adamantis
songofanhubis
black sabbath
impostores
black ducados
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee

Cuando Iron Maiden abría para Kiss: 40º aniversario del Unmasked Tour 1980

6 octubre, 2020 8:58 pm Publicado por  7 Comentarios

Fernando Martínez profundiza en el Unmasked Tour de 1980, una histórica gira en la que unos Kiss que atravesaban por un bache comercial y que acababan de incorporar a Eric Carr, contaron con los incipientes Iron Maiden para que les acompañaran en nueve países europeos. Por desgracia España no fue uno de ellos.

El de Roma fue el primer concierto juntos.

Venerados por aquella generación de rockeros nacida con la ola del heavy inglés en 1980 a despecho de las modas y tendencias musicales que cada vez eran mayor, la admiración, la devoción y el entusiasmo que circundaron a Iron Maiden aumentaron sin cesar con el paso de los años hasta hoy en día que se han convertido en una de las mayores y reconocidas agrupaciones del heavy metal en todo el mundo.

Publicaron el EP ‘The Soundhouse Tapes’ en el invierno de 1979; sólo se podía adquirir por correo, pero aquellos cuatro temas de Iron Maiden llamaron la atención del público. Poco tiempo después actuaron como teloneros de Motörhead, y más tarde obtuvieron un clamoroso éxito en el Marquee de Londres, hasta tal punto que el semanal Sounds los presentó junto a Def Leppard y Saxon, como la mejor promesa del nuevo heavy metal anglosajón. La compañía EMI no dejó escapar la oportunidad de contratarlos, estimulada por el éxito de una cosecha de jóvenes grupos promocionados por Neal Kay, quien entre 1975 y 1980 dirigió un club de rock llamado The Bandwagon Heavy Metal Soundhouse  -de ahí lo de ‘The Soundhouse Tapes’- en el cual hacía sonar a las nuevas bandas del heavy británico que aún no tenían discográfica, Saxon, Praying Mantis y Iron Maiden entre ellas.

Iron Maiden iniciaría una gira bajo la marca “Metal for Muthas” junto a Samson, Praying Mantis y otras bandas del nuevo movimiento del metal en Inglaterra. Mientras Maiden seguía creciendo se pensaba detalladamente en el elemento extra que le diera a La Doncella de Hierro la suficiente fortaleza para poderse codear con las bandas más poderosas del mundo, y tras esta necesidad aparecería “Eddie”.

Eddie surge de la teatral espectacularidad de Kiss. Varios de los integrantes de Maiden eran seguidores suyos, así que deciden poner para sus conciertos la máscara de Eddie a algún voluntario con el fin de acercarse, en la medida de sus posibilidades, a un show más teatral.

El 18 de Febrero sería el lanzamiento oficial del primer single de la banda, “Running Free”. Paul Di’Anno, Dave Murray, Dennis Stratton, Steve Harris y Clive Burr formaban la banda. “Running Free” había sido compuesta por Harris y Di’Anno y alcanzó el puesto 40 de lo ranking ingleses, razón que animó a la banda a seguir apostando fuerte por su música. Mientras tanto, en EE.UU. la popular agrupación Kiss elogiaba a la banda británica y daba a conocer sus intenciones de hacer la gira por Inglaterra acompañado de Iron Maiden.

El disco debutaba en el puesto número 4 y el tema “Sanctuary” (Murray, Harris y Di’Anno) llegaba al 29 de las listas. Gracias a esto, Iron Maiden logró ser la banda que acompañaría a Judas Priest en su gira por Inglaterra. Y después de esto, ¡se haría oficial la gira europea como telonero de Kiss! Iban a ser más de 40 conciertos en países como Bélgica, Holanda, Alemania, entre otros.

Cartel del concierto de Múnich de la gira que se suspendió.

La gira de Kiss por Inglaterra y Europa había sido ya contratada y las entradas estaban a la venta en muchas ciudades. Los shows estaban siendo promocionados con la imagen de su anterior disco, ‘Dynasty’. Muchas de las entradas fueron imprimidas a todo color y con un patrón el doble de grande que en otras ocasiones, con la foto de Kiss y el encabezamiento en negrita "El supergrupo americano Kiss". Las taquillas en Alemania, Suecia e Inglaterra fueron inundadas por hordas de fans haciendo colas interminables para comprar entradas. Pero había un gran problema con esta promoción. Peter Criss había dejado la banda y en Europa la mayoría de los fans no tenían ni idea de esto. La solución obvia era anunciar que Peter estaba enfermo. La gira fue cancelada, y el 17 de abril de 1980 se emitió un comunicado de prensa. Ya con Eric Carr a la batería se replanteó el tour, que empezaría en Roma a finales de agosto. No es la época del año más oportuna para empezar una gira europea, ya que las vacaciones de verano dejan medio vacías las mayores ciudades. Pero estaban sin alternativas; Kiss tenía que tocar en Europa ese año y una gira por Australia estaba ya preparándose para finales de otoño. La banda nunca habían tocado en Italia, y el show en el viejo estadio Velódromo Vigorelli de Milán casi termina en desastre. Cuando Kiss empezó a tocar "I Was Made for Loving You", un exitazo en Italia y casi toda Europa, el público se volvió loco. Pero poco después, cuando llevaban como una hora de show, un grupo de militantes izquierdistas saltó al escenario tras burlar a la gente de seguridad gritando “¡Kiss fascistas! ¡Kiss fascistas!". La banda paró en seco el concierto. La música paró delante de una audiencia de 30.000 personas y Kiss abandonó el escenario. Tras media hora la banda volvió para terminar el show.

Alemania contenía once fechas de la gira. Múnich y Stuttgart funcionaron bien, pero un show al aire libre en Frankfurt, cerca de la base militar americana, tuvo una muy pobre concurrencia ya que la lluvia y los fuertes vientos barrieron la región. Escandinavia ha sido siempre grande para Kiss, y Oslo y Estocolmo arrastraron enormes audiencias a sus pabellones. Francia en los ochenta no era un país con muchos fans de Kiss, especialmente en las provincias. En París sí funcionó bastante bien.

Iron Maiden fue la banda de apertura en Italia, Alemania, Bélgica, Francia, Suiza, Países Bajos, Suecia, Dinamarca y finalmente Noruega. La actuación del 13 de octubre en Noruega, concretamente en Drammen, fue la última con Dennis Stratton. El guitarrista fue despedido poco después por diferencias musicales y reemplazado por Adrian Smith.

Dennis Stratton (ex guitarrista de Iron Maiden): "En 1980, después de tocar en algunas fechas junto a Judas Priest, Kiss nos pidieron acompañarles en su tour, que iba a ser bastante bueno. Seria por Europa y Escandinavia. Luego ellos no quisieron que abriésemos sus conciertos en Inglaterra porque nosotros teníamos demasiados fans allí y eso les perjudicaría. Era extraño, porque yo había estado de gira con Status Quo y otras bandas en los años 70 y siempre me había gustado compartir las giras. Yo no lo veía como que había una banda como cabeza de cartel y otra como apoyo para abrir un show, para mí era todo un mismo espectáculo. Los egos no van conmigo. Me encanta hablar con los músicos. No me gusta la fricción entre las bandas”. Iron Maiden International Fanzine.

Paul Di'Anno: “Fuimos invitados para abrir un montón de fechas por Europa y todos los chicos de Kiss fueron geniales con nosotros, especialmente Gene Simmons, que nos ayudó hasta económicamente y esas cosas. Sí, era fantástico, se portó realmente bien. Realmente todos nos ayudaron mucho, pero Gene Simmons especialmente conmigo se portó muy bien. Él estaba al cuidado de mi dinero (por aquel entonces no era precisamente mi punto fuerte), me lo administraba y me daba lo estrictamente necesario cuando realmente lo necesitaba, lo que me impidió consumir basura. Gene me trató como a un hijo, él me enseñó qué hacer y qué no hacer. Empezamos aquella gira como soporte de Kiss y, de repente, nos convertimos en una banda muy popular. Es también durante esta gira en la que empezaron nuestros problemas con Dennis Stratton”. Iron Maiden International Fanzine.

Dennis Stratton: “Al comienzo de la gira Rod Smallwood (manager de Iron Maiden) dejó bien claro que no quería que ninguno de nosotros nos mezclásemos con la gente de Kiss, y desafortunadamente eso fue el comienzo de los problemas entre Rod Smallwood y yo. No soy esa clase de persona. Llegué a conocer a Gene Simmons y Paul Stanley realmente bien. Me hice muy amigo de ellos desde el comienzo de la gira. Me sacaron al escenario en Estocolmo durante mi cumpleaños en octubre. Paul Stanley me regaló un casco de bombero con su autógrafo que usó durante una canción llamada “Firehouse”. Nos invitaron a comer a mí y a Dave “Lights” Beasley (por entonces a cargo de la iluminación, pirotecnia y otros efectos de Iron Maiden). Grandes tíos, y eso fue cuando aún no se les conocía el rostro en público. Hubo gente que tomó fotos en el restaurante y fueron echados rápidamente de allí, ya que no querían que su identidad fuese revelada”. Iron Maiden International Fanzine.

Bruce Dickinson: “Estuve con la gente de Maiden en Avignon, Francia, en el otoño de 1980, ellos y su macabra mascota Eddie eran la banda que abría los shows de Kiss. Pasé un buen rato con ellos y su manager Rod Smallwood. Me di cuenta de que tenían algún problema interno en la banda, más tarde, el guitarrista Stratton fue reemplazado por Adrian Smith, mientras que Di'Anno se fue después de grabar el álbum ‘Killers’”. Iron Maiden U.S. Fan Club Fanzine.

Dave Murray (guitarrista de Iron Maiden): "Kiss fueron geniales. En nuestro primer concierto con ellos tuvimos problemas con nuestro equipo; se retrasó en alguna parte de la frontera, aunque finalmente llegó, pero una hora antes de que tuviésemos que abrir para Kiss. Durante todo el día Gene Simmons nos había estado diciendo: “No os preocupéis, muchachos, si vuestro equipo no aparece, nos aseguraremos de que no tengáis que cancelar". Gene estaba dispuesto a prestarnos los instrumentos y la batería de Kiss; incluso envió a alguien a ver si podía contratar una línea de crédito para nosotros. Fue un gesto muy bonito”. Iron Maiden International Fanzine.

Paul Di'Anno: “Subieron al escenario y nos llenaron a todos la cara y el pelo con crema de repostería, todo el mundo estaba enloquecido y corriendo e iniciamos una guerra de tartas. Kiss tuvo que retrasar el show cerca de una hora mientras que volvían a cambiarse todo su maquillaje y los trajes y se limpiaba el escenario y todo lo que conllevó aquella guerra de tartas. Bueno, fue muy divertido, una gira realmente fantástica. Gene Simmons vino a los camerinos y nos pidió una camiseta de Iron Maiden. Yo sabía que la gente de Kiss no se solía poner camisetas de otras bandas, por lo que le pregunte: "¿Para qué quieres una camiseta de Iron Maiden si no te la vas a poner?", a lo que contestó: "Sí, es verdad, pero sé que tendré la camiseta de un grupo que va derecho hacia el éxito”. Iron Maiden International Fanzine.

Steve Harris: “Todo lo que queríamos hacer era salir a tocar. Viajamos a todas partes con Kiss, había montones y montones de chicas gritando, era increíble. Chicos corriendo por la carretera para conseguir fotos. Venían montones de fans a los conciertos para que les firmasen autógrafos. Después de la gira por Europa con Kiss, nuestro álbum de debut fue disco de oro en varios países, como en Suecia y Francia. Fue una gira muy exitosa”. Iron Maiden U.S. Fan Club Fanzine.

Gene Simmons: “Me encanta Iron Maiden, y debe ser genial estar en esa banda, corren por el escenario bastante, pero ni siquiera sudan. Estar en Kiss es un jodido trabajo que te rompe la espalda. Incluso estando de pie quieto con las botas de plataforma de 17 centímetros y con 20 kilos de armadura, te sudan hasta las pelotas; en el escenario hay a mi alrededor llamas, escupo fuego… Al final de cada concierto estamos agotados”. Kiss Army International.

En el Hotel Sofitel, en Lyon, a 200 km de Avignon donde Kiss habían tocado la noche anterior, la banda tenía programado descansar un par de días. Allí Ace Frehley destrozó literalmente la habitación. El director del hotel ordenó a uno de los porteros que cogiese la furgoneta que debía llevarles al aeropuerto y bloquease las limusinas para que no saliesen de allí. Kiss estaban inmovilizados. El director estaba indignado por el desastre que había encontrado en la habitación del “Monsieur Frehley". Kiss tenía que coger un avión para París. Gene y Paul no sabían nada sobre lo que había sucedido en la habitación de Ace, pero sabían que nunca saldrían de Lyon si no pagaban la factura. El director estaba dispuesto a llamar a la policía. Con los músicos ya sentados en las limusinas, desembolsaron de mala gana más de 1.500 dólares en francos para liquidar la factura.

Gene Simmons recuerda alguna anécdota en Europa, está un tanto menos crítica que las ocurridas en Milán y Lyon. “En uno de los aeropuertos de Europa, Eric Carr apareció con un traje de camuflaje y cinturón de balas. Todas las balas estaban vacías, pero no era el momento ni el lugar para ir cargado con munición aunque fuese de atrezo. Los guardias de seguridad del aeropuerto se lo llevaron. Desconfiaban de él y pensaban que usaba peluca por lo frondoso que era su pelo. Preguntaron, "¿Qué hay debajo de eso?". Quiero decir que realmente le examinaron de arriba abajo, incluso le hicieron una inspección anal. Eric protestaba todo el rato: "¿De qué estáis hablando? Soy de White Plains". Mientras que Peter Criss se estaba quejando constantemente de todo, era muy divertido tener a Eric alrededor. Él era tremendo”. Kiss and Sell: The Making of a Supergroup.

En Londres, Kiss batieron récords, la factura de la semana del hotel y las limusinas fue de casi 70.000 dólares. Los gastos del grupo se habían vuelto un grifo abierto.

Harían dos conciertos a principios de septiembre en el Wembley Arena y otros al norte del país, en Stafford y Chester. Su base para los shows británicos era el elegante Hilton en Park Lane, al otro lado de Hyde Park. Aquel verano de 1980 fue también el momento álgido de la invasión árabe en Londres, y el Hilton era una especie de Meca para ellos. El vestíbulo rebosaba de hombres con túnicas blancas y mantos marrones, con grandes pañuelos cubriéndoles la cabeza. Todas las noches el hotel se llenaba de maravillosas prostitutas británicas y europeas, estupendas mujeres cargadas de pulseras y collares con conjuntos de alta costura de las principales casas de moda. Todas las noches eran una fiesta para los miembros de Kiss…

Cuando la gira terminó, Kiss habían dado veintinueve shows en Europa e Inglaterra. Dondequiera que tocasen, causaban un gran impacto en los fans y en la prensa. Las fotos salpicaban las primeras páginas de periódicos generalistas y por supuesto de la prensa musical, que los ensalzaba como fenómeno americano con un fabuloso show escénico. Pero la producción era demasiado grande para algunos sitios en Europa. Los tamaños de las audiencias variaban, desde los estadios en Italia con 30.000 personas a las 3.000 en algunos sitios de Francia. Las audiencias en Inglaterra y Escandinavia fueron oscilaron entre las 10.000 y las 20.000 personas en algunas ciudades.

Paul Stanley y Steve Harris en una foto tomada por Clive Burr.

El entusiasmo de la compañía discográfica Phonogram por la gira duró sólo hasta que vieron las facturas. Había costado una inimaginable e inaudita suma de dinero y el déficit era pasmoso. Phonogram había apoquinado ya 500.000 dólares y les resultaba inconcebible que en una gira se pudiese gastar tanto dinero. Estaban indignados. El tour de siete semanas por Europa e Inglaterra supuso un gigantesco gasto, Phonogram corrió con una parte sustancial, pero el resto salió de los bolsillos de Kiss. Sin embargo, para Iron Maiden, que abrió 24 conciertos del “Unmasked Tour” entre agosto y octubre de 1980, fue el mejor de los escaparates.

Fuentes consultadas: Kiss and Sell: The Making of a Supergroup por C.K. Lendt 1997 - Kiss Alive Forever: The Complete Touring History. Curt Gooch and Jess Suhs 2002 - Ace Frehley’s Fanclub Newsletters, 1987 - Iron Maiden International Fanzine 2-19, 1981-1986 - Iron Maiden U.S. Fan Club Fanzine 1981-1986 - Kiss Army News 1980 - Kiss Army International UK 1980 - Kiss Crazy fanzine UK 1989 - Kiss Renegaders fanzine UK 1992.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.