magictostadora

Osyron

Foundations

Autoeditado (2020)

Por: David Esteban

8

Anteriormente llamados The Morbid Theory, los canadienses lanzaron dos demos, ‘Chaos Breed’ en 2006 y ‘Harbinger’ en 2010, esta última regrabada bajo el nombre de Osyron en 2013. Tras ‘Kingsbane’ de 2017, retornan en 2020 a la escena por medio de su disfrutable metal sinfónico con su nuevo disco ‘Foundations’, en el que han endurecido su sonido. Indicar que la banda refiere el plástico en su página web y redes sociales como un LP al uso, no obstante, contiene tan solo seis cortes, uno de ellos, eso sí, considerablemente extenso.

La inicial, “The Cross”, es el comienzo perfecto para una banda de tales características: sinfonismo, buena base rítmica y una voces guturales que le otorgan al tema el carácter necesario para no caer en todos y cada uno de los estereotipos del género.

“Ignite”, de apertura más contundente y pesada, nos demuestra la gran valía vocal de Reed. Un corte altamente interesante que transcurre desvelando sonoridades orientales, cambios de ritmo inesperados y cuidados teclados perfectamente incrustados. Muy bueno.

Acústica y acompañada por viento abre “The Battle of the Thames”, un ejercicio medio folk y con cierto aire medieval, consecuencia, quizá, de ese afán de la banda por mirar hacia Europa. La electricidad irrumpe imparable por medio de un estupendo solo proveniente de las manos de los guitarristas Krzysztof Stalmach y Bobby Harley.

El corte menos sinfónico, más directo y más puramente heavy metal del plástico es el siguiente, “The Ones Belows”, la combinación perfecta entre metal europeo y lo más duro del hard americano.
En la parte final, “Foundations”, pieza que da título al álbum, de más de ocho minutos de duración, es un gustoso trayecto por complejas sonoridades, cambios de ritmo impensables y un carácter progresivo que hacen del corte una grata experiencia sonora. Un interludio acústico le otorga el necesario reposo para encarar la parte final, con una estruendosa base rítmica más propia de sonoridades extremas. Un cuidado teclado enlaza con “O Canada”, una prescindible versión eléctrica del himno canadiense.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.