magictostadora

Hora límite

Resultado de un error

A New Label

Por: David Esteban

8

Un potente y denso riff abre la última obra de Hora Límite por medio del corte “Luna de Abril”, un perfecto inicio desbordante de una cuidada y hermosa melodía que demuestra, a las mil maravillas, los derroteros musicales por los que tira la banda madrileña. Para los que no hayáis escuchado nunca a la formación oriunda de Alcorcón, practican un heavy rock altamente melódico pero que no aborrece el sonido sólido y contundente de un buen riff, como así atestigua el tema que da título al disco o la siguiente, “Dos historias de dos”, sendos cortes, como digo, bien balanceados entre melodía y distorsión.

Una bonita línea de bajo y guitarra ausente de, precisamente eso, distorsión, acompañan a la dulce voz de Sara Sánchez para terminar desembocando en un potente riff en “Ladrón de sueños”, un tema de estructura sorprendente que hace de su rareza su atractivo. De estilo rock melódico al uso, “Princesas”, se adentra en la temática de los malos tratos –siempre tan necesaria dicha denuncia para jamás bajar la guardia– contrastando con unas rocanroleras guitarras por parte de Fran Macías y Troy.

De ritmo más lento al inicio pero avanzando hasta llegar a altas cotas de alegre movilidad y gran pegajosidad, “Última Soledad” se destapa como una de las canciones más happy del plástico. La siguiente, “Lárgate”, resulta un claro ejemplo de las fuentes de las que bebe el combo madrileño, pues al fin y al cabo esto es rock n’ roll y con canciones como esta queda patente que AC/DC lo han mamado desde siempre. Salvando las distancias, claro está, pues la voz de Sara nada tiene que ver con las rasposas y sucias gargantas de Bon Scott y Brian Johnson.

En la parte final, “Todo lo Hago por Ti” sorprende por su frescura, tempo y vitalidad asomándose tímidamente por sonoridades que nos recuerdan a la siempre adorada NWOBHM. De tono más blues y para terminar estallando en un rock n’ roll sin demasiadas florituras, “Suerte esquiva” precede al cálido broche final de “Voces silenciosas”, la pieza más corta de todo el disco pero, al mismo tiempo, la más sinfónica y atmosférica gracias a esas magníficas incursiones de violín y piano.

En definitiva, Hora Límite ha sabido conjugar perfectamente todas y cada una de las influencias de las que se inspiran para plasmarlas de manera sobresaliente en este plástico que ,por cierto, ha sido grabado por Jorge Salán en “The Utopian Sea Studios” y producido, mezclado y masterizado por Albert Toledano de la banda Alterevo. Ahí es nada. Les seguiremos la pista muy de cerca porque los madrileños tienen talento y prometen. Por lo pronto, y tras una larga e intensa gira de presentación, ya se encuentran trabajando intensamente en las canciones para su próxima entrega.

Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Colaborador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.