magictostadora
Stinky Buffalo

AC/DC: 44 años de “High Voltage”, su primer disco internacional. La historia de un álbum que inició una carrera apoteósica

Blog: Mariano Muniesa

30 abril, 2020 11:32 am Publicado por  6 Comentarios

AC/DC no comenzó a llamar la atención de los fans del rock duro en todo el mundo hasta el lanzamiento internacional de ‘High Voltage’ a finales de abril de 1976. Pero en su país natal, Australia, el grupo ya eran estrellas establecidas, después de haber comenzado su "largo camino", su peculiar “Long Way to the Top” el 17 de febrero de 1975, con el lanzamiento de la versión original nacional de ‘High Voltage’. Para reforzar al grupo ante su primera gira importante fuera de Australia en la primavera de 1976, se tomaron dos temas del ‘High Voltage’ original australiano de 1975 y siete de su siguiente disco ‘T.N.T.’ para configurar lo que fue el primer álbum de los aussies a nivel internacional. En este reportaje especial, Mariano Muniesa te muestra cómo fue la salida de aquel álbum y el impacto que aún hoy, 44 años después, tiene entre sus fans.

 

 Precedentes: El álbum original australiano de ‘High Voltage’

 Desde algo más de un año antes el grupo de los hermanos Angus y Malcolm Young se había labrado una más que sólida reputación de banda muy potente en directo, con lo cual, y lazos familiares aparte, su hermano mayor George Young, afamado productor que a finales de los 60 había logrado fama internacional como miembro de los Easybeats, les facilitó poder grabar su primer single. Merced a su gestión en julio de 1974 firmaron un acuerdo con Albert Productions para lanzar su primer sencillo "Can I Sit Next to You Girl", con “Rockin’ in the Parlour” en la cara B, que pasaron a la historio como las dos únicas canciones que grabó con ellos Dave Evans. En septiembre de 1974 entró en el grupo como nuevo cantante Bon Scott, quien de hecho volvió a grabar con ellos “Can I Sit Next to You Girl” para su primer larga duración. Ese single fue grabado por otros dos músicos que también dejarían pronto de formar parte del grupo, el bajista Rob Bailey, quien abandonó en enero de 1975 y de quien se dice que grabó las canciones que entraron en ‘High Voltage’, aunque nunca figuró en los créditos, y el batería Peter Clack.

En noviembre de 1974 AC/DC entró en los Albert Studios de Sídney para grabar su primer LP, el primigenio ‘High Voltage’, grabación que finalizó a comienzos de febrero del siguiente año, poniéndose a la venta el 17 de febrero de 1975. En el transcurso de la grabación pasaron por AC/DC tres baterías distintos, Peter Clack, Tony Currenti y John Proud -en la biografía de Malcolm Dome “AC/DC – The Most Electrifying Rock ‘n’ Roll Band!” se menciona a un cuarto batería que intervino en esta grabación, Mark Kerrante-, y ante la ausencia de Bailey, el propio George Young grabó el bajo en varias canciones. La producción corrió a cargo de Harry Vanda y George Young el listado de temas fue el siguiente: “Baby Please Don't Go”, “She's Got Balls”, “Little Lover”, “Stick Around”, “Soul Stripper”, “You Ain't Got A Hold On Me”, “Love Song” y “Show Business”.

El primer single que se extrajo fue la canción que abría el disco, una versión del “Baby Please Don’t Go” de Big Joe Williams que no entraría en la edición de 1976, a pesar de que como single funcionó muy bien y fue un impacto total de ventas tanto en Australia como en Nueva Zelanda. De hecho, solamente “She’s Got Balls” y “Little Lover” fueron incorporadas al ‘High Voltage’ internacional de 1976, teniendo más presencia en ese disco temas que pertenecerían a su siguiente larga duración.

 

‘T.N.T.’, la auténtica base del ‘High Voltage’ de 1976

AC/DC en 1976. De izda. a dcha. Phil Rudd, Angus Young, Mark Evans, Malcolm Young y Bon Scott.

Poco después de la edición de ‘High Voltage’ el puesto de bajista fue cubierto por Mark Evans, aunque una vez más en créditos apareció como bajista su productor George Young. También encontraron por fin a un batería definitivo para la formación, Phil Rudd, y entre julio y agosto de 1975 volvieron a los Albert Studios para grabar su segundo disco, ‘T.N.T’, que se puso a la venta en diciembre de aquel año. El esquema fue muy similar en todos los aspectos al seguido en el álbum anterior, en tanto que también Harry Vanda y George Young asumieron la producción.

El tracklisting quedó configurado con las siguientes canciones: “It's A Long Way To The Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)”, “Rock 'n' Roll Singer”, “The Jack”, “Live Wire, “T.N.T.”, “Rocker”, “Can I Sit Next To You Girl”, “High Voltage” y la versión de Chuck Berry “School Days”, que imagino que por un problema de derechos de autor, Atlantic Records tampoco quiso incluir en el disco del 76. ‘T.N.T.’ fue puesto a la venta exclusivamente en Australia y Nueva Zelanda el 1 de diciembre de 1975.

Ambos discos contenían a una banda de puro rock ‘n’ roll con todos los elementos propios del hard rock y hasta si se quiere del incipiente heavy metal de mediados de los 70: guitarras recargadas, con mucha distorsión, crudas, una base de ritmo densa, profunda y penetrante, todo ello coronado por una voz que exhalaba puro fuego, que era pura dinamita. Es cierto que la producción no tenía el brillo que alcanzarían después con Robert John “Mutt” Lange, pero aquellos AC/DC, y con toda seguridad en un elevadísimo tanto por ciento por ese motivo, lograron el éxito porque era un banda que transmitía, que comunicaba, y lo conseguía a través de una fuerza y de una intensidad descomunales.

Este disco sí fue la base principal del primer álbum que tuvo distribución internacional del grupo, entiendo que justificadamente. Si ‘High Voltage’ ya había sido un impacto de ventas más que notable en Australia y Oceanía, llegando al nº7 de las listas oficiales de ventas, ‘T.N.T.’ alcanzó el nº2. Estaba claro que había llegado el momento de lanzar a esa poderosa máquina de rock ‘n’ roll trepidante y demoledora a la conquista de todo el planeta.

 

AC/DC debuta en Europa

La idea de editar un ‘High Voltage’ internacional –que paradójicamente, contenía temas en su mayoría de ‘T.N.T.’- en realidad no se concibió pensando en que fuera a ser un disco que funcionase como consecuencia de un ambicioso plan de promoción, sino que en realidad se llevó a cabo para apoyar la primera gira por el Reino Unido del grupo, como telonero de Back Street Crawler, la banda que formó el guitarrista Paul Kossoff tras la separación de Free en 1973 (aunque el fallecimiento de Kossoff en marzo de 1976 motivó que Black Street Crawler hicieran esa gira con el guitarrista Geoff Whitehorn, acortando su nombre a Crawler), entre abril y mayo de aquel mismo año.

Tal y como reseñaba la prensa musical del momento, AC/DC le robaba cada noche el show a los cabezas de cartel. Acabada la gira, en junio empezaron un nuevo tour británico como cabezas de cartel de su propio show, en julio empezaron un tour por Escandinavia, volvieron en agosto a Inglaterra para hacer entre otros el Festival de Reading y en el otoño hicieron su primera gira europea propiamente dicha. Así comenzaba la leyenda, mientras en los estantes de las tiendas de discos de Europa semana a semana se agotaban los ejemplares de ‘High Voltage’.

Tema a tema

  1. It's A Long Way To The Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)

 Será durante muchos años uno de los clásicos mas reconocibles de esta primera etapa de AC/DC, muy singular por las gaitas introducidas en la canción que reivindicaban el origen escocés de la formación y de la que se hizo un video-clip en el que se podía ver a la banda tocando en la trasera de un camión que recorría la ciudad.

  1. Rock 'n' Roll Singer

Un rock ‘n’ roll a medio tiempo muy típico de AC/DC, con una estructura muy básica, aunque con solos muy trabajados, muy de la escuela Angus Young y la voz de Bon Scott muy en primer plano y coros muy trabajados.

  1. The Jack

Puro blues. Blues clásico, del delta del Misissipi, convenientemente electrificado y llevado a la esencia de AC/DC con verdadera genialidad. Obvio es decirlo, se ha convertido por derecho propio en uno de los clásicos más inevitables del grupo en cada concierto, pues es el tema en el que Angus Young protagoniza siempre su célebre striptease.

  1. Live Wire

Aquí encontramos a los AC/DC más fuertes, más cercanos al heavy metal en  un tema que empieza muy lento, con unas líneas de bajo profundas, a las  cuales se va añadiendo el resto de la instrumentación, con la voz de Bon Scott en un in crescendo incontenible, que desemboca en una devastadora y furiosa catarata de wattios y decibelios.

  1. T. N.T.

Hard rock con un ritmo muy marcado, que por momentos recuerda a una marcha militar, idónea para los directos y que de hecho rara vez ha dejado de estar en los set-lists de las giras del grupo.

 

  1. Can I Sit Next To You Girl

Rock ‘n’ roll de raíz muy clásica, con aire de blues y de rock americano clásico, tratado al estilo y la manera clásica de AC/DC, evolucionando hacia un final muy fuerte, con la garganta de Bon Scott tirando para arriba con una fuerza arrebatadora y las guitarras atronando.

 

  1. Little Lover

Otro blues a medio tiempo, arrastrado, denso, muy recargado, que aún sin ser de las mejores piezas del disco, se escucha con agrado.

  1. She's Got Balls

Se cuenta que esta canción se la dedicó Bon Scott a su pareja Irene Thornton. Es otro blues clásico, de estructura muy básica, con ritmos muy marcados y nuevamente poniendo toda la carne en el asador al final de la pieza.

  1. High Voltage

Volvemos al Rock´n´Roll clásico, pisando el acelerador, en un tema muy parecido a “It´s a Long Way To The Top” que también sería de los que durante largos años se mantendría en el set-list de los conciertos de AC/DC, tanto con Bon Scott como con Brian Johnson. En la primera entrevista que hice a Platero y Tú cuando editaron su disco ‘Hay poco rock ‘n’ roll’, sin confesarlo expresamente, Fito Cabrales me reconoció la importante influencia de esta canción en la que daba nombre a aquel álbum.

 

El legado

Portada de la edición europea.

‘High Voltage’ en su edición europea terminó siendo un gran éxito, pero de forma paulatina, progresiva, a lo largo de varios meses. Francia, Alemania y Suecia fueron los países en los que a la larga funcionó mejor, mientras que en España, según datos de PROMUSICAE, es ya disco de oro al haber alcanzado las 50.000 copias vendidas. Pero su mayor relevancia viene de contener canciones que al cabo de los años se convertirán para sus fans en verdaderos himnos, y que son desde cualquier punto de vista, patrimonio de la historia del rock, más de 40 años después de su edición.

¿Bon Scott o Brian Johnson? Ozzy Osbourne lo tiene claro.

Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.