Aurora

Aurora

Autoeditado (2024)

Por: Alfredo Villaescusa

9

El indefinido territorio entre el rock y el metal no dispone de demasiadas oportunidades para hacer pie de manera sólida, pues siempre se corre el peligro de escorarse demasiado hacia uno de los dos elementos. Metamos además en la ecuación grupos como Muse, Arctic Monkeys o Royal Blood y nos saldrá algo muy parecido a la personal propuesta que proponen estos valencianos en un EP prometedor por completo.

Formados a finales de 2022 en Manises (Valencia) con la voluntad de conjugar guitarras y bases rítmicas potentes con voces melódicas y textos sugerentes, han conseguido sin duda la cuadratura del círculo con esta carta de presentación homónima. Cuatro temas que se hacen cortos, pero que bien valen para hacerse fan suyo de inmediato, pues me vienen a la cabeza referentes del calibre de Muse, Alter Bridge o Biffy Clyro, pero lo mejor de todo es que en realidad no copian a ninguno de estos, sino que siguen su propio camino.

Eso es lo que se palpa nada más escuchar “Vive”, un contundente arranque que se mueve sin disimulo en el terreno del heavy metal, aunque la voz se sitúe en una órbita distinta. Si nos podemos patrios, tampoco se encuentran muy alejados de Sôber, no tan melancólicos, o de los siempre recordados Dinero, comparten, por ejemplo, cierto enfoque bailongo o indie rock.

“El impostor” sube la apuesta con unos coros muy chulazos a lo The Cult, ideales para recorrer una gran ciudad de madrugada. Aquí por la letra épica podrían acercarse a los murcianos tan en boga Arde Bogotá. Diría que es la composición más redonda del EP, en directo tiene que ser verdaderamente de poner pelos de punta.

En “Perdido” dan rienda suelta a esa faceta indie rock que comentábamos anteriormente, es probable que el estribillo incluso te haga pensar en Matt Bellamy de Muse y sus característicos falsetes, aunque no se trate de algo tan exagerado en este caso. Los incendiarios solos nos confirman que no se olvidan de su esencia puramente rockera, ni siquiera cuando les apetece picotear en otros palos.

Y “C.C.T.V.” no afloja con un pegadizo y potente ritmo reminiscente de Audioslave, que cuenta además con una de esas letras incisivas de meter el dedo en la llaga. Otra composición soberbia de los pies a la cabeza, con una estupenda parte final con guitarras y voz casi entrelazadas en un bucle. Inmenso.

Hay grupos que ya desde el inicio te incitan a convertirte en seguidor suyo y no perderse ninguna de sus novedades. Tal es el caso de Aurora, por lo que estoy esperando un primer disco en condiciones que les consagre de un plumazo y acaben llenando estadios, que es lo que debería suceder en cualquier mundo medianamente justo. Muy buenos, sí señor.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *