Madness Live!

25 años del ‘Countdown To Extinction’ de Megadeth: Sacando las cabezas del culo

Blog: Mariano Muniesa

14 julio, 2017 9:47 am Publicado por 
1 Comentario

Megadeth-portada

El líder y fundador de Megadeth, Dave Mustaine, había pasado desde finales de los 80 hasta 1991 un auténtico infierno. Alcohólico y adicto a la heroína, asegura que en ese periodo estuvo en peligro de muerte real y que estuvo a punto de arruinar su vida y la de todos los suyos para siempre. Toda vez que escapó del infierno, y ayudado por una banda que supo ser un determinante apoyo en lo musical, pero también en lo humano, la progresión y la evolución que habían mostrado potencialmente en ‘Rust In Peace’ llegó a su culmen, creativo y comercial en este clásico de clásicos que hoy cumple un cuarto de siglo de vida.

“Creo sinceramente que una de las razones por las que ‘Countdown To Extinction’ fue un gran disco y tuvo un éxito tan grande fue porque no solamente yo, todos en la banda sacamos nuestras cabezas de nuestros culos y nos tomamos en serio hacer lo que mejor sabemos hacer: música”. Así se refería Dave Mustaine a este disco, clásico absoluto de la historia de Megadeth y que resultaría crucial y definitivo en su historia por muchas razones.

La primera y fundamental, obviamente, porque todo el grupo, no solamente Dave Mustaine – este fue el primer álbum en el que todos los miembros de la banda colaboraron activamente en la composición de los temas- tuvo en esos días un brote de inspiración lo suficientemente grande como para crear unos temas que superarían ampliamente todas las expectativas que se tenían acerca del grupo tras la edición de otro disco que había tenido un considerable éxito y que en las preferencias de los fans de Megadeth rivaliza con ‘Countdown To Extinction’ entre sus favoritos: ‘Rust In Peace’. Pero no solamente el trabajo duro en el local del ensayo y en el estudio, la autoexigencia y el estímulo por superar ‘Rust In Peace’ fueron determinantes en la creación de esta obra. Vayamos por partes.

Megadeath

Miembros en 1990, de izq. a der.: Dave Mustaine, Nick Menza, David Ellefson, Marty Friedman

Cuando en julio de 1991 terminó la gira de presentación de ‘Rust In Peace’, todo el grupo estuvo de acuerdo en no dejar pasar demasiado tiempo antes de empezar a trabajar en el próximo disco. Satisfechos no solo de la buena respuesta comercial que había tenido ‘Rust in Peace’ sino de cómo en ese disco, sin abandonar en modo alguno el thrash metal su sonido había adquirido una serie de matices y había evolucionado hacia unos estándares que podían hacerles atractivos no ya solo al público thrash, sino a los seguidores del heavy metal más tradicional, redoblaron la apuesta; Max Norman, productor cuya nómina incluía nombres como los de Ozzy Osbourne, Savatage o Diamond Head y que había mezclado ‘Rust In Peace’ fue el elegido como productor para el siguiente disco. Y Max Norman fue quien convenció al grupo, incluso a un Dave Mustaine que se mostró receloso al principio, de utilizar tecnología digital en unos parámetros similares a como Bob Rock había hecho en la grabación del ‘Black Album’ de Metallica para mejorar aún más la calidad del sonido. Nick Menza, el batería de la banda, que estuvo particularmente activo e implicado en toda la elaboración de este álbum, fue de los que más hizo por convencer a Mustaine de que siguiera los consejos de Max Norman en ese sentido.

Megadeth empezaron a escribir las canciones de ‘Countdown To Extinction’ y a preparar la pre-producción del disco entre septiembre y octubre de 1991, y hacia primeros de noviembre ya tenían una buena parte del disco en maquetas. El clima de trabajo era muy bueno, las relaciones personales entre ellos habían mejorado mucho y Dave Mustaine, limpio de alcohol y de drogas, relajado e ilusionado ante su futura paternidad –su primer hijo nació en junio de 1992- se redescubrió a sí mismo como compositor y letrista haciendo para este disco un trabajo excelente.

Grabando bajo el toque de queda

El 6 de enero de 1992 Megadeth entraron en los estudios The Enterprise en Burbank, California, para grabar a lo largo de 16 semanas lo que sería ‘Countdown To Extinction’. La grabación del disco en principio no iba a ser demasiado larga por cuanto el grupo había llevado todo el material muy preparado al estudio, pero el estallido de violencia que se produjo en Los Ángeles a raíz de los disturbios provocados por el abuso policial al ciudadano de color Rodney King a manos de la policía motivó que el grupo tuviera que abandonar el estudio diariamente a las 6 de la tarde debido a la promulgación del toque de queda. “No hay nada tan frustrante como estar teniendo una buena sesión de grabación, que las cosas estén yendo fluidas, incluso que se te ocurran buenas ideas y que tengas que marcharte. Es como cuando sonaba la campana en el colegio y salías corriendo de clase, solo que al revés”. Finalmente el álbum se terminó en la primavera y se puso a la venta el 6 de julio de 1992.

Abriendo la puerta al futuro

La práctica totalidad de las reseñas en prensa de ‘Countdown To Extinction’ fueron muy positivas, batieron records de puntuación al alza en todas las revistas y el álbum fue acogido en los medios con auténtico entusiasmo. Y en la mayoría de esas críticas se destacaba un aspecto fundamental de este disco: mostraba a un grupo abierto a la evolución, a introducir cambios en su sonido, apostar por los medios tiempos y por dotar de una complejidad y una elaboración mayor a sus composiciones, incluso más melodía sin perder ni un ápice de su personalidad ni de su fuerza.

En efecto, un sonido nuevo, fresco, que no solo no restaba fuerza al grupo sino que potenciaba esa misma fuerza en gran medida, unas composiciones realmente brillantes y una variedad estilística sin precedentes en un disco de Megadeth hicieron de este disco uno de los grandes impactos en lo que a heavy metal se refiere del año 1992. En España, durante todo aquel verano, fue uno de los discos que más sonó en los programas de radio rock como la Emisión Pirata, por aquel entonces en la recién inaugurada Cadena 100 o en el Disco Cross de Mariano García en Radio España.

Analizando el disco, por un lado, tenemos a los Megadeth más próximos sus raíces más puramente thrash metal en temas como “Skin O’ My Teeth”, cuyo riff de guitarra es toda una declaración de principios, “Architecture Of Agression” o “High Speed Dirt”, mientras que en “Symphony Of Destruction” desde ese thrash primigenio pero evolucionado Megadeth se sitúan ya mucho más próximos al heavy metal tradicional. “Foreclosure of a Dream”, similar en algunos aspectos a “Symphony…” es igualmente un tema muy intenso, de los más duros del álbum, “Sweating Bullets” sigue esa línea de fusión/evolución entre el thrash metal y el heavy metal mientras que en el tema título “Countdown To Extinction” o en “Ashes In Your Mouth” muestran sus recursos a la hora de experimentar con estructuras de composición en las que la melodía cobra protagonismo.

En lo que se refiere a las letras de ‘Countdown To Extinction’ también se observó que el imaginario de la banda se había ampliado a otras temáticas más allá de las habituales hasta entonces. La crítica a los políticos y al gran complejo industrial-militar norteamericano así como la denuncia del peligro nuclear, un tema que de una u otra forma siempre estuvo en los temas de Megadeth está presente en “Symphony Of Destruction” y muy especialmente en “Architecture Of Agression”, una letra que era una feroz y durísima crítica a la intervención americana en la I Guerra del Golfo de 1991 –por aquel entonces Dave Mustaine tenía ideas políticas muy distintas a las que ahora defiende, en esos años se situaba en el ala más izquierdista del partido demócrata y apoyó públicamente a Bill Clinton en las elecciones presidenciales de aquel año de 1992- pero en canciones como “Skin O’ My Teeth” trató un tema tan controvertido como el del suicidio, mientras que en “Sweating Bullets” hablaba sobre las enfermedades mentales y la esquizofrenia y en “Countdown To Extinction” denunciaba la caza indiscriminada que ponía en peligro de extinción numerosas especies animales.

Las ventas de ‘Countdown To Extinction’ fueron sensacionales, las más grandes que Megadeth han logrado en toda su carrera. En la primera semana de salir a la venta, se colocó directamente en el número 2 de la lista de los 200 álbumes más vendidos de Billboard, fue disco de platino a las cuatro semanas de su edición, y un año más tarde, doble disco de platino. En países como España, Noruega, Japón o Alemania también fue otro potente impacto de ventas, en dura pugna con álbumes como ‘Fear Of The Dark’ de Iron Maiden o ‘Vulgar Display Of Power’ de Pantera.

El tour mundial de presentación de ‘Countdown To Extinction’ comenzó antes incluso de la salida del disco a la venta. El primer show de la gira fue el 27 de junio de 1992 en el Festival de Roskilde, Dinamarca, pasó por Madrid y Barcelona en septiembre de ese año en el tour Monsters of Rock con Gun, Pantera y Iron Maiden y tras recorrer varias veces Europa, Estados Unidos, Japón y Australia, finalizó el 8 de diciembre de 1993.

Como anécdota, señalar que la portada de ‘Countdown To Extinction’ fue la primera en la que no apareció la figura de Vic Rattlehead, el equivalente en Megadeth al Eddie de Iron Maiden, aunque sí ocupó la contraportada.

El legado de la gran obra

countdown+to+extinction

Portada de ‘Countdown To Extinction’

En 2004 se reeditó ‘Countdown To Extinction’ remasterizado, en el que se añadió como extras un tema inédito, “Crown Of Worms” y las versiones demo de “Countdown To Extinction”, “Symphony Of Destruction” y “Psychotron”, y más recientemente, en 2012, en conmemoración del 20 aniversario del álbum, Megadeth inició una gira de aniversario del disco en Sudamérica, tocando el álbum en su totalidad. Una edición especial del 20 aniversario del álbum se volvió a editar en noviembre de 2012, y un álbum en vivo, ‘Countdown to Extinction: Live!’ con la grabación de un show completo en el Fox Theater en Pomona, California, el 7 de diciembre de 2012, tocando el disco en su integridad y con todos los temas en el mismo orden en el que aparecieron en el disco. Se editó también en Blu-ray, DVD y CD y entró en la lista de los 200 álbumes de Billboard en el número 119.

25 años después, ‘Countdown To Extinction’ sigue sonando fuerte, intenso, crudo y duro, pero recargado de un sonido personalísimo, y muchas de sus canciones han quedado para la posteridad como clásicos absolutos de su historia. En su momento, cuando el grunge, el ‘Black Album’ de Metallica y Guns N’ Roses acaparaban toda la actualidad y el heavy metal más clásico no vivía sus mejores horas, ‘Countdown To Extinction’ fue uno de los álbumes más brillantes de aquel periodo, revitalizó la escena por completo en el mundo del metal e hizo de aquellos Megadeth una banda que vivió, sin lugar a dudas, su época dorada.

Mariano Muniesa

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • Tryum

    “ciudadano de color Rodney King”, de qué color, rojo, azul, amarillo..?