abogados del ritmo
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

Crónicas

Barracüda

«Se comportaron como unos grandes showmen compenetrados en escena y haciéndonos sentir muy cómodos, aportando toques de humor en algunas de las presentaciones. »

3 julio 2021

Sala Moby Dick, Madrid

Texto: Txus Tankian Fotos : Charly RnR

‘En la calle’ es el segundo EP de Barracüda. Su presentación en directo se vio truncada por la situación que hemos estado atravesando. Por suerte, con la reactivación de la programación cultural, a pesar de que son un poco reacios a los conciertos sentados, se han animado a dar el primer paso en la céntrica sala Moby Dick colgando al poco el cartel de “sold out”.

Arrancaron con una puesta en escena impoluta donde una gran Barracuda se proyectaba a pantalla gigante. Al momento, el telón se fue izando y la banda irrumpió con su indumentaria representativa, ataviados con camisas negras y corbatas amarillas que representaban el color de su seña de identidad, tanto en el logo, como en la presentación del nuevo trabajo discográfico.

Asimismo, Millán (bajo y voz) y Aitor (guitarra) portaban gafas de sol, algo que les complementaba la actitud poderosa que comenzaron a desgranar con punk acelerado de temas breves y directos.

Los primeros temas en sonar fueron el potente “Como serpientes”, de su nuevo trabajo ‘En la calle’, y “No es No”, para después darnos las gracias por acompañarlos en este concierto tan importante. Una circunstancia tan especial como es el regreso a los directos después de tanto tiempo de espera.

Este power trío desgranó su repertorio con temas breves de punk de la vieja escuela adaptados a los nuevos tiempos, como por ejemplo, “Niñez extinguida” del debut ‘Profundidad’.

También presentaron material que aún no está editado como “30 años y 1 día”, un poderoso temazo que nos recuerda a bandas míticas como Barricada. Mucha adrenalina en un tema punk melódico con ritmos frenéticos.

Sonó “Inmigrante”, aunque esta vez fue Aitor el que se encargó de las partes vocales. Fueron cambiando sus roles en algunas partes del concierto, así como en los coros. Millán y Aitor estuvieron compenetrados agitando sus instrumentos, con sus poses y dándonos calor constante.

Mientras tanto, nosotros como público, estuvimos realmente contenidos inevitablemente. Hemos visto muchos conciertos de diversos estilos en esta situación, pero realmente al ver un concierto de punk sentado te dan ganas de ponerte a hacer un pogo en mitad de la sala.

Aun así, nos conformamos con esta descarga de adrenalina y con poder movernos de nuestras butacas, levantar los brazos y dar ánimos con una gran ovación de la sala completa que coreaba intensamente a nuestros Barracüda.

Aún faltaban muchos temas por sonar, como “Lobos”, reivindicaciones con “Nuestros campos” y el intenso “Desahuciado”. Un nuevo éxito que pudimos descubrir fue “Presencia impecable”, con esencia de puro rock ‘n’ roll muy melódico acompañado por un buen estribillo, o “Sabia experiencia”, del EP ‘Profundidad’, con riffs crudos, pura adrenalina y donde hacen un guiño a los Sex Pistols coreando “No hay futuro”.

“Si me quieres ver” lo dedicaron a su mánager, alguien que les está aportando buena experiencia a esta joven banda para poder estar en la brecha del difícil mundo del rock. Este corte más “oldie”, a pesar de ser punk, está acompañado por trazos de rockabilly.

La banda siempre está orgullosa de sus raíces, de dónde provienen y de la gente que les sigue. Así que “Ciempozuelos” fue uno de los grandes temas, ya que muchos de los allí presentes venimos de allí, de los confines del sur de Madrid donde los campos son nuestro entorno rural. Aprovechamos para disfrutar de una gran exhibición de su batería Givo, que estuvo impoluto durante todo el show.

“El desierto” nos aportaba un toque de rock sureño, seguido de “Soy tan feliz”, donde Aitor volvió a ejercer de voz cantante. Se comportaron como unos grandes showmen compenetrados en escena y haciéndonos sentir muy cómodos, aportando toques de humor en algunas de las presentaciones.

En estos tiempos de Vox y de “rock contra el fascismo” cargaban con otro tema en referencia a estos tiempos oscuros que tristemente siguen vigentes con el acelerado “Nunca se han marchado”. Y “Paraíso natural” o “El atraco” son otras de las nuevas referencias de punk melódico que aportaban un toque hard rock a la guitarra y donde la actitud de la banda seguía estando presente en escena.

Con “Tirao” la caña y destrucción invadía la sala en la recta final en la que presentaban a la formación seguido por el conocido “Lorenzo Orsetti”. Por insistencia de la sala hicieron bises con su conocido “Pastorear”, en el que contaron con la colaboración a las voces del genial Alfonso (Desastre) que tanto ha hecho por darle un gran empuje a este proyecto.

Como broche final, nos presentaban en primicia “Calles borrachas”, con ritmo frenético de puro rock ‘n’ roll, y que sirvió para dar punto y final a este bonito, familiar y nuevo reencuentro con una de las bandas referencia que tiene mucho que aportar en el punk rock estatal.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.