religion6
painkiller party
black sabbath
bow
pendejo
the loyal order
dark rails
guadaña octubre
Gato Ventura
sepultura
Deskarria2
easy rider
Pocket Piano
escuela de rock de palencia
motorhead

Puraposse

Sírvase

Motmo (2021)

Por: Alfredo Villaescusa

10

Desde luego que hacía falta que un grupo se preocupara por el recorte de libertades que hemos sufrido últimamente. Parece que hablar de esto es como desatar la caja de los truenos y la puerta de entrada para que te llamen de todo, así de absoluta es la impunidad de la que gozan los negacionistas de la democracia en la actualidad. Habría que ver hace unos años quién en su sano juicio apoyaría toques de queda o impedir el derecho al trabajo de ciertos sectores de la población. Que me aspen si esa no es la base de cualquier régimen fascista.

Puraposse, la banda formada por Aguayiko, guitarrista de Kaótiko, aborda problemas como ese de tener hora de recogida por decreto, aparte de otros clásicos en el punk, como la pasión por la música, la fiesta o el sexo. Porque el espíritu combativo no está reñido con pasárselo bien sin preocupaciones de por medio. Nunca viene mal desconectar.

Para esto último es genial este segundo trabajo de los de Agurain, a la venta desde el 15 de octubre, un lanzamiento del que conocíamos los detalles y hasta algún adelanto desde el mes de mayo. Después de escuchar esta reválida sin desperdicio alguno nos queda más que claro que dicha obra está llamada a convertirse en uno de los discos punk del año. Piezas redondas a la yugular que entran como un tiro y letras realmente inspiradas que incluiría entre lo mejor del género.

El reivindicativo “Las calles” nos proporciona el subidón necesario para ponernos a tono, a la par que censura el intento de los de siempre de meter el miedo en el cuerpo, una estrategia de control social que vemos que no tiene fecha de caducidad, pues se acostumbra a reciclar una y otra vez. “Rock and Roll” nos devuelve la ilusión por la música sin aflojar lo más mínimo y con un estribillo colosal para cantar a pulmón en los directos. Y “Eyacula” es un puro temazo en el que se fantasea sobre lo bonito que sería el mundo si todos se desfogaran creativamente. Seguro que te suena eso que dicen de que “se han inventado una nueva orden, no se puede salir sin ponerse el condón”. Fiel reflejo de la sociedad de siervos en la que nos hemos convertido.

Quizás piensen que un servidor es poco objetivo, pero es que “Punky contento” se trata de otro corte de los de levantarse del sitio en el que se aborda el preocupante auge de la extrema derecha. Sin medias tintas, como era de esperar. Dejan de ponerse serios con “Postre va a caer”, que plantea con un rollo festivo y nada mojigato el poder sanador del sexo, con lo modernos que somos ahora y la verdad es que pocas veces se había afrontado en canciones ese asunto con tanta naturalidad.

“Sin ausencia” es otro himno de combate y de glorificación de los barrios, el verdadero motor de cualquier ciudad, por mucho que en ocasiones los disfracen con establecimientos hipsters y demás. Punk por los cuatro costados. Y “Fuertes de mente” constituye un auténtico ejemplo de superación personal, una bomba de potencia devastadora destinada a no mantener ni un solo prejuicio en pie.

Se tornan sosegados por primera vez en el redondo con “Sentidos”, un respiro para tomar aire antes de “Montaje”, que vuelve a la tralla con toda la artillería pesada y un rollo visceral muy a lo Rat-Zinger. ¡Arriba siempre las cacharras!

“Piko y pala” cuenta en el inicio con unos coros épicos antes de seguir repartiendo bilis como si no hubiera un mañana, muy acertado el enfoque que le han dado a un tema tan manido como el de la memoria histórica. Justicia y reparación ya, sin pasteleos.

Podríamos tirarnos hasta el infinito escribiendo alabanzas hacia este soberbio álbum, pero casi es mejor escucharlo y que cada cual se forme su propia opinión. Llegar a la conclusión de que no existe ninguna pieza mala, o por lo menos mediocre. Solo tenemos himnos mayúsculos para levantar la voz a la estratosfera y petar los conciertos cuando nos dejen como es debido. Recuperemos lo que siempre fue nuestro.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.