magictostadora

20 años de ‘Finisterra’, el disco que cambió la historia de Mägo de Oz y que hubo que “obligar” a grabar a José Andrëa

Blog: Mariano Muniesa

19 mayo, 2020 3:54 pm Publicado por  17 Comentarios

Tal día como hoy, el 19 de mayo de 2000, se puso a la venta ‘Finisterra’, el álbum doble que catapultó a Mägo de Oz al éxito masivo, logrando ser disco de platino en tan solo tres meses. El álbum les convirtió en estrellas totales y absolutas del heavy metal español desde ese momento, aunque, por un lado, el precio que tuvieran que pagar por ese éxito fuera muy alto a determinado nivel. Por otro, para una parte muy importante de sus fans, ese disco marcó el final de una etapa, la etapa primigenia del grupo, e hizo que se convirtiera, en opinión de muchos de sus seguidores, en algo completamente distinto. Toda la historia de este histórico doble álbum, que Mariano Muniesa vivió muy de cerca en aquella época, os la cuenta él mismo en este artículo que conmemora el 20 aniversario de su edición.

Los antecedentes

Txus Di Fellatio en el estudio durante la grabación de 'Finisterra' | Foto: Mariano Muniesa

Cuando en 1999 Mägo de Oz seguían inmersos en los conciertos de la gira de su anterior álbum, ‘La Leyenda de la Mancha’, Txus di Fellatio ya tenía en mente la idea de hacer un álbum muy ambicioso, mucho más que la célebre ópera rock sobre el Quijote con la que el grupo había dado un salto de popularidad y de poder de convocatoria que les había colocado entre los más grandes del heavy metal español.

Ese nuevo trabajo no iba a ser solamente mucho más ambicioso en cuanto a concepto, en cuanto a la historia que Txus quería contar en sus letras, sino también en lo musical. Por un lado, iba a tener un componente más duro, más heavymetalero. Cabe considerar que en 2000 a nivel internacional, y a nivel nacional también, el lamado “power metal” que representaban fundamentalmente grupos alemanes como Blind Guardian, Gamma Ray, Edguy, Running Wild, Rage, Primal Fear o, por supuesto, Helloween vivían un momento de una popularidad extraordinaria y se habían puesto en la vanguardia de todo un renacimiento del heavy metal clásico en todo el mundo. Pero al mismo tiempo, Mägo de Oz quería profundizar mucho más en su vena más folk y más celta, y para ello Txus propuso la entrada de dos nuevos músicos en la banda.

Por un lado se incorporó como flautista Fernando Ponce de León, quien ya había colaborado con el grupo en ‘La Leyenda de la Mancha’, y por otro el teclista Sergio “Kiskilla”, que además de ser vecino de Txus del barrio de Begoña venía de Labanda, mítico grupo de folk rock madrileño del que Txus y Mohamed se proclamaban fans y a los que habían visto alguna vez en directo. Además, y por primera vez, Mägo de Oz grabaría un disco de estudio doble.

Esta formación, en la que continuaban Carlitos y Frank como guitarristas, Salva en el bajo, Txus en la batería, Mohamed como violinista y José Andrëa como cantante, fue la que entró en los madrileños estudios Box a mediados de enero de 2000 para registrar ‘Finisterra’, la que fue la grabación más larga que harían Mägo de Oz hasta que encarasen el proyecto de ‘Gaia II’.

En total, incluyendo mezclas, el grupo pasó cinco meses en el estudio, aunque más allá de que fuera un disco doble o que evidentemente tuviera una complejidad musical mucho mayor y por tanto fuese un trabajo más elaborado, el grupo tuvo que afrontar un serio problema que con toda seguridad les obligó a pasar muchas más horas en Box de las que hubieran imaginado…

La crisis que los fans de Mägo de Oz nunca conocieron

Portada del clásico de Mägo de Oz 'Finisterra'Según afirmó años después Txus di Fellatio, ya durante la grabación de ‘La Leyenda de la Mancha’, José Andrea había estado a punto de marcharse del grupo y solo a última hora se le convenció de que continuara con ellos y que grabase el disco. Cuando se empezó a trabajar en la composición y la estructuración del material que iban a grabar para ‘Finisterra’, José Andrea volvió a decir que se marchaba y aunque fuera del entorno más reducido del grupo nunca se supo, estuvo virtualmente fuera de la banda.

Tal y como se hizo en ‘La Leyenda de la Mancha’, se logró convencerle de que, en todo caso, si estaba decidido a abandonar el grupo, lo hiciera después de grabar el disco, pues ese no iba solamente a ser el álbum más importante que iba a hacer Mägo de Oz, sino que era el álbum igualmente más importante para Locomotive Music, el sello independiente que iba a editarlo y para cuya producción había hecho un fortísimo desembolso de dinero, el mayor hasta entonces en la historia de la compañía. Por ello también en aquel momento Goyo Esteban, el director de Locomotive Music, terció y logró, tras fuertes presiones, convencer a José Andrea de que no arruinase el proyecto y, en todo caso, anunciara su marcha después de la grabación de ‘Finisterra’.

Tal y como explicó el propio Txus di Fellatio en su autobiografía ‘Si la vida te pisa, desenvaina una sonrisa’, por ese motivo se desentendió totalmente de la composición, fue un par de veces al principio a las sesiones de trabajo para preparar los temas, pero después ya no vino más. De hecho, esa fue ya una tónica general con José desde ‘Finisterra’ casi hasta que abandonó la banda. Nunca se implicó mucho en los asuntos del grupo, hasta el punto de que, como os digo, hubo casi que obligarle a grabar ‘Finisterra’”.

Un disco coral

Los guitarristas de Barón Rojo Armando y Carlos de Castro habían colaborado en ‘La Leyenda de la Mancha’, y para ‘Finisterra’ se quiso contar con el otro 50% del Barón. Sherpa, quien llevaba muchos años alejado del mundo del rock, sin embargo aceptó gustosamente colaborar con el grupo y poner su voz en un fragmento de la extensa pieza de quince minutos de duración que cerraba el disco, “Finisterra”. En esa misma canción colaboraba Juan Gallardo, vocalista de Ángeles del Infierno, y Cecilio, guitarrista de Ankhara.

Fue un disco extremadamente coral en el que hubo, para dar variedad y heterogeneidad a un trabajo que por su larga duración podía resultar demasiado lineal, numerosas colaboraciones. Pacho Brea, cantante de Ankhara, puso su voz en “Hasta que el cuerpo aguante”, Óscar Sancho de Lujuria hizo varios coros, Silver, de Muro y Silver Fist colaboró en “El señor de los gramillos”, la vocalista Mar Cabello hizo lo propio en “Astaroth” y otros instrumentistas como el gaitero Juan de Vicente, que colaboró en "La cruz de Santiago", y la sección de cuerda formada por Beatriz Izquierdo (violín), Brian Taylor (viola) y Jaime del Pozo (chelo) fueron otras de las colaboraciones más relevantes de ‘Finisterra’.

Una historia transversal entre el pasado y el futuro

Frank durante la grabación de 'Finisterra' | Foto: Mariano Muniesa

‘Finisterra’ comienza en el futuro, en el año 2199, en un planeta Tierra devastado por una guerra nuclear y bacteriológica, en el que se ha destruido todo rastro de vida vegetal y animal y en el que la contaminación atmosférica es de tal magnitud que el oxígeno esta racionado. Una nueva sociedad llamada Satania en la que detenta el poder una élite política y militar organizada en torno a una suerte de nueva deidad conocida como “deseos.com” es la que impera, organizada en forma de régimen totalitario extremo. Con el paso de los años, surge en Satania un movimiento de resistencia que trata de liberarse de esa vida totalmente informatizada y alienante, y que trata de encontrar dentro de “deseos.com” la explicación de por qué se produjo la catástrofe que les llevó al surgimiento de Satania.

La trama discurre a través del hallazgo de un CD-ROM en el que se narra la fascinante historia de un peregrino, en realidad Astaroth, en la mitología satánica uno de los demonios arcángeles del Infierno, que en la época del Siglo de Oro español recorre el camino de Santiago para llevar como ofrenda al Apóstol un misterioso cofre. La historia, que se desarrolla en aquella España del siglo XVII de pícaros, brujas, soldados de fortuna, espadachines – un espadachín llamado Diego Cortés, personaje inspirado en las novelas de la saga del Capitán Alatriste acompañará a Astaroth hasta su destino final – es el escenario en el que se desarrollan las canciones que componen el doble álbum.

En el disco, que se editó como digipack con una cuidada y lujosa presentación, se incluyó un libreto en el cual, al lado de las letras de las canciones, había textos explicativos que iban narrando, a modo de capítulos de una novela, toda la historia del viaje de Astaroth.

20 canciones que exploran todo un mundo

Un disco que casi alcanzaba las dos horas de duración en el que había absolutamente de todo. Tras el prólogo recitado por Álvaro Rodríguez, el disco arrancaba fuerte, con dos temas como “Satania” y “La cruz de Santiago” en unas coordenadas musicales plenamente heavymetaleras, muy al estilo power metal de la época, para seguir con un hard rock mas medio tiempo muy denso y que siempre fue de mis favoritos del disco, “La Danza del Fuego”, y un tema algo más entre lo acústico y lo folkie, “Hasta que el cuerpo aguante”, con una letra que reflejaba muy bien como eran los propios Mägo de Oz una noche de viernes en el Kaos o quemando garitos en cualquier ciudad después de un concierto entre finales de los 90 y los primeros años de la década del 2000.

Volvemos al heavy metal más clásico con la divertida “El señor de los gramillos”, al hard rock más clásico con “Polla dura no cree en dios” cuya entrada está literalmente fusilada – todo hay que decirlo - del “La Grange” de ZZ Top pero es que pegadiza, marchosa y muy típica de aquellos Mägo de Oz. De hecho, me la hubiera imaginado muy bien en ‘La Leyenda de la Mancha’. Acto seguido, llega el folk rock 100% Mägo en la balada “Maite Zaitut”.

Cerraban el primer disco dos temas que eran realidad versiones de conocidas y clásicas canciones a las que el grupo les puso otra letra en castellano. La primera, “Duerme”, una endurecida adaptación de “Scarborough Fair”, una antiquísima canción medieval británica de autor desconocido y famosa por la versión que hicieron de ella Simon & Garfunkel en la banda sonora de la película ‘El Graduado’, y la segunda, “Es hora de marchar”, adaptación de “Rainbow Eyes” de Rainbow. La tercera versión que aparecería en ‘Finisterra’ sería, en el segundo disco, “Kelpie”, de Jethro Tull.

El segundo disco se abría con la canción más conocida y que más ha sonado, suena y sonará de toda la historia de Mägo de Oz, “Fiesta Pagana”. De ella decía en su autobiografía Txus di Fellatio: ““Fiesta Pagana” fue una especie de continuación de la fórmula que habíamos encontrado en “Molinos de Viento”.  Sí que era más celta, la flauta estaba más presente, sí tenía ese aroma a Labanda, a Gwendal, era muy folkie.  Gustó mucho y fue quizá la primera canción del grupo que empezó a sonar en programas de radio y emisoras que ya no eran solo Rock Star, Disco Cross o la Emisión Pirata, sino que llegaría a todas las radios musicales”. Muy pegadiza y quizá la más “americana” del disco fue “Quien quiera entender, que entienda”, cuya letra es todo un alegato contra la homofobia y en defensa de la libertad sexual sin tabúes ni cortapisas, en especial entre personas del mismo sexo, algo no tan normalizado hace veinte años como podemos percibirlo ahora.

Tras un tema muy marca de la casa como era “Los renglones torcidos de dios”, seguía una tierna balada como “Tres Tristes Tigres”, el atractivo instrumental “A costa da morte”, una pieza a medio camino entre el hard rock y el heavy metal que podría haber sido extraída de cualquier álbum de Ñu como “La Santa Compaña” y la oscura y atmosférica “Conxuro”, que nos introduce en la más inquietante “Astaroth”, un cruce entre Black Sabbath y Rainbow. Llegamos así a la extensa pieza que era como una mini-ópera rock dentro de la ópera rock, “Finisterra”, con la que la historia llegaba a su fin.

El amargo precio del éxito masivo

‘Finisterra’ fue uno de los éxitos de ventas más espectaculares que se han producido en el rock español, y convirtió a Mägo de Oz en cuestión de semanas en un fenómeno de proporciones descomunales. Por primera vez, un grupo que hasta entonces era del circuito de salas pequeñas y medianas agotó durante tres noches todas las entradas en una sala como La Riviera en Madrid, y en cuanto a ventas, consiguió ser disco de oro en tan solo una semana con 50.000 copias vendidas. A los tres meses, ya habían vendido 100.000 copias, convirtiéndose así en disco de platino. En un tiempo record, ‘Finisterra’ se había convertido en uno de los álbumes más vendidos en toda la historia del rock español. “Fiesta Pagana” empezó a sonar en todas las radiofórmulas, el grupo empezó a aparecer en todos los mas importantes programas de televisión y su éxito alcanzó proporciones gigantescas.

Pero este merecido éxito, que no era sino la recompensa a muchos años de trabajo, de esfuerzo, de sinsabores e incertidumbre, se volvió absolutamente en su contra. Mägo de Oz, que hasta entonces eran unánimemente queridos, apreciados y apoyados por todo el mundo del heavy metal, que veía en ellos lo que eran, chavales de barrio rockeros y golfos hasta la médula, que habían apostado por una fórmula musical más personal y más original, empezaron a ser atacados y agredidos por una parte muy importante de los seguidores heavymetaleros que hasta aquel momento les adoraban con una saña y un odio difícilmente explicables.

En la actualidad, la figura de los “haters” es sobradamente conocida con el desarrollo y la evolución de las redes sociales, pero en el 2000 no existía ni Facebook, ni Twitter ni Instagram. Existían los llamados “foros” de las páginas web, en donde el precedente de lo que hoy conocemos como “haters” orquestaron una campaña de desprestigio, ataques e insultos contra el grupo de una ferocidad inaudita, acusándoles de “vendidos” y “traidores” por sonar en radios comerciales y aparecer en televisión.

Quienes, como fue mi caso, se movían en aquellos años en el entorno más cercano al grupo, saben que aquellos ataques tan llenos de veneno lanzados por quienes ellos consideraban su gente, su gente del heavy, les dolieron muy profundamente porque ni se los esperaban ni podían entender que les odiasen por haber logrado el éxito que habían logrado. Afortunadamente, esos ataques paradójicamente “blindaron” al grupo, les unieron enormemente y sobre todo, no lograron cuestionar a futuro lo que el grupo se proponía hacer, que era seguir creciendo y mejorando musicalmente, ampliando sus horizontes y aumentando si cabe más esa popularidad y ese éxito.

Portada de Mägo de Oz 'Finisterra Opera Rock'En 2015, 15 años después de la edición del original, Mägo de Oz regrabaron por completo ‘Finisterra’ y lo editaron como ‘Finisterra Ópera rock’ con otras colaboraciones todavía más numerosas que en el disco original, una producción mucho mejor a cargo de Alberto Seara en los estudios Cube y fundamentalmente, con la voz de Zeta, el vocalista que sustituyó a José Andrea. Resultó otro excelente trabajo, mejor en algunas cosas, no tanto en otras, que el original, y la gira con la que lo presentaron, en la que tocaron el disco en su integridad, fue otro auténtico hito en la historia de Mägo de Oz.

 

Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

17 comentarios

  • Este disco me cambió la vida. El mejor grupo de Metal en español. Muy bueno el reportaje, había cosas que no conocía.

  • Ángel Luis cieza dice:

    Es una lástima que la gente seamos tan cerrada de ideas.....me parece increíble......gracias a mago de oz y este disco.....se pudieron conocer a otro montón de grupos heavys.....que seguramente de no ser por el éxito de mago de oz....nadie les hubiera tenido en cuenta......pero en fin......así somos los humanos......como dijo terminator......está en nuestros genes autodestruirnos....y que verdad es!!!!!!
    Aupa siembre mago de oz.....el rock y el heavy metal!!!!
    Saludos!!!!!

  • Ángel Luis cieza dice:

    Es una lástima que la gente seamos tan cerrada de ideas.....me parece increíble......gracias a mago de oz y este disco.....se pudieron conocer a otro montón de grupos heavys.....que seguramente de no ser por el éxito de mago de oz....nadie les hubiera tenido en cuenta......pero en fin......así somos los humanos......como dijo terminator......está en nuestros genes autodestruirnos....y que verdad es!!!!!!
    Aupa siembre mago de oz.....el rock y el heavy metal!!!!
    Saludos!!!!!
    Por cierto.....
    Magnifico artículo.....Muniesa....
    Enhorabuena!!!!!

  • ElCJLokoshom21 dice:

    Fue horrible lo que sucedió en 2015, nadie pedía ese disco regrabado y peor con la voz de Zeta, 6 versiones de Fiesta Pagana que suenan peor y están muy mal grabadas ya da mucho que pensar de la banda, este disco fue el último bueno, en donde realmente se sentía la juventud y picarezquia de ellos, al querer tomarse en trabajo más "enserio" todo fue peor, y mirenlos actualmente, solo quedan 2 de la formación original y o que sorpresa más pésima, sacarle trilogía a su mejor álbum que es el mítico Chamberí con una formacion sosa, un cantante que no da talla y sin recordar que los instrumentos perdieron carisma, la cosa se podría ir más al caño si regraban Jesús De Chamberí, oficilamente Txus mandaría a la mierda toda su carrera con ello, ya que ese disco es el más importante de toda la carrera por ser el disco hecho en parte por la formación original, colaboraciones, tener a Auri y terminar los arreglos con José y Frank, regrabarlo es escupir a sus comienzos y claramente mostraría que a Txus no le importa manchar su pasado con tal y pueda tener "dinero" que seguirá después? Dirán que adaptarán un "anime" en honor al Quijote? Porque conociéndolo tras venderse a un pendejo Youtuber la cosa pinta de mal en peor para la banda.

  • Luis dice:

    Finisterra fue único en su tipo, original e inigualable, para mi persona la remasterización de Finisterra fue innecesaria ya que el album es una obra maestra, es como si Metallica hiciera una remasterización de the Black album, yo lo consideraría como una falta de ideas y de creatividad hacer remakes de tal canción, remakes de tal álbum, etc, Mago de Oz fue un icono del metal en España y fue grande, pero se ha debilitado, ya no es lo que fue, perdieron identidad, que es evolución patrañas, Zeta es un gran cantante no lo niego pero hay temas que necesita tener apoyo en los directos, me pregunto por qué hacían invitaciones frecuentes a Leo Jimenez para poder cubrir las notas que la canción necesita, la salida de los pilares de Mago fueron un duro golpe a la banda, Frank, Carlitos, José Andrea, Fernando Ponce, Sergio Cisneros, Salva y pues también Peri, se ganó un lugar en la banda, y el peso que también le daba Jorge Salan, Mago fue una gran banda, dio lo que tenía que dar. Pero aún las grandes bandas tienen que saber decir adiós.

    • Manco de Oz dice:

      No fue remasterización, fue regrabación; son dos cosas diferentes. Pero comparto que fue horrorosa la regrabación, salvo algún tema como "La Cruz de Santiago" que les quedó más fresco, y porque lo cantaba Leo. Pero como el original ninguno, esa parte reggae horrorosa de "El que quiera entender que entienda" o destrozar "Tres tristes tigres" con Patri fue para mandarlos a la m... de por vida.

      • Anónimo dice:

        Gracias por la corrección, es verdad demasiados arreglos y modificaciones que el disco no necesitaba, pero el orgullo y se podría decir la arrogancia de Txus lo lleva a hacer cualquier cosa, con Finisterra conoci a Mago, pero la banda que es es ahora esta lejos de ese Mago que conoci hace muchos años.

  • Juandie dice:

    Extenso y muy completo resumen el que se ha marcado Mariano Muniesa hacia tan histórico álbum de MAGO DE OZ como es FINISTERRA como resumiendo cada tema de este gran doble Cd como los pormenores de dicha grabación y demás anécdotas. Lo que Volumen Brutal significó para nuestro Heavy Rock en los 80 en el siglo 21 FINISTERRA significo lo mismo para nuestro Rock. Feliz 20 aniversario y me siento orgulloso de tener este discazo desde hace muchísimos años.

  • Anónimo dice:

    Uno de los mejores discos de mago pero el refrito de finisterra opera rock está orrible

  • Alberto dice:

    Me parece uno de los mejores discos de la historia de este país (puedes escuchar los dos CDs una y otra vez, es una gozada, hasta el teóricamente flojo CD1 es trallazo tras trallazo) y estoy de acuerdo en todo lo que dice el gran Muniesa excepto en un aspecto. Es la primera vez que discrepo con él y tiene que ver con el tema 'haters', como se le llama ahora. La gira del Gaia estuvo increíble pero la siguiente, inexplicablemente, fue pésima. Que les pregunten por el concierto en el Multiusos do Sar (Santiago) donde tocaron 25 mins de reloj y se fueron sin decir palabra, el publico se volvió loco y vinieron los antidisturbios afuera. ¿Por qué empezaron a hacer esas cosas? No recuerdo muy bien el año, calculo que 2007/2008.

  • Empalador dice:

    No tenian que remasterizar el album de Finisterra, solo hay un motivo por el cual Txu$ se atrevio a hacer algo a$i

  • Steel_666 dice:

    Con ese disco me encamine por la senda del rock, tendría 15 años cuando descubrí ese maravilloso disco, antes ya había escuchado Molinos de viento,el santo Grial y Requiem, la leyenda de la mancha,pero no sabía quiénes eran ya q tenia un disco recopilación de varias bandas, las joyas q encontrabas entre la piratería, en aquel tiempo solo conseguías así la buena musica, asie scono conocí varias bandas de metal español (si no es q todas) aún recuerdo ese 4 de nov del 2000, primera vez q el mago tocaba en México, un concierto memorable, tocaron con Alianza, el grupo de Barilari y Bistolfi, pero en todos lados los pusieron como Rata Blanca, ahora ay con 34 años me llena de emoción recordar aquellos días, aquellos conciertos, el primer mago de Oz fest, (el cual también marco el primer concierto de Warcry en México). Hoy tristemente sie yo q el mago q conocí ya ni es ni la mitad de lo q fue, y no fue con la partida de José, fue desde antes, a mi parecer desde q cambiaron de disquera, el primero con Warner fue el Gaia II, a mi parecer después de ese disco todo se fue al caño, belfat, la ciudad de los árboles, Gaia III, solo hay algunas canciones buenas,( 3 o 5 a lo mucho) las demás las siento como relleno,tienes la necesidad de saltar alguna pista a comparación de los anteriores, podía escuchar de principio a fin una y otra vez sin saltar alguna pista, y ahora con zeta lo mismo, 2 o 3 canciones buenas y lo demás es relleno, pero lo q más me decepcionó fue la reedición de finisterra, y lo peor fueron las razones q dio Txus" lo vamos a regrabar porque el primero estuvo mal grabado", realmente fue algo triste, pero la música sigue, grandes bandas siguen naciendo y con muy buena vibra, el rock seguirá más allá de las baldosas amarillas...

  • Tryum dice:

    He de empezar diciendo que yo acabé siendo también un hater de la banda, pero no a partir de este disco, si no del siguiente, Gaia, cosa que abandoné hace tiempo, me vale con no escucharlos en la actualidad y con importarme bastante poco (por no decir una mierda) lo que hagan.
    En mí opinión, por supuesto, el Finisterra es el último disco aguantable de Mägo de Oz, incluso me puede parecer un buen disco a día de hoy, cuando apareció me parecía el mejor de ellos y casi de la música en general, fue un pelotazo. Ahora mismo me sigue pareciendo su mejor disco, mejor que el Leyenda de la Mancha, que en su día parecía su obra cumbre, al menos para los que eran más críticos con Mägo de Oz, porque creo que ha envejecido mejor, supongo que por ser un álbum más completo en lo musical, aunque hay canciones que no aguante ya, como Fiesta pagana, por supuesto. Pero vamos, que como dije antes, poco me interesan en la actualidad, de echo, ni siquiera sabía que se había regrabado el disco, lo que no quita que vuelva a escuchar este disco otra vez.

  • Patriciaco dice:

    No me creo nada del batería. Y Mariano, ya que dice las cosas negativas que soltó Jesús Felaciones, podría mojarse y contar por qué José quería irse y qué piensa de esa grabación.
    Desde ese disco tomó más protagonismo el que instrumentalmente (no musicalmente) valía. Y como en el escenario no podía lucirse de otra forma optó por soltar sermones en cada concierto, y Mariano colándolo en todos los programas, haciendo hasta una sección para él.

  • Hellton dice:

    Finisterra: El disco que hubo que obligar a grabar a Jose Andrea

    Finisterra Opera Rock: El disco que hubo que obligar a garabar a todos los demas

  • César López dice:

    Pues yo conocí a Mago en el año 2001 teniendo 13 años y la canción que me llegó a los oídos fue "Hasta que el cuerpo Aguante" canción muy soñada acá en Guatemala. Desde allí debía realizar una tarea de investigación de Mago que me llevó a sus discos anteriores, digo ahora: "La Gloria de Mago de Oz" Como público debo decir que gracias a ellos conocí una corriente folk metal, conocí también a otras bandas cuando leía quienes habían colaborado con ellos en las producciones, encantado de conocer hoy a Ñu, Lujuria, Ankara, Baron Rojo, Labanda, entre otras. Gracias Mago de Oz por existir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.