Madness Live!

Crónica de Ramblin’ Man Fair 2017: Tranquilidad y buena música

11 agosto, 2017 9:48 am Publicado por 
Deja tus comentarios

Maidstone, Kent (Reino Unido).

Un verano más viajamos al condado de Kent, al sudeste de Londres, concretamente a una de sus dos capitales, Maidstone, para vivir la tercera edición del Ramblin’ Man Fair, un festival de los llamados amables, en donde se puede disfrutar de la música y el buen ambiente reinante, ese que nos recuerda al Sweden Rock. Este año se ampliaba a tres jornadas, una primera de bienvenida más reducida y dos ya con una amplia oferta musical. Nosotros nos incorporábamos el sábado 29 de Julio con previsiones de lluvia para deslucir nuestra llegada.

Ambiente-Ramblin-Man-Fair

Mientras resolvíamos el tema credenciales, se escuchaba desde el escenario principal a la banda liderada por el vocalista y piloto James Toseland, con unos registros vocales que nos hacían recordar al recientemente fallecido Chris Cornell. La banda británica terminaba su actuación con nuestra entrada al recinto.

Tras su descarga de hard rock contemporáneo, llegaba uno de los momentos importantes de la jornada con los British Lion del gran Steve Harris, y ni siquiera el mal tiempo pudo impedir que el líder y bajista de la Doncella de Hierro y sus huestes atrajeran a un considerable público que bajo la lluvia coreaba los temas de la banda. Fueron apenas unos cincuenta minutos los que tuvimos el placer de disfrutar y nos deleitaron con temas de su único trabajo hasta el momento, el homónimo ‘British Lion’. “This is my God”, “Us Against the World”, “Eyes of the Young” y el inédito “Spitfire” sonaron bestiales. Camisetas, el merchan y el espíritu y la pasión por los Maiden estuvieron presentes en todo momento.

Steve-Harris-Ramblin-Man-Fair-17

Steve Harris con British Lion

La anunciada lluvia no nos abandonaría en todo el DÍA. Otro inconveniente que comentar es la coincidencia de conciertos que sufrimos en el Ramblin’, lo cual hace imposible ver a todos los grupos que nos molan. Cuatro escenarios son demasiados y, al no intercalar horarios, suelen pasar estas cosas, así que hablaremos de lo que pudimos ver. Mientras aparecían en el Stage principal los locales Reef, formados en  Glastonbury con un rollo más actual y alternativo, nos acercábamos al segundo escenario preparado para sonidos más progresivos y alguna que otra leyenda. Allí terminaban su directo los Picturebooks, power dúo con batería y guitarra que ya vimos en acción en Madrid abriendo para los Monster Truck.

El que fuera vocalista y bajista respectivamente de los Trapeze y Deep Purple, Glenn Hughes, nos dejaba uno de los mejores directos que le he visto en los últimos años, acompañado de una banda de buenos músicos suecos y mostrando una vez más que su voz no es de este planeta: simplemente magistral. “Flow”, “Muscle and Blood”, “Soul Mover” se vieron  acompañados de delicatessen en forma de los agudos que acostumbra a ofrecernos. Como siempre, su acertado setlist se cerraría con una muestra de su proyecto Black Country Communion, y con un clásico de su etapa con la purpura profunda, “Burn”.

Un himno como “The Hunter” de los californianos Dokken nos recordaba que su líder y vocalista ya no es ni la sombra de lo que era. Nos queda su legado musical, pero sus directos continúan sin estar a la altura de lo esperado. “Into The Fire”, “Dream Warriors”, “In My Dreams”…  temazos que demuestran lo grandes que fueron. Don se presentó con algo de barba y con menos kilos que anteriores ocasiones, pero escaso de voz como en los últimos años.

Turno claro homenaje a un músico y una formación que dejo huella, Phil Lynnot y sus Thin Lizzy. Black Star Riders alternaron temas propios con versiones como “Whiskey in the Jar” o “The Boys Are Back In Town”, enganchando a un público entregado que olvidó la molestia lluvia que nos acompañaba.

Extreme-Ramblin-Man-Fair-17

Extreme

Despediríamos esta primera y lluviosa jornada con Extreme, la banda liderada por el guitarrista portugués Nuno Bettencourt  y el americano Gary Cherone. Con su habitual fusión de los estilos funk y rock-metal, y con casi un lleno total y un público volcado, interpretaron temas como “Rest in Peace”, “Kid Ego”, “Midnight Express” y su mítico himno “More than Words”, insertado en un medley acústico de lujo. Un momento espectacular y lleno de llegaría con las versiones de “Crazy Little Thing Called Love” y “We Are The Champions”, que no nos dejaron indiferentes y nos trajeron a la memoria su participación en aquel homenaje al desaparecido y carismático Freddie Mercury en Wembley. Toda una banda de lujo, con solera, en cuyas filas sigue un guitarrista tan grande o más que muchos otros más reconocidos.

El domingo aparecía radiante en el condado de Kent. El buen tiempo nos acompañaría en Mote Park para una segunda jornada que se abrió con los británicos Snakecharmer, banda que me trae al recuerdo al amigo Manny Charlton, ya que colaboró en su primer disco. Por cierto, destaca en el escenario al legendario bajista de los Whitesnake Neil Murray. Un grupo poco conocido que destila hard rock clásico como el buen whiskey; sonidos perfectos para arrancar la mañana.

Pasamos a los 70 con la majestuosa Elin Larsson, aromas a blues rock con jóvenes músicos de mucho talento. Dos discos y varios EPs les han servido para ganarse el respeto y la admiración de propios y extraños; eso sí, siempre apoyados en un brillante e imaginativo directo.

Desde tierras canadienses aparecían en el escenario principal Monster Truck. Dinamismo y contundencia; rock que engancha y sonidos que te dejan sin aliento. Desde que los descubrí en el Sweden Rock de hace un par de años son una de mis debilidades. Otra banda que hace que este mundo del rock tenga un futuro prometedor. Tiraron de sus dos trabajos con cañonazos como “Don’t Tell Me How To Live”, “Old Train”, “The Enforcer”…  Sin duda, este cuarteto está llamado a ser grande.

Sorpresón con Supersonic Blues Machine. Desde los EEUU llega esta superbanda con sonidos sureños y bluseros que nos dejaron alucinados a todos. El guitarra y cantante Lance López une fuerzas con el prestigioso batería Kenny Aronoff, (qué grandes recuerdos cuando le vi en acción con Chickenfoot en París), el bajista Fabrizio Grossi y otro gran guitarra americano, Eric Gales, como invitado especial. Lujazo que nos regalaba el Ramblin’ Man Fair.

UFO-Ramblin-Man-Fair-2017

UFO

Turno de los londinenses UFO, otra gran banda que forma parte de las enciclopedias del hard rock clásico con sus líderes aún en activo, Phil Mogg y Paul Raymond. Se unen con otro gran guitarra, Vinnie Moore. Cierra esta histórica formación el batería Andy Parker. Desfilaban por el escenario principal para ofrecernos temas que todo amante del rock conoce de sobra: “Lights Out”, “Love to Love”, “Rock Bottom” y “Doctor Doctor” sonaron imperiales bajo el bonito cielo de las afueras de Maindstone.

El segundo escenario llamado  Prog In The Park tendría como invitados a nombres de mucho nivel: Martin Turner (ex Wishbone Ash), los Holandeses Focus, conocidos por el público español por su participación en el recordado Rock And Ríos de Miguel Ríos; el teclista, cantante y flautista Thijs van Leer; o unos Magnum con nuevos músicos en sus filas. De su show destacaron temas como “Soldier of the Line”, “On a Storyteller’s Night”, “Sacred Blood “Divine” Lies” o “When the World Comes Down”.

Un siempre sorprendente Devin Townsend cerró este segundo escenario con su metal con sonidos progresivos. Sus directos nunca dejan indiferente a nadie; el canadiense muestra su vitalidad y agresividad con continuos gestos sobre el escenario. Lo mejor del concierto, “Rejoice”, “Night”, “Kingdom” y “March of the Poozers”.

ZZ-Top-Ramblin-Man-Fair

ZZ Top

El escenario principal acogió el cierre de esta edición del Ramblin’ Man Fair con los tejanos ZZ Top. Sonidos bluseros para empezar, con “Got Me Under Pressure”, “Waitin’ for the Bus”, “Catfish Blues” o “Jesus Just Left Chicago”; y hits archiconocidos, como “Gimme All Your Lovin’”,  “Sharp Dressed Man”, “La Grange” o “Tush”. Billy Gibbons, Dusty Hill y un Frank Beard con un nuevo modelo de bateria customizada hicieron gala de su conocido sentido del humor, dejándonos por el camino algún guiño al “Foxy Lady” de The Jimi Hendrix Experience.  Se despidieron recordando a su compatriota Elvis Presley con “Jailhouse Rock”.

No me resisto a decir, utilizando un tópico de toda crónica de conciertos, que vivimos un broche perfecto a un fin de semana intenso. Sin duda, merece la pena pasar un fin de semana por estas tierras donde la tranquilidad y la buena música reinan.

Texto: Silvia Black Panther y Antonio Vázquez
Fotos: Jesús Figueirido
Foto UFO: Antonio Vázquez

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción