Crítica de Leo Jiménez: La Factoria del Contraste

31 marzo, 2016 10:03 am Publicado por 
4 Comentarios

Portada del nuevo disco de Leo Jiménez, 'La Factoría del Contraste'Rock Estatal Records
10/10


Uno de los LPs más esperados del año, en lo que al metal nacional se refiere, recala en el mercado para reclamar su trono en la cima del género nacional.

Leo se desata en un trabajo absolutamente bestial, inconmensurable. Se ha quitado las cadenas que le ataban al heavy más clásico para ésta vez (de verdad) sacar a la luz todas esas influencias que, aunque se dibujaban en obras anteriores, no terminaban de explotar bajo el estandarte de su nombre.

Apoyándose en los guturales de Mero Mero (Cuernos de Chivo), y en los suyos propios, ha endurecido la cosa hasta meterse de lleno incluso en terrenos del death. El arranque con “Soy libertad” no va a gustar a más de uno. A mí, amante de la zapatilla, me fascina. “Hambre” no va tan lejos, pero también gasta doble bombo y guitarras saturadas, en el mismo orden que “Con razón o sin razón”, esta más cercana al thrash.

“D.E.P.” amplía la tesitura y carga con más tralla adentrándose en el metal industrial. Muy burra. Llegamos al paréntesis de la ferocidad con “Caballo Viejo”, una balada atiborrada de sentimiento, ciertamente preciosa. La sorpresa llega de la mano de “Ojos así”, revisión metalizada del tema de Shakira pero que, curiosamente, respeta bastante el rollo de la original; en este campo el señor Jiménez es un experto.

Los sonidos más grotescos que regresan con “El dilema” y su suave estribillo, antecedente de la bajada de pistón que supone “Un día más”, mucho más acorde con el heavy y el rock duro que con el grindcore. “¿Quién le pregunta a él?” es un medio tiempo de inicio duro con intensidad creciente que explota en un solo de guitarra bien llevado, el cual te adentra en la parte final de una de las joyas de esta factoría. Los últimos estertores se reservan dos perlas antagónicas, pero brillantes. Una es “Que me digas ven”, baladón de manual a dos voces contrapuestas, y la otra es “Keroseno”, regresando el forcejeo de los compases iniciales.

No me esperaba que el madrileño fuera a llegar tan lejos resquebrajándose las vestiduras de esta manera, pero no puedo por más que alegrarme. Mis más sinceras felicitaciones; una obra cortés, refinada y distinguida. Gigante Leo Jiménez.

Javier Pérez


¿Quieres descubrir los detalles, explicados por Leo, de los temas de ‘La Factoría del Contraste’? ¡Estos son algunos extractos del reportaje que puedes encontrar en La Heavy Nº381!

mailing-381-portada

http://mariskalrock.com/index.php/2016/02/26/la-heavy-no381-ya-a-la-venta/

“Con razón o sin razón”:

“(…) A “Hambre” le sigue en el tracklisting “Con razón o sin razón”, el otro tema que saldrá como sencillo y aquel que cree que más gustará a sus fans. Tanto las guitarras, como la batería y la voz van al grano de primeras para impactar con un cañonazo metalero. Resulta extraño escuchar a Carlos llevar el más simple de los ritmos de bombo y caja, aunque poco a poco va llenándolo más y más… “Esta canción era la que él conocía desde hace más tiempo y la que, en cierto modo, pudo digerir y tener muy clara. Ha hecho un trabajo en ella que da miedo, me pone los pelos de punta, sobre todo en el último estribillo, que es casi un solo de batería constante sobre él, algo atípico. Aun así es el tema que tiene la estructura más sencilla, dura poquito, es muy conciso y muy directo”. Pero no todo es síntesis en él, para sus postrimerías se guardó una concienzuda polifonía vocal con hasta 9 pistas distintas. “Me mola mucho el jugar con las voces, el mundo de los coros me fascina, sobre todo las producciones estadounidenses de gente como Beyonce, que tiene un tema en el que hay solo percusión y voces, sin ni siquiera teclado, y no te das ni cuenta. Hay mucha música solo con voz que me gusta mucho. Tanto Anti como yo nos curramos siempre muchísimo las pistas de coro que, aunque la mayoría de veces no se oyen, están. En esta ocasión, como en todas, aparte de la pista principal, hay no sé cuántas octavas de “Leos” haciendo juegos de voces”.

Recuerda ahora cómo nació el germen de la canción, una noche de gira por Argentina.  “Como estábamos con el cambio de horario no me dormía. Me levanté, cogí la guitarra y me salió el tema entero. Por eso es tan sencillo, porque lo vomité del tirón, incluso la letra. Justo cuando terminé de componerlo abrí la persiana y estaba amaneciendo, bonito momento. Y entonces me dormí”. Tiene claro dónde halló la inspiración. “La melodía está muy influenciada por los Helloween de Andi Deris, que a mí son los que me flipan, sobre todo el estribillo. Me gusta mucho la época con Kiske, la que oíamos de pequeños, pero con Deris me apasionan. Siempre que compongo canciones así pienso en si le gustaría a él, ya que es grande haciendo melodías. Yo creo que esta le gustaría, estaría a la altura. En cuanto a la estructura, con la rítmica y las guitarras, en principio era de una manera totalmente diferente, más hard rock. Cuando la terminé de maquetar la oí y me dije: “No me convence esto, ya está hecho. Si Helloween lo hiciera sonaría así y no quiero eso”. Está bien que me influencie, pero yo no soy Helloween. Cogí la guitarra otra vez y reseteé, empecé a tocarlo desde otro punto de vista. Justo en ese instante estaba muy influenciado por unos cuantos discos antiguos de In Flames y la mano se me iba sin darme cuenta a un riff distinto. Es como si tuviera a In Flames en las rítmicas y a Helloween en la armonía del tema, y eso es lo que me mola” (…).

“Hambre”:

“”Hambre”, el track 2, será uno de los singles y, aunque con un punch más contundente, es una de las canciones que más enraízan con su pasado. De hecho, se me antoja que así de vertiginoso habría terminado sonando Saratoga si él hubiera seguido en la banda. “Muy posiblemente. En el estribillo sale mi vena más clásica, la que está influenciada por Maiden, Helloween y toda esa onda. Quizá el disco de Saratoga en el que más mano metí fue el último que grabé, ‘Tierra de lobos’, tiene más que ver con mi carrera en solitario y a mí es el que más me gusta de aquella época (…).

“Para mí es muy importante la letra. Vivo solo, me cocino y esas cosas, y un día que bajo al supermercado a comprar la comida para el día, me fijo en que la calle de mi barrio está petada de gente. Era miércoles a las once y media de la mañana y no hacían nada en sí, unos estaban sentados en el portal, otros hablaban entre ellos… gente con edad de tener que estar currando. Los había en el supermercado, pero compraban poco, en las tiendas los dependientes estaban de brazos cruzados. Me di cuenta de que veía caras tristes en mi puto barrio, no lo había vivido jamás antes. Yo vivo en un barrio donde hay una calle muy grande, es una avenida. En ella hay un pequeño centro comercial y las tiendas por dentro estaban vacías, pero por fuera, llenas de gente. Nadie curraba, tío, no había curro. Creo que fue a finales de 2014 cuando compuse esta canción, y es entonces cuando empiezo a ver el desfalco de dinero que nos han hecho la mayoría de los políticos. Ahora ha empezado, afortunadamente, a salir a la luz todo lo que nos ha robado gente muy importante. Hubo un momento en el que ya hasta salió imputada la hija del rey, uno pensaba: “¿Pero en qué puto país estoy viviendo?”. El cantante habla como un indignado más de tantos que hay en España. “Qué engañados hemos estado pensando que vivimos en el primer mundo, ni de coña, esto es tercermundista totalmente, corrupción, todo una mierda. Esta canción es como si yo le mandara una carta al señor Rajoy, al señor Zapatero o al que estuviere: “¿Usted tiene conciencia? ¿Duerme por las noches sabiendo que hay gente que no tiene para comer?”. A día de hoy, el anuncio de “La abuela no tiene hambre” me llegó al alma, o ese en el que otra madre les da a sus hijos un bocata de nada: “Hoy jugamos a que lo de dentro es imaginario”. Eso me caló muy hondo, porque es la puta realidad. Esta letra habla de eso, ¿cómo es posible que en el año 2016, que cuando éramos pequeños pensábamos que iban a ir los coches volando, haya más hambre cada vez? Mientras que hay gente llenándose los bolsillos a base de robar, otras personas no pueden pagar su casa y se la quitan. ¡Es que no lo entiendo! Y como no lo entiendo, quiero que me lo expliquen. Explíqueme usted cómo hemos llegado a esto y por qué está cenando tranquilamente en ese restaurante de lujo mientras que esta señora no tiene para darle de comer a sus hijos esta noche”. 

Es fácil darse cuenta de que en este corte la voz sobresale por encima de la música más que en otros. “Como la letra era muy importante decidimos que estuviera un pelín más alta. Hay temas donde… he de reconocer que las letras siempre me han importado menos que la música. Como siempre he sido más fan de las bandas extranjeras y no entiendo lo que dicen, para mí la esencia es la armonía de la canción. También es cierto que cuando empecé a componer música con 14 años en Crisálida, una banda muy parecida a Stravaganzza en la que estaba con Pepe Herrero, me dejé el alma con letras que tenían mucho que decir para canciones que eran muy buenas. Me cuesta mucho ahora porque me desgasté mucho en aquella época, nunca las ha oído nadie pero me dejé toda la creatividad allí. Me jode repetirme y a lo mejor me encuentro con que quiero dar un punto de vista que ya he tocado en el pasado. Rara vez consigo hacer una letra que me guste al 100%, pero en este caso sí, porque he sido muy sincero: “¿Cómo coño puede usted meterse a la boca ese canapé de caviar esta noche, con su botella de vino de reserva, cuando esa señora no tiene qué darle de comer a sus hijos?¿Cómo tiene usted los huevos? ¿Cómo es usted tan cabrón?”. Tenía que quedar muy claro ese mensaje, por eso la letra está un poquito más alta y la melodía también es muy directa, un puñetazo en la puta cara aunque la estructura del tema sea enrevesada, como todo lo que hago”.

“Keroseno”:

Saltamos a “Keroseno”, el track 11, uno de los temas más fuertes de todo el trabajo además de uno de los más técnicos. Cuando crees que tienes cogida la estructura, te sorprenden con una variación o giro inesperados.“Cómo mola hablar con alguien con criterio, pillas muy bien a dónde quiero llegar. Muchas veces le pongo el tema a alguien y me da un punto de vista que no tiene absolutamente nada que ver con lo que yo pretendía. También tiene su punto, pero mola cuando hablas con alguien que a primera escucha pilla la esencia de lo que yo quería hacer. Este tema posiblemente sea mi preferido del disco, en el que menos he pensado en la gente y más estrictamente en darme gusto a mí, tanto en la letra como en la música”. Vuelve a salir a la palestra uno de sus tótems. “Yo estoy muy influido por la manera de tocar de Hetfield en el ‘… And Justice for All’, y este es mi “… And Justice”, las rítmicas me llevan a eso aunque no quiera. A su vez, se nota que ese disco le influenció mucho a gente como Gojira en ‘From Mars to Sirius’, que es lo que más me gusta a mí de ellos. Luego, curiosamente, la voz no tiene nada que ver ni con el ‘… And Justice’, ni con Gojira, ni nada de eso”. De hecho se reconoce perfectamente al Leo de toda la vida. “Sí, aunque son melodías muy oscuras. El disco de Manowar que me gusta es ‘Triumph of Steel’, un álbum muy oscuro que no tiene que ver con ningún otro de Manowar. Siempre me pasa que el disco que menos le gusta a la mayoría de fans es el que más me gusta a mí. Me ocurre también con Helloween, mi favorito es ‘The Dark Ride’, y es que a mí me gusta la oscuridad, lo tengo que reconocer. Las melodías alegres no me han gustado nunca, ni me gustarán, salvo algunas excepciones, como “Neon Knights” de Black Sabbath, pero es más enérgico que alegre. Volviendo a “Keroseno”,insisto en que a mí me tiran más las melodías oscuras, y en este tema hay partes en las que puedo parecer Mónica Naranjo por el tipo de melodía, con un punto árabe. También me mola que hay unas armonías en los estribillos muy complicadas y coros poco habituales. Es un tema nada comercial que hay que escuchar varias veces”.Mucho más liviana es su letra, tan ligera como el BMW con el que me vino a buscar a la estación de tren (tranquilos, no es para tanto, solo con lo que Leo se ahorra en juergas a lo largo del año, muchos de vosotros podríais cambiar de coche y haceros con un deportivo). “Como quería escribir un tema para mí, no he hablado de nada trascendental, solo muestro que soy un fanático del motor, de los coches, de las motos… He querido transmitir lo que películas como, por ejemplo,“Mad Max”, la última, “Mad Max: Fury Road” es la hostia. Me vuelve loco todo lo que tenga que ver con ruedas y gasolina y esta canción habla de eso desde un punto de vista muy caótico, porque el tema en sí es muy caótico y oscuro. Por eso me mola, no he intentado contentar a nadie, no lo hago nunca, pero en este menos aún. Busqué contentarme a mí mismo y por eso es una mezcla entre el ‘… And Justice’ y ‘Triumph Of Steel’”.

Destaca en esta pieza la labor de Carlos Expósito, que está constantemente variando lo que toca y atruena con el doble bombo. “En este disco ha hecho un trabajo que me ha sorprendido. Lo primero que voy a decir es que estaba enfermo de gripe, los días de estudio estaban cogidos y le tocó grabar con fiebre. Recuerdo que con “Soy Libertad” andaba muy jodido y aun así ha hecho un trabajo muy bueno, para mí es el mejor disco que ha grabado en su vida, porque le exprimí mucho”

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • Pingback: ¡'La Factoría del Contraste' ya a la venta! Fechas de firmas de discos | MariskalRock.com()

  • xxx

    joder pues si te diste cuenta en el 2014 , es que no te entereas

  • Pingback: Saratoga alcanza la 5º posición en la lista de ventas con 'Morir en el bien, vivir en el mal' | MariskalRock.com()

  • Alex Crowley

    No estoy de acuerdo. Nadie niega que Leo sea posiblemente el mejor vocalista de heavy metal a nivel nacional e incluso internacional. Pero tengo que decir éste disco me parece infumable si lo camparamos con trabajos anteriores. Y más aún si vemos los trabajos de otras bandas que se lo curran día a día y que no tienen la oportunidad ni la atención que se merecen por no ser nadie en la industria y que desbordan calidad por todos lados. Pido disculpas por mi manera despectiva de contestar pero es lo que pinso firmemente. Éste disco lo podría haber grabado cualquier banda que lleve 3 meses ensayando, simple, sin contenido, letras bastante flojas… en fin, lo que tenemos es un disco que de heavy metal muy básico y standard con una de las mejores voces que ha parido éste país… pero nada más. Creo que musical e instrumentalmente lo puede hacer mucho mejor.