guadaña octubre
jorge salan
puente rock 2021
eyrem
frack carducci
mar de fondo
higgs
hyde xxi
sodom
fausto taranto
escuela de rock de palencia
pipo & travelin\

Black Sabbath: 40 años de "Mob Rules", un clásico infravalorado

4 noviembre, 2021 12:26 pm Publicado por  1 Comentario

Después del exitoso ‘Heaven and Hell’, primer disco de la banda con Ronnie James Dio como cantante, todo parecía ir sobre ruedas en Black Sabbath. Sin embargo, la salida de Bill Ward de la formación y el posterior abandono de Dio y del sustituto del legendario batería, Vinny Appice, cortaron abruptamente la carrera de esta formación, que no se volvería a reunir hasta 1992 con ‘Dehumanizer’, y que años después acabaría dando lugar a Heaven and Hell, el nombre con el que esa alineación giraría interpretando únicamente temas de la etapa de Dio en Black Sabbath. Pero antes, allá por el 4 de noviembre de 1981, sacaron ‘Mob Rules’, que es en realidad el primer disco de esta especie de Mark II de Black Sabbath, y que hoy cumple 40 añitos.

Fue grabado en los estudios Record Plant de Los Ángeles, y el productor no fue otro que el gran Martin Birch, en la que sería su última colaboración con la banda. Según comentó Tony Iommi a Guitar World en 1992: “Todos estábamos pasando por muchos problemas en ese momento, la mayoría relacionados con las drogas. Incluso el productor, Martin Birch, estaba teniendo problemas con las drogas y eso lastimó el sonido de ese disco. Una vez que eso le sucede a tu productor, estás realmente jodido”.

Black Sabbath 1981: Dio, Iommi, Appice y Butler

La formación que lo llevó a cabo estaba formada por Ronnie James Dio a la voz, Toni Iommi en la guitarra, Geezer Butler en el bajo y Vinny Appice en la batería. Además, en los créditos también encontramos a Geoff Nicholls en los teclados, como artista adicional. Nicholls, que por cierto, también participaría años después en la grabación de ‘Dehumanizer’.

Aunque pudiera parecer cosa menor comparado con la baja de Ozzy Osbourne en el disco anterior, hay que recordar que la ausencia de Bill Ward suponía la pérdida de otro de los cuatro pilares fundacionales. Ward, ante el estupor de los restantes miembros de la banda, el 18 de agosto de 1980 en Minneapolis desapareció antes del concierto, que finalmente tuvo que ser cancelado. El propio Ward en el podcast de Eddie Trunk explicó este mismo año qué fue lo que le movió a obrar así: “Sí... Cuando salimos al escenario, me di cuenta de que me costaba mucho tocar los temas de Black Sabbath con Ronnie James Dio al frente. No estoy diciendo que tuviera ningún problema personal con Ronnie, simplemente era distinto y me costaba aceptar que eso iba a ser lo normal, la nueva normalidad, especialmente cuando tocábamos temas como 'Black Sabbath' y cosas así”. Y tal situación le acabó conduciendo a un punto de no retorno: “Llegué a ese punto en mi alcoholismo en el que beber se convirtió en lo más importante, y nunca antes había cruzado esa línea en todos los años que llevaba de gira. De verdad, con todo lo que hicimos, nunca antes había llegado al punto en el que el alcohol fuera lo más importante”. Y llegó Indianápolis: “Ni siquiera pude tocar en aquel concierto, me marché”. Por su parte, Tony Iommi en una entrevista con Rhino-Podcast.com recuerda que: “Ibamos a subir al escenario en unas horas, cuando alguien dijo, ‘Bill se ha ido, Bill se ha ido’. No podía creerlo. Por supuesto cancelamos el show. Creo que Bill había llegado a un punto en el que ya no podía soportarlo más, estaba bebiendo y tenía que poner la cabeza en orden, estábamos tan sorprendidos como todos los demás”.

La portada del disco es una versión modificada de la pieza del artista Greg Hildebrandt titulada 'Dream 1: Crucifiers de 1971', a la que se autorizó a Black Sabbath para su uso en la portada de ‘Mob Rules’. La obra original fue aumentada para el álbum, agregando de manera visible los nombres de la banda y del álbum en la pared posterior; además, el gancho que cuelga en el lado izquierdo de la estructura se cambió por un crucifijo, y la mancha en el centro de la estructura fue alterada para parecerse a la cabeza de un diablo. Por último, se ha añadió el nombre de Greg Hildebrandt en el centro inferior de la pieza, ya que el original tenía forma rectangular con el nombre del artista, y el año en la esquina inferior izquierda, por lo que se quedaba fuera en la presentación cuadrada del álbum.

La cara A del disco empezaba con “Turn Up the Nights”. Un tema rápido marcado por un riff de guitarra en la línea del histórico riff de “Neon Knights”. Un buen estribillo plagado de filigranas de Iommi, una gran interpretación de Ronnie y el solo de guitarra mediado el tema completan el pack. A continuación venía “Voodoo”, más lento y pesado que su predecesor. Buen riff de guitarra con el que la voz de Dio forma un tándem bien compenetrado. La verdad es que a mí “Voodoo” es un tema que, menos en la voz en todo lo demás, me recuerda a la primera época de la banda, y creo que, por estilo, podría haber encajado sin problemas en cualquiera de sus discos, ya que Ozzy no habría tenido ningún problema para ejecutarla.

“The Sign of the Southern Cross” es el tema del álbum preferido de Gezzer Butler ya que, según él, “me dio la oportunidad de experimentar algunos efectos con el bajo”. Y también es uno de los temas que acabarían asentándose tanto en el selecto repertorio de Dio como en el de Heaven and Hell. Tiene un principio curioso con una guitarra que parece acústica acompañada por unas voces ligeras, hasta que estalla su maravilloso riff y Ronnie nos empieza a contar la historia de la señal de la Cruz del Sur. Buen estribillo, guitarras contundentes y espacio de sobra dentro de su larga duración para que los restantes miembros desplieguen sus habilidades.

“E5150” es una instrumental que posteriormente vería incrementada su popularidad al convertirse en el tema introductorio del directo ‘Live Evil’, y que daba paso al impactante comienzo de “Neon Knights”. En esta ocasión, sin embargo, da paso a “The Mob Rules”, un cañonazo de tema. De estructura parecida ala citada “Neon Knights”, y con un Dio y un Iommi desatados, sin embargo no logró conseguir ni el éxito ni el arraigo de la primera, o de “Heaven and Hell”, por ejemplo.

"Country Girl" abría la cara B. Es otro tema lento y pesado que nos vuelve a recordar que hubo otra época de Black Sabbath, aunque en este caso claramente se aprovechen las distintas posibilidades que ofrece la voz de Ronnie. Lo que más me llama la atención de la canción es la brevedad del solo de guitarra que llega a pasar desapercibido si uno no está atento. Le sigue “Slipping Away”, un tema sencillo dominado por el riff de guitarra y en el que podemos disfrutar un poco más de la habilidad de Vinny Appice. Esta vez Iommi nos regala un solo diferente con un cierto aire Hendrix y la voz de Dio dota al tema de la contundencia propia de esta nueva época del grupo.

“Falling Off the Edge of the World” es un tema con un comienzo de corte épico, con Ronnie relatando sobre una base de teclados, guitarra y algún que otro efecto. El comienzo da paso a un riff pesado en primer lugar, pero acto seguido la cosa se desmadra con Iommi dándole aceleración, Dio potencia, y Appice y Butler levantando un muro de sonido. Gran solo de guitarra y excelencia vocal, terminan de adornar un temazo, que con el tiempo también acabaría en el repertorio de Heaven and Hell.

“Over and Over” cerraba el disco. Se trata de un tema lento de corte pesado con un cierto aire de tema de relleno, que tuvo el dudoso honor de ser el único tema del disco que no sonó en el 'Mob Rules Tour', pues aunque “E5150” tampoco fue interpretado, sí que sonó como sonido grabado en cinta en la introducción de los conciertos. El solo de Iommi, de lo mejorcito del tema.

‘Mob Rules’ fue recibido con división de opiniones, buena entre los fans y mala entre la prensa. J.D. Considine escribió en Rolling Stone que “la razón por la que ‘Mob Rules’ es terrible es el trabajo en equipo, no solo pensando en riffs aburridos y letras tontas, sino también interpretándolos de la manera más pobre posible”. Aunque también es cierto que muchos críticos han reconocido en fechas más recientes que ‘Mob Rules’ fue un disco infravalorado. Y es que como he dicho antes, los fans no lo recibieron tan mal, como prueba la certificación de disco de oro que alcanzó tanto en EE. UU., como en Canadá, así como la de disco de plata en el Reino Unido.

Respecto a las listas, alcanzó un nada desdeñable puesto 29 en el Billboard 200 y alcanzó el número 12 en las listas británicas. A nivel de sencillos, la cosa fue peor, el primero que se lanzó fue “Mob Rules”, que se quedó en el puesto 46 en las listas británicas y no llegó a entrar en las listas yankis. “Turn Up the Night” fue el segundo, mejoró el puesto en las listas británicas alcanzando el puesto 37, y entró en el Billboard Mainstream Rock en el puesto 24. Por último, “Voodoo” se quedó en el puesto 46 en las listas americanas y no llegó a entrar en las británicas.

En definitiva un disco plagado de buenas canciones que, en mi opinión, no llega al nivel de su predecesor, pero que no por ello deja de ser un pedazo de disco, con momentos memorables a cargo principalmente de Iommi y Dio, pero con grandes cosas también de Appice y Butler. Que lo disfrutéis.

F.J. Villasante

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Extenso resumen hacia el 40 aniversario de uno de los mejores álbumes de la banda con Ronnie James Dio a la voz y Vinnie Appice a la bateria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.