Madness Live!
demonik
sonandosuenos
eldromedariorobe
striker
70000tons
iraka
magodeoz
judithmateo

Entrevistas |Motorowl

«Nos habíamos vuelto adictos a la vida en carretera»

Por: Yorgos Goumas

Atlas fue uno de los titanes castigados por Zeus por haberse rebelado contra él y el resto de los dioses del Olimpo. Su castigo consistió en cargar sobre los hombros todo el firmamento, una empresa ardua y obviamente nada gratificante. Dicha tarea inspiró al guitarrista y vocalista Max Hemmann a la hora de confeccionar las letras y el ambiente general del segundo disco de esta joven banda alemana. Yorgos Goumas quiere saber más acerca de su cruzada particular.

Parece un disco más oscuro que vuestro debut ‘Om Generator’ del 2016…

“Desde entonces he pasado por situaciones fuertes a nivel emocional y quise reflejar eso en forma de reflexiones acerca de la espiritualidad o la mitología y a la vez dar al disco un toque más personal. El año pasado me fui de senderismo durante 10 días, desconectado de todo y de todos, mi único acompañante fue un libro de mitología griega. Cuando leí la leyenda de Atlas, me pareció una buena metáfora sobre lo que me pasaba en esos momentos. La verdad es que desde siempre me ha interesado el afán del ser humano por intentar explicar lo que pasa en su entorno a base de leyendas, mitologías o sistemas religiosos enteros”.

¿Eres tú el que indica el sendero que tiene que tomar la banda?

“Bueno, a nivel de letras sí que soy yo el que se encarga de hacerlo, pero la música se hace entre todos. Como dio la casualidad de que otros miembros de la banda también pasaron por algunas situaciones difíciles, era de esperar que este disco saliera más doom que el primero. Ahora, eso sí, no me preguntes qué es lo que nos ha pasado…” (risas).

Pues me has dejado intrigado ahora…

“Vale, lo único que te puedo decir es que casi todos nosotros lo pasamos mal a nivel sentimental… y hasta ahí puedo decir (risas). También podría achacar este sonido más pesado y oscuro al hecho de que después de haber tocado en directo de manera intensa en 2017, los dos primeros meses del 2018 nos encontramos sin nada de actividad a nivel de directos y la verdad es que nos sentíamos inquietos. Aunque aprovechamos ese tiempo libre para centrarnos en la composición del disco, también nos pesaba no estar sobre las tablas, no andar de gira por ahí; nos habíamos vuelto casi adictos a la vida en carretera y ahora teníamos que esperar a los siguientes bolos que no llegarían hasta principios de primavera. Sinceramente, creo que estábamos algo deprimidos y eso también se reflejó en la música. Sin novias y sin bolos, la receta perfecta para hacer música deprimente (risas). Dicho sea de paso, pasamos diez días en el estudio y lo grabamos todo en directo, eso también ha contribuido a que este disco suene más pesado y contundente. Sin embargo, fue terminar las grabaciones y nos llamaron para irnos de gira, primero con Black Space Riders, después con High on Fire, y luego con Grave Pleasures; todos los emails llegaron con una diferencia de pocas horas entre ellos”.

Hay dos temas que supongo que están conectados temáticamente “To Give” y “To Take”…

“Básicamente tienen que ver con uno de los principios que rigen nuestras vidas que es sencillamente que si quieres recibir algo, tienes que dar algo a cambio, si quieres obtener tu libertad, tienes que sacrificar algo. Primero das y después recibes, o por lo menos así debería ser”.

¿Quién es el hombre que gobierna al mundo? (“The Man Who Rules The World”)

“Es una visión irónica acerca de los hombres que pretenden ser el macho alfa de la manada y se ríen de aquellos hombres que no se ajustan a sus parámetros ridículos. Me he topado con muchos de ellos dentro del negocio de la música, gente que desde el primer minuto no te deja espacio para reaccionar y te dicta todo lo que tienes que hacer y decir sin rechistar si quieres seguir en este negocio, siempre según ellos, por supuesto”.

¿Eres fan de Marilyn Monroe? (“Norma Jean”)

“Pues en Youtube hay un vídeo titulado ‘Marilyn Monroe – “Do I Feel Happy In Life?”’. Ahí se ve que ella ya hace tiempo que no era feliz con el papel que la industria le había adjudicado, el de un icono sexual para las masas. Aunque en una primera escucha ella parece feliz y contenta con su trabajo, según avanza la entrevista, se nota su desencanto subyacente y su deseo de no ser percibida como un mero objeto de deseo, sino como una actriz seria. Creo que todos hemos llegado de una manera u otra a un punto en la vida donde no solamente tenemos que elegir qué es lo que queremos ser, sino que tenemos que luchar en contra de prejuicios, contratiempos, etc.”.

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Yorgos Goumas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.