adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

Stinky Buffalo

Crafted

Autoeditado

Por: Alfredo Villaescusa

7.5

Que en los bares suelen suceder las mejores cosas de nuestra vida es un hecho incontestable, más allá de lo aficionado que pueda ser uno al bebercio o a intimar con los parroquianos. Ahí es donde hemos conocido a grandes colegas entre trago y trago o donde nos hemos enamorado, el lugar en el que hemos quedado con chicas de impresión, de esas que intimidan con solo echar una mirada. O aquel antro en el que te pillaste una cogorza monumental para olvidar esto o aquello. No hay que avergonzarse, cada cual sobrevive como puede.

Pues bien, cuentan que estos sevillanos coincidieron una noche de 2017 en el bar Habanero, y a la par que andaban trasegando botellines, sentaron los cimientos sobre los que pivotaría una futura banda. Ellos ya se conocían de antes, puesto que algunos habían militado en otros combos durante los noventa en los que tocaban versiones de Ramones o Sex Pistols. Se rodearon de otros especímenes de su zona y el resultado es este EP en el que dan buena cuenta de un considerable abanico de influencias que van desde el grunge noventero hasta el garaje o el punk.

Con cierto sonido grasiento se presenta “Never Taught”, que no se encuentra demasiado alejada de los Supersuckers más desérticos y además posee punteos lo suficientemente motivadores como para pillar la escoba o cualquier objeto alargado que permita hacer air guitar. Pisan el acelerador a fondo en “Anymore”, ideal para escuchar con sombrero de cowboy y gafas de sol por la ruta 66, antes de que “Crazy Way” ponga sus miras hacia Dr. Feelgood y los sonidos garajeros más tradicionales.

Parece mentira que esto ya se acabe con “Today Baby Shine”, pieza noctívaga hasta las cachas en la que no sería extraño acordarse de figuras claves como Iggy Pop o Lou Reed. Todo un descenso a los infiernos, a esas horas en las que ya no sabes si es de noche o de día y si lo que ha sucedido es real o no. El momento preferido de los aprendices de Charles Bukowski y otras balas perdidas.

Interesantes mimbres los que demuestran estos andaluces en este prometedor EP, aunque seguro que todavía pueden perfilar mejor su propuesta, ya que con eso de abarcar tanto en un disco de corta duración al final sucede lo que dice el refranero popular, que no se llega a profundizar lo suficiente. Y eso es una pena en un trabajo que se antoja casi un visto y no visto por lo fugaz que resulta su escucha, un indicativo inapelable de que se disfruta de lo lindo. A Eddie Spaghetti le encantaría.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.