malditeria
shalom
night dream
kamino
the baboon show
midnight road
mono inc.
aienruta
davil fantasies
david cesar
motörhead

Entrevistas |Juanjo Berasain y Eñaut Gaztañaga (Ezpalak)

«Somos un grupo muy cañero, pero también de buen rollo»

Por: Alfredo Villaescusa

Encontrar un denominador común a veces es complicado cuando se atesoran tantas influencias dispares. Es el caso de estos oriundos de Zestoa (Gipuzkoa), que con su tercer disco ‘Hortz Aina Hots’ siguen mostrando una predilección absoluta por los sonidos alternativos de los noventa y al mismo tiempo se enganchan a la modernidad con maneras similares a las de los británicos en boga Idles. El vocalista Juanjo Berasain junto con el guitarrista Eñaut Gaztañaga se encargan de responder a las preguntas de Alfredo Villaescusa, que ya ha podido comprobar su apabullante directo.

¿Qué quiere decir exactamente el título ‘Hortz Aina Hots’?

(Eñaut) “Tenemos un amigo que es Gartxot Unsain, un letrista muy bueno que está obsesionado con los juegos de palabras. Estuvimos tomando un café con él y repasando las letras del disco y no sé cómo se le ocurrió lo de ‘Hortz Aina Hots’. No teníamos un título pensado y nos encantó por lo que significaba, algo que no es muy sencillo de explicar”.

(Juanjo) “Literalmente es “hay tantos dientes como ruidos” y quiere decir que cada persona tiene su visión o su opinión, que hay tantas palabras como gente…”.

En este tercer disco parece que hay mucha influencia de bandas británicas de post punk tipo Idles, ¿es así?

(Eñaut) “En nuestro recorrido han ido evolucionando las influencias desde el primer álbum a este en el que sí que se percibe ese sonido británico de punk”.

(Juanjo) “En los últimos años sí que hemos pillado referencias, no de cosas que escuchamos todo el rato, sino de lo que nos molaría hacer, como la energía que representa esa peña, gente tipo Idles, Shame o Fontaines D.C. Son grupos de una nueva ola que han pegado muy fuerte, con una voz muy rotunda y directa, un sonido muy desgarrado y potente…”.

(Eñaut) “Luego hay también grupos que no son británicos que siempre han sido una referencia como Ty Segall, sobre todo en cuanto al uso del fuzz”.

Janar Iglesias, Juanjo Berasain y Eñaut Gaztañaga (Ezpalak) durante la entrevista. Foto: Alfredo Villaescusa.

Nadie imaginaría que el debut estaba marcado por el grunge noventero…

(Juanjo) “Lo que ahí se buscaba era ese sonido de Smashing Pumpkins total, de Nirvana, Alice in Chains…”.

(Eñaut) “Entonces el grupo se había formado recientemente y a Juanjo casi ni le conocíamos. La música de los noventa era un punto de partida que todos compartíamos”.

Hablando del nuevo disco en sí, “Zu Izan” tiene una melodía más cercana al indie pop. La mayoría de los temas son bastante cañeros, ¿era necesario equilibrar la balanza?

(Juanjo) “Pues va un poco por ahí el asunto, sí”.

(Eñaut) “No se trata de algo queriendo, pero sí que buscamos cierto equilibrio. También influye cómo está repartido el disco, es decir, que haya un par cañeras, alguna un poco más melódica… “Zu Izan” fue de las primeras canciones que compusimos para el disco y sí que tiene una continuidad respecto a ‘Kolpatu Topatu’ e “Itzala””.

Por el contrario, “Boterearen Dantza” es casi como un bofetón a mano abierta…

(Eñaut) “Esa en realidad era un descarte del segundo disco. El estribillo que tenía entonces no nos convenció, así que la dejamos reposar. Le dimos una vuelta de tuerca y ahora encaja perfectamente en el nuevo disco”.

Diría que habéis ganado en furia respecto al álbum precedente ‘Kolpatu Topatu’, ¿no?

(Juanjo) “Bueno, el anterior disco creo que lo compusimos prepandemia y no tuvimos en mente especialmente el directo, pero luego sí que lo hemos ido tocando y quedándonos con temas como “Tristura” o “Zatoz”, que representan energía, no tuvimos ninguna experiencia traumática ni nada de eso (risas). Lo que más nos gustaba de Ezpalak era eso, así que lo cogimos”.

Otro dato curioso del último trabajo es que ninguna canción llega a los cuatro minutos. ¿Forma eso parte de vuestro concepto como grupo?

(Juanjo) “Muchas veces te das cuenta de que darle una vuelta a un compás como que le quita dirección al tema. Lo que está ahí, es lo que necesitamos”.

(Eñaut) “Sí, hemos ido cortando un poco. De todas formas, creo que nunca hemos hecho un tema de cuatro minutos, no creo, igual en el primer disco sí que hay algún compás…”.

¿Sois entonces de discos cortos?

(Juanjo) “Bueno, yo creo que el álbum que más veces he escuchado en mi vida es el ‘Dark Side of the Moon’ de Pink Floyd”.

(Eñaut) “A mí me encantaba ‘Mellon Collie and the Infinite Sadness’ de Smashing Pumpkins, que era doble. Hoy en día la gente tampoco tiene tiempo de escuchar un disco largo y eso en cierto modo te contagia”.

(Juanjo) “Yo por ejemplo tengo en la cabeza un grupo llamado King Gizzard and the Lizard Wizard, que me gustó muchísimo y me metí muy dentro al principio, pero al final me acabé cansando de recibir tanta información en un trabajo de hora y media o de cinco discos de una hora. Hemos llegado a un punto determinado en el último álbum, pero no ha sido premeditado”.

¿Qué os parece la escena de post punk que hay en el País Vasco con grupos como Vulk o Belako?

(Eñaut) “Nos gustan todos, hemos tocado también mucho con ellos. Son grupos que escuchamos y con los que nos gusta compartir escenario, muchos son amigos…”

(Juanjo) “La de “Kaosari deika” creo que es una influencia de Vulk muy clara, por las decisiones que toman en los temas, los cambios de ritmo y tal, mientras que a Belako los llevo escuchando desde los 16. Al final de todo eso recibes, les ves en directo y vas tomando nota de cosas que te gusta que hacen”.

Tanto Vulk como Belako han pegado ya el salto a grandes festivales, ¿os veis vosotros en esa tesitura o sois más de salas pequeñas?

(Eñaut) “Nos encanta tocar en salas, gaztetxes y demás, pero obviamente también en festivales, todo lo que nos echen”.

(Juanjo) “Ayer tuve una entrevista en la que también me preguntaban sobre lo de tocar en salas y festivales. La verdad es que abrazamos ambos con locura porque hemos hecho conciertos muy guays en festivales, con mucha gente y mucho ánimo, y también hemos tenido salas muy pequeñas en las que lo hemos pasado increíble. La energía que hay en cada sitio es diferente, independientemente del tamaño que sea”.

Supongo que supondrá todo un subidón estar ya confirmados para el festival Azkena junto a estrellas como Iggy Pop o Alter Bridge…

(Eñaut) “Claro, muchas ganas. Es un festival en el que ya he estado anteriormente y me encantó el formato, creo que Ezpalak puede encajar. Vamos a disfrutar a muerte, seguro que va a ser un finde guapo”.

El directo es por tanto uno de vuestros puntos fuertes…

(Eñaut) “¡El único!” (risas).

(Juanjo) “Nos lo pasamos bien grabando, ensayando, pero en lo único que enfocamos con todo el trabajo detrás es en los conciertos”.

¿Y cómo los definiríais?

(Juanjo) “¡Violencia! Bueno, no violencia como tal, en el término violento de la palabra…” (risas).

(Eñaut) “Yo creo que es un grupo muy cañero, pero también con buen rollo, puedes bailar algunas partes…”.

(Juanjo) “No quería decir antes que era un grupo que proyectaba violencia, sino que tiene mucha energía. Lo damos todo y más. Es un directo que no deja indiferente a nadie. Te puede gustar más o menos, puedes estar más bailón o menos, pero creo que puede llegar a sorprender”.

Por cierto, no puedo evitar preguntaros por esa curiosa portada del disco que parece más bien un cómic, ¿quién la hizo?

(Juanjo) “Lo tienes por aquí (risas). Es obra de nuestro backliner, chófer, nos hace también los videoclips… Es un poco el chico para todo. Nosotros teníamos claro como concepto que la portaba debía ser sobria, hablamos un poco de eso y de portadas tipo las de Velvet Underground, que hay muy poca información, pero te quedas muy rápido con ellas”.

(Eñaut) “Le dimos total libertad, pero él encajaba también con nuestra idea, con cosas como ‘Goo’ de Sonic Youth, portada mítica donde las haya, que en un principio puede parecer fea pero es atractiva a la vez”.

¿Por qué elegisteis el nombre de Ezpalak? (ndr: astillas)

(Eñaut) “Yo hice un disco de Seiurte, un grupo de Berriz, que se llamaba ‘Ezpalak’ y les dije: “Me encanta ese nombre, si algún día hago otro grupo, se llamará así”. Me gusta cómo suena y también me gustó en su momento la explicación que me dio Jokin, de por qué su disco se llamaba ‘Ezpalak’. Me dijo que Seiurte era un tronco y las canciones eran las astillas, pero de una manera mucho más profunda. Estará la entrevista por ahí, puedes buscarla…”.

Si miramos vuestro número de oyentes en Spotify, parece que vuestra música despierta cierto interés, ¿no?

(Juanjo) “A ver, es complicado el tema de redes, de Spotify y demás… Yo siempre digo lo mismo, veo grupos que no tienen tantos seguidores como nosotros y están reventando salas todos los días y luego hay otros que tienen más, pero no generan tanto directo. Estamos un poco en la esclavitud de las visitas en YouTube y los seguidores en Instagram y al final no es una representación fiable de lo que es un grupo. Nosotros creo que vamos bastante acorde a lo que tenemos, pero hay casos que no, por las dos partes”.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Me han encantao estos tres cañeros temas junto a sus currados videoclips para el primer álbum de esta prometedora banda vasca como son EZPALAK.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *