escuela de rock de palencia
tridente
religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2

Solos

La tristeza alternativa

Autoeditado (2021)

Por: Javier Pérez

7

A ver, chicos… ¿Sacáis al mercado música que es adicción de la buena y tenéis la desfachatez de que únicamente nos lleguen tres temas? ¡Eso está feísimo! Solos, daos por aludidos que va por vosotros.

Y es que este ‘La tristeza alternativa’ es corto, cortísimo incluso, pero intenso y afilado como cualquier navajazo trapero en una refriega de altas horas de la madrugada. Rock escuela Extremoduro, gastando más el halo punkarra que exhibiera el Robe en sus comienzos que el poético sosegado, que también gusta, sí; pero aquí nuestros protagonistas de hoy han estrangulado el lado oscuro del poeta extremeño, combinándolo con influencias variadas inspiradas en la música popular que realza nuestra escena.

Habrían encajado de circo en aquella hornada que se fraguó en las latitudes medias de la década pasada, al lado de Marea, Poncho K, Forraje o Sínkope. Sin embargo, lo hacen en 2021, cuando el mundo no sabe ni hacia donde se dirige. Y ahí afilan bien Solos, se desgañitan y exponen las cosas claritas.

Como decía, tres pistas vuelan que ni te enteras. Suena primero “Desafinado”, arrastrando el inicio hasta desmelenarse con una clase soberbia y encaminarte hacia una lírica compacta, correosa y resuelta con una plausible sencillez. Drogas, amores lejanos, pensamientos impuros y vivencias dolorosas. Claramente cantan rocanrol. Luego cae “De farol”, más historias de nadie, más rock puro, aquí en clave clásica. Te van a poner en boca pensamientos que alguna vez te han rondado la cabeza y nunca has encontrado el momento de soltarlos en tertulia. “Botellón” cierra la merienda, soltando por la boca sin miramientos lo que les viene a la mente. Explícitos, contundentes e iracundos plasman el reflejo social de jóvenes y no tan jóvenes. Es que es para escucharlo, no te puedo contar más.

Y ya. Se acabó la historia. Queremos más, chicos. Yo, entretanto, he buceado en su discografía anterior, a la espera de más adicciones.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.