guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum

Entrevistas |Sal Abruscato (A Pale Horse Named Death)

«Aprendí mucho de Pete Steele»

Por: Alfredo Villaescusa

Que las desgracias a veces nos traen posibilidades de crecimiento interior es un hecho constatado. Al igual que les ha sucedido a no pocas bandas, la pandemia posibilitó que en menos de dos años el vocalista y guitarrista Sal Abruscato se sacara de la manga ‘Infernum in Terra’, el cuarto álbum del proyecto más personal de este veterano músico al que la mayoría vinculará con Type O Negative o Life of Agony. Alfredo Villaescusa se encarga de ese peculiar descenso al averno.

El título ‘Infernum in Terra’ deja claro que no habrá demasiado buenrollismo…

“Bueno, en primer lugar quería algo donde apareciera la palabra “infierno” porque este año se cumple el décimo aniversario de nuestro debut ‘And Hell Will Follow Me’. Luego la situación con la pandemia y demás convirtió el ambiente en una especie de infierno en la tierra en muchos sentidos, por lo que esa expresión cobraba pleno sentido, así que decidí otorgarle cierta dignidad traduciéndola al latín”.

Podríamos decir entonces que te inspiró la pandemia, ¿no?

“En realidad yo empecé a componer en enero de 2020 y por aquel entonces ya empezábamos a conocer noticias de gente que se ponía enferma en Italia o en Europa. Aquí en Nueva York el confinamiento se produjo alrededor del 17 de marzo y eso me permitió ganar tiempo, ya que trabajo en mi propio estudio, por lo que ahí estuve encerrado el resto del año intentando sacar algo positivo a partir de las desgracias de la gente”.

Supongo entonces que no tuviste problema alguno a la hora de grabar…

“No, porque el estudio está en mi casa y yo me dedico a tocar todos los instrumentos excepto los solos de guitarra. Joe Taylor y Eddie Heedles se encargaron de mandarme los solos por ordenador desde donde estaban, pero del resto de las cosas me ocupé yo mismo”.

Has considerado este lanzamiento una especie de nuevo comienzo, ¿en qué sentido?

“Creo que como compositor estoy comenzando a utilizar ciertos métodos o ideas que podrían ser algo similar a una personalidad que cada vez se distancia más de bandas en las que he estado anteriormente. Me vuelvo más individualista en este aspecto, por lo que podríamos hablar de un estilo o sonido característico de mí. Aparte de eso, para la portada hemos contado en esta ocasión con un artista diferente y eso aportó un aire fresco que los fans también merecían. Al hacer el tercer disco, todos los diseños me empezaron a resultar muy parecidos, y aunque ofrecí al mismo artista encargarse del cuarto álbum,  este lo rechazó. Tiendo a pensar que ese tipo de cosas siempre suceden por algún motivo y cuando Kelvin Doran, procedente de Irlanda, escuchó el título ‘Infernum in Terra’ imaginó la escena que aparece en la portada. Esto significaba de alguna manera romper con lo anterior porque ya no aparecía ningún caballo por ahí. La gente ya conoce el nombre de la banda después de una década, por lo que nos parecía interesante explorar otro tipo de referencias visuales”.

“Cast Out From The Sky” adopta un enfoque diferente, ¿verdad?

“Bueno, tiene más que ver con historias de la Biblia. No quería que todas las canciones trataran sobre mí mismo, depresiones o ideas suicidas, por lo que opté por centrarme en cosas como la expulsión de Lucifer del Paraíso por ser demasiado envidioso. Quería atraer toda la atención, pero Dios no lo podía permitir, así que le mandó a la tierra a mandar sobre los mortales y se supone que es el responsable de las fuerzas oscuras que nos amenazan. De eso iría más o menos la canción”.

Sin despegarnos de la tónica religiosa también tenemos “Believe in Something (You Are Lost)”, ¿muerte a los descreídos?

“Es más bien un mensaje a todos aquellos que se sienten perdidos en la vida.  Puedes creer en lo que quieras, ya sea en un árbol o en una piedra, el caso es que sea algo que te proporcione fuerza para recomponerte en los momentos complicados. Es importante luchar por alguna cosa, ya sea uno mismo, Dios, tu familia o la naturaleza, eso te saca de cualquier agujero”.

¿“Reflections of the Dead” evoca a los difuntos?

“No sé (risas). Lo cierto es que trata de una persona muy depresiva y con pensamientos suicidas que tiene la capacidad de ver fantasmas. Está tan torturado en su existencia actual que desea pasarse al otro lado porque le parece más tranquilo. No es por tanto una canción sobre un muerto en concreto, sino sobre la habilidad de poder contemplar lo que sucede al otro lado”.

¿Y constituye un símbolo “Two-Headed Snake (Propofol Dreams)”?

“Es simplemente una locura como cualquier otra. De lo que hablo ahí es de cuando tuve una operación y para inducirme al sueño me dieron una droga llamada Propofol. Fue un momento muy loco para mí, posteriormente descubrí que esa sustancia es la misma que tomaba Michael Jackson para dormir por las noches y que le acabó provocando una sobredosis. Es una canción sobre las drogas y el efecto que los anestésicos producen en el cerebro”.

Veo que existe bastante amplitud de miras en lo que respecta a las letras…

“Sí, pero no se trata de algo hecho a propósito, así es cómo surgen las cosas. Es más bien una cuestión del estado de ánimo lo que me hace inclinarme por temas más oscuros. Como te he dicho antes, no todas las canciones tienen que abordar depresiones o instintos suicidas, sino que intentan explorar otros entornos diversos. A medida que me hago mayor me interesa todavía más experimentar con otros temas e incluso otros instrumentos”.

¿Cómo debería afrontarse una atmósfera tan tenebrosa como la que propones en ‘Infernum in Terra’?

“Debería sumergirte en una especie de viaje si pones a tope tus auriculares o altavoces. Apaga las luces, enciende algunas velas,  bebe o fuma algo, cierra los ojos y déjate llevar. Es un viaje sin un destino claro, pero que te dejará alguna sensación al final”.

Me parece que eres un aficionado al esoterismo, ¿no?

“Sí, es un tema que siempre me ha fascinado, pero también creo en otras cosas. Mis hijos, por ejemplo, van a un colegio católico y a misa, creo que necesitas tener ambas facetas en tu vida, es imposible creer en una cosa y no creer en la otra. No sé por qué, pero siempre me arrastran las fuerzas hacia ese lado tenebroso, soy además muy curioso y leo bastante al respecto”.

¿Consideras que las canciones depresivas pueden llegar a calmar a la gente?

“Totalmente. Para encontrar la luz, tienes que haber conocido la oscuridad. Todo en el mundo está en un continuo equilibrio. Da igual en lo que creas, una religión en concreto, el universo o el paganismo, todo tiene su lado positivo y negativo, el yin y el yang. Creo que la gente que acaba entendiendo esto al final se acaba sintiendo mejor”.

En el disco utilizas también campanas y otros elementos orquestales, ¿intentarás reproducirlo en directo?

“Soy un tipo de artista que nunca se ha preocupado demasiado por ese aspecto, por lo que en estudio hago toda clase de locuras que se me ocurren, ni siquiera me había parado a pensar lo que comentas…Estaría bien algún día poder contar con más músicos, como teclistas adicionales y cosas así, pero de momento no puedo asegurar que vaya a reproducir todo en directo. Soy más de rock n’ roll en este sentido (risas). Además, por la actual situación no sé si podremos ir a algún sitio y la gente se va haciendo mayor, a mí me encantaría tener 21 años y todo el tiempo del mundo (más risas), pero no es así. Ahora mismo, justo antes de la entrevista, estaba en mi estudio componiendo canciones para el próximo álbum, creo que es lo más sensato que se puede hacer en esta coyuntura".

No te veo con ganas de embarcarte en una gira…

“Bueno, quizás el verano del 2022 podría ser un buen momento, aunque hemos visto continuamente shows aplazados al siguiente año. En Europa la mayoría de los festivales tienen el cartel cerrado, por lo que habría muy poca disponibilidad incluso si me animara. Luego encima el Brexit ha complicado enormemente la vida a las bandas, puesto que necesitas comprar o alquilar equipo nuevo cada vez que vayas a Europa. Conozco un montón de gente que tenía giras preparadas y que justo en el último minuto se ha cancelado todo y pierdes un montón de dinero, así que preferiría ser un poco precavido en este asunto. No es una opinión solo mía, sino que me lo dicen las propias agencias de contratación”.

Han comparado tu forma de cantar con la de Layne Staley de Alice in Chains, ¿te halaga?

“Me vuela la cabeza que la gente piense eso, porque era un cantante excepcional. Es todo un cumplido, mucho mejor que si dicen que canto como el culo” (risas).

¿Y qué opinas de los que todavía ven en este proyecto una segunda parte de Type O Negative?

“De ese tipo de cosas sí que me procuro distanciar. Aprendí mucho de Pete Steele y valoro todas las experiencias que nos sucedieron juntos. Pero cuando murió, con él desapareció también Type O Negative. Siempre quedará el legado de todo aquello, no puedo negar mis raíces musicales, pero al mismo tiempo A Pale Horse Named Death se trata de algo más personal, por lo que siempre incorporaré mis propias ideas. No me molesta ni mucho menos que la gente vea la huella de Type O Negative, pero después de una década de existencia creo que la banda ya posee cierta entidad”.

¿Qué es lo más importante que te enseñó Pete Steele?

“Cuando me uní al grupo solo tocaba la guitarra y el bajo, pero él me animó a tocar también otros instrumentos, porque eso era algo que Pete hacía a menudo. Luego también me resultaba fascinante la manera que tenía de componer canciones, su hermana incluso me dio muchos de los libros que tenía sobre este asunto. Era muy prolífico a la hora de escribir en el estudio y ese tipo de ambiente tan creativo también me influenció bastante”.

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Brutales todos estos temas como uno de sus videoclips muy currado para el nuevo álbum de estudio de los potentes A PALE HORSE NAMED DEATH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.