Madness Live!

Crítica de Atlas: Nuevos tiempos, viejas costumbres

27 abril, 2016 5:42 pm Publicado por 
1 Comentario

atlasnuevostiemposThe Fish Factory
9/10


La calidad no es siempre sinónimo de éxito. En el binomio del triunfo, calidad y fama a veces van cogidas de la mano. En España, sinceramente, en contadas ocasiones. La tercera entrega discográfica de los madrileños Atlas se ha bautizado con el premonitorio título de ‘Nuevos tiempos, viejas costumbres’ en un alarde, permítanme la licencia, de cantarnos que aunque los tiempos están cambiando, las costumbres siguen intactas. ¿Es este disco esa excepción que raras veces confirma la regla antes citada? No lo creo. Estas novedosas once canciones no les darán fama a Atlas – que sí popularidad -; tampoco reconocimiento, porque ya lo tienen. Según está el patio del mal llamado rock nacional – léase enfermo terminal, no de talento y sí de oportunismo-, la placa quedará anclada en nuestra memoria más inmediata. Y punto.

Como les decía, Atlas ha parido un disco muy completo con canciones a rebosar de riffs poderosos y estribillos que enganchan a la primera escucha; temas inspirados en nuestro día a día, con influencias que van desde Led Zeppelín hasta Black Crowes, pasando por un obligado reconocimiento a Barón Rojo – inconfundible en el arreglo de la canción “Un sueño cumplido” -. Para los amantes de los datos cabe apuntar que el responsable de la incólume producción es nuevamente V. M. Arias, que ha sido grabado y mezclado en los estudios Rimshot por Carlo Lillo, y que lo ha masterizado Mika Jussila en los fineses estudios Finnvox. Puntualizar que la atractiva portada que lo engalana es autoría de Fernando Nanderas.

“Esperaré”, primer single extraído del disco, nos abre la puerta de forma magistral, con un estribillo muy góspel; calidad que queda corroborada según avanza el disco. Idolatran la calidad compositiva del grupo temas como “Cosa de valientes“, con su envolvente estribillo que lo eleva a la categoría de himno (“Arriesgar y apretar los dientes, la vida es cosa de valientes”);  el medio tiempo titulado “Culpable”, cuyos arreglos orquestales pertenecen a Miguel Ángel Collado (quien también presta su talento instrumental en “Vete al infierno”); “Gritaremos No“, juez y parte de los nuevos tiempos tan convulsos que nos toca vivir, o “Llueva o salga el sol”. Completan un buenísimo disco “Mil y un pedazos“, que cuenta en su haber con un preciosista solo de guitarra, “Fuera de mí”, “No se permite prohibir” y “Somos una misma voz”, que nos adoctrina en cómo terminar los discos de manera ejemplar.

Enhorabuena a Ignacio Prieto, Ángel Arias, Manolo Arias y José Martos por estos once temas tan vestidos de domingo que nos hacen albergar la esperanza de la posible resurrección de los muertos, en obligada referencia a ese rock patrio que llena de humo las bocazas de muchos “pseudocríticos” que hablan mucho sin decir nada.

Para triunfar en este país, o te mueres, o anuncias una gira de despedida; ninguno de los casos se ajusta a las actuales pretensiones de Atlas. A las presentaciones de los discos no asiste nadie, cumpliendo a rajatabla la máxima de que acude más gente a los entierros que a los bautizos. Y es por eso que las entregas discográficas, fiel reflejo del talento del artista, pasan casi desapercibidas. Desde aquí – con antelación -, quedan invitados a la presentación de ‘Nuevos tiempos, viejas costumbres’ el próximo 14 de octubre en la madrileña sala Changó Live. ¡No falten! Se pasará lista.

                                                                                                          Amado Storni

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción