uoho
azkena rock festival
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
metal paradise
ñu
stratuz

Entrevistas |Diego Escriche y María Gea (La Plata)

«En los conciertos abandonamos nuestra vida real»

Por: Alfredo Villaescusa

Sin miedo a saltarse las convenciones estipuladas de géneros musicales como el punk o el rock, estos valencianos son como una especie de cruce de caminos en el que confluyen diferentes tendencias o formas de ver el mundo. En su último trabajo ‘Acción directa’ dan rienda suelta a todas ellas, desde el embriagante halo Joy Division hasta ese matiz contemporáneo que les asocia con bandas como Vulk o Belako. El vocalista y guitarrista Diego Escriche y la bajista María Gea comparten con Alfredo Villaescusa sus planes de dominación global más inmediatos. ¡Únete a la sublevación!

Es complicado categorizar vuestro estilo, pero diría que poséis cierto poso ochentero…

(D) “Bueno, yo creo que hay un poco de todo. Eso que mencionas del poso ochentero es algo que nos dicen mucho y quizás sea verdad, porque dentro de la gente que estamos en la banda igual esa sea la década que compartimos más, seguramente seamos más ochenteros que sesenteros. No es algo que hagamos adrede ni nada de eso”.

(M) “En los ochenta hay muchas cosas pasando a la vez. Yo escucho mucha música de esa época, pero quizás no la categorizaría como sonido ochentero. Es que lo de las etiquetas es una cosa que me cuesta porque al final tendrías que hacer muy fina la etiqueta para que hiciera justicia. Eso de sonido ochentero es muy abstracto” (risas).

¿Qué me decís de combos históricos de vuestra tierra como los míticos Comité Cisne de Carlos Goñi?

(D) “¡Es que tampoco nos parecemos a eso! Igual si te esfuerzas, puede haber algún rasgo en común, pero hay que intentarlo muy fuerte, no creo que nos parezcamos a lo loco…”.

(M) “Luego también cada uno tiene sus referentes, es algo que me he dado cuenta en el tiempo que llevamos de banda. A mí me han dicho incluso que nos parecemos a La Casa Azul (risas) o a DNA. Cada uno tiene su bagaje y yo creo que esas comparaciones son una cosa muy personal que tiene que ver con la música que se escucha, el criterio que se tiene…”.

¿Hasta qué punto os ha influenciado la actitud punk?

(M) “Pues muchísimo, a mí la escena punk me ha enseñado a gestionar mi proyecto de una manera lo más interna posible y a salir adelante con los medios que tienes. A nivel estilístico quizás sí que en un principio veníamos más influenciados por el punk, pero luego todo ha ido cambiando y ahora tenemos otras referencias también”.

Respecto al disco, “Arderemos” o “Entre esta luz” rompen un poco la dinámica por el protagonismo absoluto de las voces femeninas. ¿Cómo surgieron?

(M) “Al empezar a hacer canciones, empezamos a meter coros y entonces nos dimos cuenta de que teníamos ahí una joya oculta, teníamos voces femeninas y además molaban un montón. Nos lo curramos y cuando se acercaba el momento de grabar el disco, pensamos que podríamos hacer dos canciones nosotras directamente sin la voz principal de Diego, que es la que aparece de normal. Me parece otra pieza más de experimentación. En el EP anterior ‘01 03 2019’ ya empezamos a coquetear con las voces y pensamos que si se hacía con cierta intención podía molar. Para este disco nos tomamos ese aspecto más en serio y ha sido un reto porque ni Patri ni yo estábamos acostumbradas a tener un papel principal a la voz, pero ha sido divertido y está guay que esté registrado así”.

En relación a esto de adoptar otros roles, estaba pensando que antes Belako solían intercambiarse con frecuencia los instrumentos, ¿os dará por ahí algún día?

(D) “Yo, por ejemplo, cada vez estoy más con los sintetizadores y menos con la guitarra”.

(M) “A nivel logístico a mí eso siempre me ha parecido un poco coñazo, lo de quitarte el bajo, esperar a que la otra persona venga…A veces es gracioso de ver, pero en realidad es un poco loco. Preferimos que cada uno vaya aportando nuevos instrumentos, como lo que ha mencionado Diego de los sintetizadores”.

¿Os veis tocando en festivales multitudinarios?

(D) “No creo”.

(M) “A mí me encantaría tocar lo máximo posible, donde sea y en todos los sitios. No tengo ninguna proyección de nada y eso está guay, porque así las cosas conforme van viniendo las vamos acogiendo con mucho cariño. Viniendo de la temporada que llevamos, que a nivel cultural ha afectado tan fuerte, creo que estamos en el momento en que todo lo que nos salga lo queremos hacer. Queremos presentar el disco en el que llevamos currando más de dos años, defenderlo en directo y que la gente se lo pase guay”.

¿Cómo os tomáis el tema de los conciertos?

(D) “Son el momento en el que abandono mi vida real, como una persona que se levanta pronto para ir a trabajar, y de repente puedo ser otra cosa. Llegas a un lugar en el que es como tu cumpleaños (risas), todo es genial, te dan picos, te ponen Fanta naranja…La gente es maja, suena guapo, joder, es la hostia, qué te voy a contar…Y luego se acaba, vuelves a tu vida y ya está”.

(M) “¡Ya no es tu cumpleaños!” (risas).

¿El nombre de La Plata alude a una zona de vuestra ciudad, no?

(D) “Sí, es un barrio de Valencia, mi abuela vive por ahí. Es un nombre muy bonito”.

Creo que comenzasteis subiendo una grabación casera a YouTube…

(D) “Eso es. Yo soy productor musical y esos eran mis inicios en esa faceta, me grababa cosillas y las subía. Al principio estaba en modo privado, pero la gente de la escena valenciana me dijo que estaba chulo, así que lo compartí en plan público. A partir de eso fue cuando hicimos la banda”.

¿Redes sociales como Facebook o Instagram pueden encumbrar a un grupo?

(M) “Son herramientas, claro”.

(D) “Nosotros somos millennials, pero los zoomers con el Tik Tok ya flipas, eso va ya a otro nivel…La gente se mueve a lo loco con Instagram y Facebook ya no uso, eso a nosotros se nos va un poquito ya, nuestros colegas no tienen Facebook…La gente más joven utiliza Tik Tok, una plataforma que ya de por sí es de música, así que ahí va la cosa loquísima, mucho más deprisa”.

Parece que vais a velocidad vertiginosa en términos de trayectoria…

(D) “Íbamos muy rápido cuando empezamos, pero con lo del Covid y todo eso, pues fíjate, dos años para sacar un disco…”.

(M) “Más que vertiginoso es lo contrario (risas). Tenemos ganas de que se active ya todo”.

¿Vivís de la música o todavía os falta llegar a ese nivel?

(D) “A ver, yo vivo de la música, pero porque soy productor y trabajo grabando a gente. Del grupo o de ser artista está claro que no vivo. Hubo un tiempo cuando empezamos en que nos daba para pagar el alquiler, pero porque en Valencia es muy barato”.

(M) “Nos daba para malvivir, estar de gira todos los findes, y así tirábamos”.

(D) “Lo que es vivir de ello, en plan estar un sábado e ir a cenar con tus colegas, pues no. La verdad es que tampoco nos interesa vivir de la música, porque es lo que te comentaba antes, la vida es una cosa y la música otra. Eso me permite ser superfeliz, coger una furgo e irte con tus colegas y la gente que quieres de viaje. Eso es una maravilla. Creo que cuando una banda es tu curro, entonces dejas de disfrutarlo tanto”.

Puedes consultar el resto de esta entrevista y otros contenidos exclusivos de Ghost, Mägo de Oz, Crowbar o Ilegales en el número 439 de La Heavy. Corre a tu kiosko o visita nuestra tienda online para no perderte nada. 

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Muy buenos estos tres temas como sus correspondientes videoclips por parte de esta interesante banda de nuestro pais como son LA PLATA para su nuevo álbum de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.