uoho
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
stratuz
dirty honey

The Hellacopters

Eyes Of Oblivion

Nuclear Blast (2022)

Por: Alfredo Villaescusa

9

Que el rock ha muerto es una cantinela a menudo sin fuste ninguno que se suele sacar a colación cuando alguien quiere ir de moderno y le parece que eso de las guitarras se antoja de la noche de los tiempos. Una pura jugarreta comercial que denota solo oportunismo y que no entiende que la música se compone de ciclos en los que suben y bajan determinados estilos sin que ello signifique que haya que enterrarlos de inmediato. Casi podríamos decir que han surgido intentos de asesinato desde mediados del siglo XX, pero pasan las décadas y ahí sigue aquello con lo que no lograron acabar ni los sintetizadores ni esas ponzoñas urbanas con las que a diario nos bombardean.

Si a uno le gustaría comprobar la fortaleza del rock n’ roll del siglo XXI, basta ponerse el último disco de The Hellacopters, pillar un palo de escoba o cualquier objeto alargado que sirva para marcarse punteos imaginarios y constatar que este regreso a la actividad no obedece ni de lejos a la nostalgia.

Ni siquiera aquí nos intentan colar de tapadillo un álbum encubierto de Imperial State Electric, a pesar de que en ocasiones alguna pieza nos obligue a pensar eso.

El poderío compositivo de Nicke Andersson brilla en su pleno esplendor en el glorioso arranque de “Reap A Hurricane”, con todos los ingredientes típicos de la casa y ese aroma a himno por el que debería convertirse en un clásico instantáneo. “Can It Wait” posee del mismo modo un comienzo enérgico que agradará de inmediato a los fieles y recordará por qué marcó tanto su peculiar sonido en la época, esos punteos deberían considerarse patrimonio eterno del rock.

“So Sorry I Could Die” disminuye la velocidad pero no la emoción, les sienta genial esta aproximación al blues que evoca lejanamente algo con tanta clase como el celebérrimo “I Put A Spell On You” de Screamin’ Jay Hawkins. Recuperan brío con el homónimo “Eyes Of Oblivion”, más combustible de altura para el aquelarre eléctrico, esto tiene que atronar en las distancias cortas. Rechacen imitaciones, 100% The Hellacopters.

La huella de los primeros Kiss prevalece en “A Plow And A Doctor” y constata que sigue siendo una de sus principales influencias, dan igual los años que pasen. "Positively Not Knowing" destila urgencia punk con esos tonos característicos de Andersson que parece que ha nacido para cantar esto, ni efectos de voz ni mierdas, actitud y calidez a borbotones.

El rollo power pop de “Tin Foil Soldier” huele a descarte de Imperial State Electric, aunque la disfrutamos igual y uno podría llegar a sorprenderse de que este tema realmente no haya sido compuesto en los setenta. “Beguiled” tampoco desmerece el redondo, lo propulsa todavía más con otro de esos cortes que estamos deseando escuchar en directo. Las guitarras son para saltar lágrimas. Ortodoxia rockera a degüello.

El inicio de “The Pressure’s On” es del mismo modo para enmarcar y no menos se merecería ese luminoso estribillo que conservarás en la memoria desde la primera escucha. Y para terminar este festín de electricidad desatada nada como “Try Me Tonight”, que vuelve a recuperar la magia deudora de Paul Stanley o Gene Simmons. Si eres de los que flipa con el sonido de “C’Mon And Love Me” o “Strutter”, te resultará una maravilla total.

Por si fuera poco, todavía nos espera en su edición especial un segundo disco con versiones tan pintorescas como “I Am the Hunted” de GBH o “Eleanor Rigby” de The Beatles, aparte de otras revisiones más de sibaritas como las que hacen de The Brogues o String Driven Thing. Para lamer hasta el plato.

Es curioso que un grupo que apela por completo a lo vintage en su manera de hacer las cosas al mismo tiempo abomine de ello y certifique que no han regresado más de una década después únicamente para vivir de las rentas. Este lanzamiento es tan emocionante como un reencuentro sentimental que no ha perdido ni un ápice de vigencia. Se nos han clavado esos ojos del olvido en el alma, sí.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Pedazos y cañeros temas como sus respectivos videoclips para lo nuevo de los suecos THE HELLACOPTERS.

  • Seba t dice:

    Es un album no decepciona, volvieron con energia el mismo nicke anderson, habia material grabado aparecio para este disco y otros fueron agregadas, para este nuevo material un album con sonido directo no se guarda nada, the hellacopters tenia que regresar como debia ser, el ep reap a hurricane, incluia otro tema bien cañero, habra esperar el material extra, se necesita este regreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.