john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos
abogados del ritmo

Entrevistas |Hugo Selles (Psychic Equalizer)

«El arte nos hace libres de pensamiento, y eso no interesa»

Por: David Esteban

Foto: Edgar Robles

‘Revealed II’ es el título del nuevo trabajo de una banda que comienza desde las teclas del piano de Hugo Selles y termina dando forma a música que camina entre los terrenos del jazz, el rock progresivo, el metal o la música clásica. David Esteban se puso en contacto con el líder de la formación para indagar todo lo posible en este interesantísimo proyecto que podrás vivir en carne y hueso los días 16 y 17 de julio en Reinosa (Cantabria) y Santander, respectivamente.

Antes de nada felicitaros por un disco tan delicioso como este. Es realmente una maravilla musical al alcance de muy pocos. La primera pregunta es obligada: ¿Qué os ha llevado a “metalizar” vuestro sonido en este nuevo álbum?

“Muchas gracias por tus palabras David. Nosotros hemos quedado muy contentos con el resultado la verdad. Respondiendo a tu pregunta, yo creo que es una evolución natural del sonido de la banda que ya se podía notar en trabajos anteriores, pero que ahora se ha hecho mucho más latente”.

No quiero ser yo quien os cuelgue una etiqueta estilística. Para quienes no os conozcan, ¿cómo definiríais el sonido de Psychic Equalizer?

“Yo tampoco quiero poner etiquetas. Todo este viaje de Psychic Equalizer partió de un concepto muy claro, aunque en sí mismo no lo sea: no obedecer a etiquetas. Por ejemplo, con el álbum ‘The Lonely Traveller’ hubo medios de jazz que me criticaron negativamente porque parecía más un disco de rock progresivo, mientras que algunos medios de rock progresivo me negaron por completo su atención al catalogarlo como jazz. Claramente ninguno de ellos se leyó la breve biografía y descripción del trabajo que adjunté. Dicho esto, sí que es cierto que en nuestro nuevo trabajo, ‘Revealed II’, se pueden encontrar pinceladas de metal, folk, ambient, fusión y música clásica. Creo que quizás el término rock progresivo sea el que más se adecue a esta amalgama de influencias”.

Por cierto, ¿cuál es el origen del nombre de la banda?

“”Scorpio Rising” de Death in Vegas. Psychic Equalizer fue extraído de la letra y es un concepto que me parece que define bastante bien nuestro espíritu ecléctico”.

Sois una banda cuyos miembros procedéis de diferentes países. Desconozco si estáis todos afincados en España, de no ser así, ¿cómo se lleva a cabo el proceso de composición y grabación de música tan compleja desde la distancia?

“Carlos reside en Copenhague, y Adrian en Londres ahora mismo. Puede llegar a tornarse bastante complejo hacer cualquier cosa. Por suerte, no me disgusta en absoluto cargar con la responsabilidad de ser quien organiza todo, de hecho es que realmente lo disfruto, aunque a veces sea tan difícil. Hay que armarse de paciencia y tener unos objetivos muy claros. Si no se pierden ninguna de esas dos cosas, es “sólo” cuestión de trabajo duro”.

Y, pregunta obligada: ¿Cómo os conocisteis y os llegasteis a conformar como banda?

“Psychic Equalizer lo comencé yo en solitario como un proyecto paralelo a mi carrera como músico clásico. A lo largo de sus casi diez años de historia, he contado con la colaboración de diversos músicos. Llegado un punto, en el que ya contaba con los otros tres músicos actuales del grupo, tomé la decisión de que era hora de cambiar el estatus del proyecto y transformarlo en una banda. Adrian y yo somos amigos desde la adolescencia, así que no fue difícil convencerle para subirse a bordo. A los otros dos miembros, India y Carlos, los conocí en la Real Academia Danesa de la Música mientras cursábamos nuestros respectivos máster”.

Creo que la temática en torno a la naturaleza, el medio ambiente, el devenir de la humanidad… inspiran gran parte de vuestra música. ¿En qué otros elementos buscáis musas?

“Así es. Con el paso del tiempo, los cuatro hemos llegado a conclusiones muy similares sobre el estado del planeta y el devenir de la humanidad. Hay muchos aspectos del presente que no nos gustan, que nos parecen incluso aberrantes. Supongo que todos hemos encontrado en Psychic Equalizer una vía de canalizar ese enfado y desesperación. Pero más allá de eso, creo que nuestra musa es la música en sí misma. A los cuatro nos apasiona en una gran variedad de sus vertientes y estilos. Poder hacer música juntos es lo que de verdad más nos inspira”.

Habéis girado internacionalmente mientras que aquí en España no sois muy conocidos. ¿Creéis que nos falta cierta cultura para valorar como se merece determinadas creaciones artísticas?

“Si te soy sincero, no hemos podido tocar en directo tanto como nos gustaría. La complejidad del proyecto y de nuestras vidas académicas y personales siempre ha limitado un poquito nuestras posibilidades. Pero, a día de hoy, siento que estamos mucho más en consonancia en este aspecto y estamos deseosos de llevar de nuevo nuestra música al directo. Mi visión sobre España, tras haber vuelto a vivir aquí después de residir varios años en el extranjero, está cargada de melancolía. Yo pienso que sí que hay mucha más gente de lo que parece (y en esto incluyo a público, gestores culturales, músicos y muchos otros) que valora propuestas de gran calidad; pero hay todo un tejido burocrático que se encarga, si no de aplastar, al menos de poner las cosas extremadamente arduas a cualquiera que quiera salirse del borreguismo y el cutre estándar del top ventas. Esto no solo sucede en el mundo del rock, también en el jazz, en el clásico… Es patético. Dicha telaraña está haciendo un esfuerzo ímprobo para que la educación musical y cultural sean, en general, cada vez más “putapénicas”. El arte nos hace libres de pensamiento, y eso no interesa. Si lo analizamos más a fondo, la verdad es que por desgracia esto no solo está ocurriendo en nuestro país, pero bueno, mejor no me sigo enrollando”. (Risas)

En el disco se esconden preciosistas pasajes que perfectamente podrían formar parte de cualquier banda sonora. ¿Os inspiran éstas a la hora de componer?

“Absolutamente. Ese tipo de componente narrativo, que normalmente se asocia al mundo del cine, es fundamental en mi forma de concebir la composición de la música para Psychic Equalizer”.

Cortes como “Destination Zero” o “Something Hurts” transmiten al oyente cierto halo de pesimismo existencial aunque posteriormente tornan y se llenan de luz. ¿Creéis realmente que la humanidad vive tiempos oscuros pero existe un rincón para la esperanza?

“Pues, como ya te comentaba antes, así lo pensamos todos en la banda, no sólo yo. Vivimos en una época de fascinantes desarrollos tecnológicos y científicos, pero todavía los hay quienes piensan que porque otra persona tenga otro color de piel se merece menos que uno mismo. Es absurdo. Honestamente, hay días que no guardo ni el más mínimo resquicio de esperanza. Pero supongo que por naturaleza soy algo entusiasta y siempre consigo salir de este círculo depresivo y por ende eso se ve reflejado en nuestra música por medio de esa esperanza que has percibido. Me parece que el resto opinan de forma parecida a mi, aunque quizás sean algo menos dramáticos”.

¿Os han comparado en alguna ocasión con Nightwish? Temas como “The Last Humankind” o “You Won’t Have My Faith” esconden ciertas similitudes con los finlandeses. ¿Estáis de acuerdo?

“Pues sí, y desde una posición de absoluta humildad nos parece una comparación fabulosa, en especial a India, a quien han comparado por momentos con cantantes como Kate Bush o Tarja Turunen”.

¿Os mete presión que os cataloguen de músicos superdotados capaces de realizar música sublime?

“¡Gracias de nuevo por tus palabras! No sé si superdotados o no, o si nuestra música es tan sublime o no, al final siempre hay un componente de subjetividad. Nosotros solo intentamos hacer lo mejor que podemos hacer en todo momento. Así que la única presión que realmente sentimos viene de nosotros mismos”.

¿Cómo es un concierto de Psychic Equalizer?

“Prefiero, si todo lo que tenemos entre manos sale bien, responderte a esta pregunta desde el escenario. Lo que si te puedo decir es que nosotros lo disfrutamos al máximo”.

Hablando del directo. La situación pandémica parece mejorar, ¿existen posibilidades a medio plazo de veros sobre un escenario?

“Vamos a actuar en Reinosa y Santander los días 16 y 17 de julio. A partir de ahí, esperamos poder avanzar y conseguir más actuaciones”.

Músicos excelentes, composiciones soberbias, un apasionante directo… ¿qué le hace falta a Psychic Equalizer para triunfar?

“Recientemente tenía esta conversación con Adrian. La clave del éxito dicen por ahí que es la combinación de trabajo duro, talento y suerte. Pero me da a mí que hay un cuarto componente que nunca antes había entrado en el terreno de juego: videos virales de tu mascota. ¿Deberíamos hacer un videoclip con un gato o perro como protagonistas? Carlos tiene un gato. ¿Quizás sea una mina de oro? La opción del sextape ya la desechamos, así que esta podría ser una alternativa más viable, y menos comprometedora también, claro…”

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.