NOCHENI + VAMMATAR

octubre 25, 2010 by  
Filed under Volumen Brutal

Sala Excalibur, Madrid
(Primera visita)

Desde el reino de las tinieblas y de la muerte vuelve a la tierra Vammatar, la diosa finlandesa del dolor y la enfermedad. En la Excalibur se masca el mal, se siente el miedo… Vammatar sale a cantar.

La sala bastante llena y mucha caña para abrir. Heavy Metal (“the true”) como dicen ellos, es lo que nos dieron a lo largo de su actuación. Entre el público estaba el gran Oscar Sancho, que después saltaría a la palestra con los gallegos Nocheni.

Vammatar interpretó “Holy Diver”, dedicada a Dio, que sacó nuestra rabia cuando la gritamos al viento. Se sucedieron versiones de Accept con “Balls to the wall”, de Manowar, WASP, Iron Maiden o el mitiquísimo “Breaking the law” de los Judas.

El grupo tiene muy buen rollo con el público y se notó cuando interpretaron su tema homónimo que fue coreado por todos, “Vammatar”. Crearon un gran ambiente con los simpáticos comentarios del cantante, con la entrega del nuevo bajista y con el enorme entusiasmo del guitarrista- “¡se trajo cuatro guitarras!” Un buen grupo para calentar.

Pero no nos olvidemos de que los protagonistas venían desde un sitio más cercano y un poco más bonito que el reino de los muertos. Aunque cercano, Nocheni recorrió 600 Km desde Galicia para dejar nombre en la capital.

Rompieron con dos temas de su último disco Príncipe de los Payasos; “Fénix” y uno de mis preferidos, “Algo personal”. Juanin al teclado y voz recitó el Padre Nuestro en “Doble fe” y le echó un par de cojones, con perdón, cuando hizo sentar a la Excalibur en el suelo, no una, sino ¡dos veces! El caso es que funcionó, el público era suyo.

La versión de “Poison” de Alice Cooper sentó muy bien y continuaron apostando por temas propios. “Príncipe de los payasos” y “No hay marcha atrás” de su anterior disco. Cuando Óscar “Lujuria” cogió el micro para interpretar “Puro Metal” junto al grupo, la sala se levantó entera, es increíble el poder que tiene Oscar.

Según tenían pensado, “Los rockeros van al infierno” de Barón Rojo iba a concluir la actuación, pero el público pidió otra y no se puede decir que no a eso. “No existe otra opción” fue la elegida. Una bonita melodía de piano abre el tema denuncia de los maltratos.

Bien es cierto que la cantidad de público se redujo bastante pero a los que se quedaron no les defraudó. Estoy segura de que los chicos dejaron huella.


Texto: PATRICIA Á. CASAL
Fotos: DAVID GONZÁLEZ SUÁREZ

NICKELBACK 
NICKELBACK