john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

Entrevistas |Álvaro Weik (Artaban's Redemption)

«La gente no tiene tiempo para prestar la atención debida a diez o doce temas»

Por: David Esteban

Álvaro Weik, cabeza del proyecto.

¿Qué pasaría si nos dijeran que en realidad los Reyes Magos nunca fueron tres sino cuatro? Esa es la increíble historia que cuenta esta formación estelar con miembros de Vision Divine o Freedom Call en su debut ‘Broken Puppets’. Álvaro Weik, guitarrista y mente pensante detrás de todo este proyecto, solventa las dudas de David Esteban.

Antes de nada, daros la enhorabuena por el fantástico primer trabajo en formato EP que habéis editado. ¡Suena realmente bien! Creo que la primera pregunta es obligada, ¿por qué decidís publicar un sencillo y no un álbum completo?

“La verdad es que cuando estaba componiendo las canciones y trabajando en la historia que se cuenta en el EP no sabía que iba a ser tan grande. En principio era un pequeño proyecto que iba a grabar, si acaso, con un par de amigos y a lanzar en plataformas digitales. Poco a poco se fue haciendo grande con los músicos que entraban a colaborar, pero ya estaba diseñado y compuesto como EP, que, por otra parte, me parece que está funcionando muy bien. Hay un montón de bandas, estamos bombardeando a la audiencia con algo nuevo todos los días, y la gente no tiene tiempo para prestar la atención debida a diez o doce temas. Cada vez más las bandas optan por sacar sus temas uno a uno o en pequeños formatos”.

Bajo el nombre de Artaban’s Redemption se agrupa una cantidad de talento musical realmente soberbio: Álvaro Weik (Unbound) a la guitarra, Elena Alonso (Lethargus) al teclado, Ivan Giannini (Vision Divine, Derdian) a la voz, Roberto Cappa (Dark Moor) a la batería y Francesco Ferraro (Freedom Call, Vexillum) al bajo. Ahí es nada. ¿Cómo se llevó a cabo la formación de la banda?

“Conocía a Elena y a Roberto porque nuestras bandas habían compartido escenario y me parecían excelentes músicos, así que fueron los primeros con los que hablé. Encontrar a Francesco y a Ivan fue un poco más complicado. Estuve viendo muchos videos en YouTube de músicos desconocidos y algunos más conocidos, sobre todo directos. Y al final les propuse mi locura a ellos y aceptaron, pero la realidad es que después de tantos mails, wasaps o Skype sigo sin conocer en persona a la parte italiana de la banda”.

Por cierto, ¿cuál es el origen del nombre del grupo?

“El origen es un relato del siglo XIX que cuenta que en realidad los Reyes Magos fueron cuatro, pero uno, Artaban, se quedó a ayudar en un pueblo donde había lepra, ya que era médico. Les dijo a los otros que les alcanzaría, pero nunca lo hizo. Una vez que se separa de ellos, todo lo que le pasa es malo: enferma, lo cogen los romanos, torturas… Me gustó la moraleja, al que se quedó a ayudar no le pasaron más que desgracias y los otros tres pasaron a la historia”.

Elena Alonso, teclista.

¿Creéis que el rol, incluso la labor, de un músico cuando forma parte de diversas bandas y proyectos paralelos al mismo tiempo puede quedar desdibujado por no estar centrado en un solo grupo?

“En mi caso, no. Porque los estilos del grupo donde llevo más de quince años tocando, Unbound, y el de Artaban’s Redemption son muy diferentes. De hecho, así nace el proyecto en realidad, de mi necesidad de hacer algo diferente. Así que cuando surge una idea en mi cabeza (o en mis dedos) sé perfectamente hacia qué lado va a ir y dónde encaja”.

La portada del plástico parece evocar un mundo futuro frío, artificial, dominado por las máquinas y falto de humanidad. ¿De qué tratan las letras de vuestras canciones? ¿Quién es el autor de dicha portada? Es realmente peculiar a la par que inquietante.

“Bueno, es un EP conceptual sobre un futuro no muy lejano y como unos robots “de servicio” se rebelan contra los humanos. Las cinco canciones nos llevan a través de esta historia que le conté en su momento a Balita, la autora de las ilustraciones, para que desarrollara su trabajo. Se trata de un futuro frío donde estos robots más antiguos viven en una sociedad paralela en una especie de vertederos hasta que deciden acceder a las comodidades de los humanos y emprender una revolución”.

Ivan Giannini, vocalista.

El estilo de la banda se mueve en torno al heavy power moderno al estilo de bandas como The Unity o Unisonic, ¿estáis de acuerdo? ¿Cómo definiríais vuestro sonido?

“Estoy totalmente de acuerdo. La banda se mueve en un entorno de power metal muy clásico, al estilo (y como homenaje) a las bandas que sacaron trabajos impresionantes a finales de los noventa y principio del dos mil. Muchos grupos como Gamma Ray, Stratovarius, Sonata Arctica, Hammerfall o Running Wild sacaron en este periodo discos tan buenos que incluso ellos mismos no han sido capaces ya de igualar o mejorar los trabajos de aquellos años. Parece que las bandas de power metal modernas han de ser o ultrarápidas (clon de Dragonforce) o ultrasinfónicas (clon de Nightwish).  Me apetecía mucho volver a baterías que toca un ser humano y a guitarras con aquel sonido clásico y no tan sintético como el que ahora está de moda en este perfil de banda”.

Cortes como “Shutting Down” y “Obsolete Tech” albergan una considerable carga de metal sinfónico. En cambio, otros como “Revolution” y “Time For War” parecen más power metal tradicional. ¿Qué opinión os merece esta apreciación?

“Bueno, experimentamos bastante con lo sinfónico, ya que no puedo hacer nada de eso con Unbound. Así que di rienda suelta a mi imaginación en el tema sinfónico y con los coros en las canciones. Como cuenta una historia conceptual, me preocupaba imprimir en cada canción la parte de la trama que estaba contando, para que así al oyente que no supiese inglés le pudiese llegar más o menos lo que estaba contando. En “Obsolete Tech” el robot se despierta en un vertedero. Se da cuenta de que es un desecho, tiene que transmitir rabia e impotencia. Por otra parte, “Revolution” cuenta cómo los robots se unen para la revolución, por lo que debe transmitir la esperanza de algo mejor, tiene incluso toques progresivos. Y trabajando en “Time For War” empecé por unos tambores marciales y de ahí fui tirando para narrar la guerra. Por eso las canciones son muy diferentes entre sí”.

¿A qué os referís concretamente con el título “Never Again”?

“Es la última canción del EP y básicamente cuenta cómo los robots tras ganar la guerra fundan una sociedad utópica. No quieren cometer los mismos errores que los humanos, así que crean su propia sociedad donde todos son iguales y libres y tienen los recursos a su alcance. “Never Again”, que significa “nunca más”, hace referencia a todas esas cosas por las que han pasado los robots y que nunca más volverán a pasar”.

La situación pandémica parece que poco a poco remite y se reactiva la actividad en vivo. ¿Tenéis planes de girar y defender el EP en vivo?

“De momento lo veo muy complicado. Artaban’s Redemption es una banda que debuta y no genera el interés suficiente para pagar los cachés de los pedazo de músicos que tiene en sus filas. A lo mejor después del siguiente trabajo, de cara a 2023, nos podemos dejar ver por algún festival. El tiempo lo dirá”.

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.