ciencia, los avances del mundo, la igualdad entre las personas. Hace 30 o 40 años no nos podíamos imaginar en una situación tan positiva como la de hoy”.

¿Entonces ‘The New Reality’ no tiene un punto de vista pesimista?

“No, para nada. Es la historia de la naturaleza humana. Alguien tiene una idea y otros intentan robársela. El protagonista sufre esa frustración, pero acabará recuperándola y creará una nueva tecnología que tiene el potencial de cambiar la forma en la que percibimos la realidad. Esa visión del mundo cambia muy despacio normalmente. En parte, hoy seguimos viendo el mundo como lo hacían nuestros abuelos. Elementos como el tiempo son producto de la humanidad, no es algo perceptible, y quizás los primeros humanos que empezaron a usarlo no supieron ver más allá en ese sentido. El tiempo limita la imaginación humana. Esas son algunas de las ideas que surgen en este disco”.

Eres un artista veterano con mucho bagaje ¿Qué significado tiene lanzar un tercer álbum con una banda relativamente joven?

“Grabamos estos tres discos de golpe hace varios años. La discográfica quería lanzar un álbum cada año, así que en realidad esta tercera parte tiene ya un tiempo. En cierto modo es un alivio verlo ya en el mercado”.

¿Entonces has estado grabando más material todo este tiempo?

“No, realmente no, ha habido ideas, pero me quiero dedicar a girar ahora mismo”.

¿Lo siguiente que veamos de Geoff Tate será bajo el nombre de Operation Mindcrime?

“No, no lo creo. Operation Mindcrime nació para esta trilogía, de modo que con este disco y la gira, en principio se termina este proyecto”.

¿Y no será triste el momento de la despedida de la banda?

“No diría que es algo triste, es inevitable seguir avanzando. Trabajamos con mucha gente y realmente es maravilloso conocer y ver cómo funcionan otros músicos”.

¿Tuviste la oportunidad de arreglar los problemas con tus antiguos compañeros Queensrÿche o es una batalla perdida?

“No lo sé, es una de esas situaciones que podrían cambiar en el futuro, todo depende de la energía que pongamos en limar los roces. Eso sí, no puedes construir en una relación si hay gente que no quiere hablar (risas)”.

Últimamente estamos asistiendo a muchas reuniones de grandes bandas. ¿Existiría la posibilidad de la vuelta de Queensrÿche?

“No he considerado que haya posibilidad alguna. Bueno, no debo decir eso, debería decir que todo es posible. Pero no lo veo probable”.

¿Vuestras disputas judiciales no os han distanciado más entonces?

“Todo aquello fue resuelto, las sentencias fueron claras y todo el mundo consiguió lo que quería, de modo que cada uno ha seguido su camino. No hay ningún motivo real para reunirnos, pero nunca se sabe”.

Tras décadas siendo un gran exponente mundial del metal progresivo, ¿sientes que eres un icono del género o simplemente un trabajador más?

“Nunca he formado parte de un club. Estaba en la banda del colegio de pequeño y seguramente es lo más cercano que he estado de ello. Nunca me he sentido parte de una comunidad. Me siento un ciudadano del mundo, he viajado por más de sesenta países. Me veo como un músico, como un artista que se dedica a grabar discos”.

Vais a tocar junto a Angra en España en Marzo. ¿Qué podemos esperar de esos conciertos?

“Va a ser un show maravilloso. Angra es una banda increíble, son muy, muy buenos, tienen algunos de los mejores músicos que he visto nunca. Mi grupo es genial también, así que sin querer competir, diría que va a ser una gozada para la gente ver a las dos bandas tocar una música muy compleja e interesante. Va a estar a un nivel muy alto”.

¿El repertorio va a suponer tu carrera o va a estar centrada en este nuevo disco?

“Por desgracia, no puedo tocar todo lo que quisiera. Tocaremos un buen segmento del nuevo disco.  Probablemente sea la última vez que toque el ‘Operation Mandcrime I’ de Queensrÿche al completo, principalmente porque se cumplen 30 años de su lanzamiento. Por supuesto, también tocaré canciones de otros discos de mi carrera; llevo 19 a mis espaldas”.

Para ti, ¿qué es lo mejor y lo peor del panorama de la música a día de hoy?

“No me gusta usar palabras como mejor y peor. No sé cómo estará la industria musical en España ahora mismo, pero en América y en algunas partes de Europa las bandas tributo son muy populares. Es algo que no me gusta, no me gusta cuando una banda no toca su propia música. No me gustan las bandas de versiones, no me gusta la gente que hace giras enteras tocando la música de otros. No le encuentro el propósito. No me importante los programas de televisión como ‘La Voz’, en los que gente no toca su propia música”.

Ellos se justifican en que dan la oportunidad a gente que no tiene posibilidad de ver esas canciones interpretadas en directo por sus autores originales, ya sea porque estos ya no están en activo o porque no pueden permitirse acudir a un concierto por su ubicación o su economía.

“Pero no deberían de tocar canciones de otros. ¿Por qué? Pero lo veo como las descargas ilegales, básicamente estás robando la música de ese artista y ganándote la vida tocándola. No es tuya, no tienes nada que ver con ella y estás haciendo dinero a su costa. Es incorrecto para mí, daña a la industria y pone a la música a la altura de una competición deportiva, generando una competición entre músicos, como ocurre en los programas de televisión. La música es arte, no una competición”.

Nos hemos centrado en lo negativo. ¿Qué ves como lo mejor del panorama musical entonces?

“Se está haciendo mucha y muy buena música hoy en día. Hay mucha innovación y lo veo como algo muy positivo. Los niños se interesan por ella desde pequeños. Yo colaboro con una ONG llamada Save the Music que acerca instrumentos a niños que no se lo pueden permitir y colabora además con programas para crear cursos de música en colegios. En Estados Unidos es una actividad extraescolar y muchos chicos no tienen la oportunidad de explorar ese arte a menos que lo hagan por su cuenta. Creo que es muy importante que la gente, especialmente los niños, tenga una base creativa y musical. La música puede salvar tu vida”.

GIRA DE ANGRA + GEOFF TATE’S OPERATION MIDNCRIME + HALCYON WAY + AVELION

27 de marzo – Barcelona (Razzmatazz 2)
28 de marzo – Valencia (Rock City)
31 de marzo – Madrid (Mon Live)

Jason Cenador
Algún día en

Jason Cenador

Periodista y redactor at Mariskalrock
Periodista musical por vocación y Licenciado en Periodismo. Apasionado del rock y el metal en toda su riqueza. Libertario convencido.
Jason Cenador
Algún día en
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Jason Cenador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.