Madness Live!

Crónica del Roskilde Festival 2017: Ni la lluvia pudo con nosotros

11 julio, 2017 3:13 pm Publicado por 
Deja tus comentarios

Un año más nos desplazamos al mítico festival danés para volver a comprobar cómo la fusión entre el rock, el metal, el pop, la música alternativa, el rap y la electrónica es posible.

Miércoles

El día corto arrancó a las cinco y media de la tarde con la potencia y velocidad de A Day To Remember. Una banda que a lo tonto ya lleva quince años sobre las tablas y que cumplieron con la misión de abrir el festival. De allí a unos novatos, Idles. Los de Bristol han editado uno de los debuts más agresivos de este año. Punk cabreado con marcado acento británico que lograron arrasar el Pavilion, el escenario más pequeño del festival.

Nos dejamos caer por el Arena para ver al rapero G-Eazy para comprobar que mueve masas en Dinamarca aunque no lograra atraparnos, pero así hicimos tiempo para uno de nuestros platos fuertes del día, Red Fang. Una buena dosis de stoner rock en el escenario Avalon que nos cautivó desde el primer momento y que demostró que se encuentran en el mejor momento de su carrera.

Como teníamos que atravesar el recinto de lado a lado, nos dejamos caer por el Orange y vimos un rato la actuación del cabeza del día, The Weekend, que encandiló con su R&B para todos los públicos. Podemos entender el éxito que tiene a nivel mundial, pero no nos entretuvimos mucho, ya que nuestro particular highlights empezaba en el Arena, The Hellacopters. Como no había podido verles en los últimos Azkena, el regreso de uno de los grupos que más me ha hecho disfrutar viéndoles sobre un escenario. Con Dregen a la guitarra y Nicke Andersson capitaneando, los suecos parecieron jugar casi en casa ante una audiencia entregada. Poder volver a oír en directo “By The Grace of God”, “Toys and Flavors”, “Spoke in my Pocket” o “Like No Other Man” fue una auténtica gozada para los sentidos.

Foto-Aerea-escenario-principal-Roskilde-17

Y cargados de energía rockera, pero sin otras alternativas parecidas, acabamos regresando al Orange para cerrar el día con el dúo francés de electrónica Justice para quemar las naves antes de regresar a la tienda. Montaron un buen sarao para las masas e hicieron mover el esqueleto incluso al menos entusiasta de su propuesta.

Jueves

Después de reponer fuerzas y desayunar algo, arrancamos a las dos del mediodía con el local Carl Emil Petersen, cantante de los desaparecidos Ulige Numre y que realizaba con este concierto su debut en solitario. Buenas vibraciones aunque un poco insípido. Nada que ver con Future Islands. Los de Baltimore son ya una de las grandes bandas indies del momento. En ello influye mucho el magnetismo de su cantante Samuel T. Herring y sus extravagantes bailes, pero además hay música de calidad detrás. “Seasons (Waiting on You)” o la reciente “Ran” fueron algunos de los grandes momentos de uno de los conciertos del festival.

Con el solecito de la tarde nos movimos hacia el Orange para poder ver a Royal Blood, el dúo británico llamado a renovar un poco la escena de bandas noveles capaces de encabezar carteles rockeros. Con su reciente segundo disco deben de dar ese necesario empujón. Ellos son capaces de llenar el escenario con su batería y su bajo, y aunque no han descubierto la rueda, tienen cierta frescura y buenos temas como “Where Are You Now?” o “Ten Tonne Skeleton”. Me da que el año que viene saltarán de nivel en los carteles, visto lo visto.

Del baño de masas al escenario Pavilion para disfrutar de una pequeña joya como son los belgas Oathbreaker. La hipnótica voz de Caro Tanghe es de las que más me ha conmovido últimamente, le aporta algo único al combo de black metal. La franja central del día estaba muy centrada en el hiphop y el indie pop, así pudimos encadenar a cuatro bandas, empezando los clásicos Erasure, siguiendo con The XX. De los segundos pudimos comprobar que el status de cabeza de cartel no les viene grande. Su cantante se moestró emocionada por tocar por primera vez en un festival donde estuvo como asistente en 2009 con apenas 16 años. Tras esto dos generaciones distintas de hiphop, el novel Bryson Tyler, que demostró tener tablas y mimbres para ser algo grande en el género y el clásico Nas, autor de uno de los discos clave del estilo ‘Illmatic’ y que demostró que el que tuvo, retuvo.

A las dos de la mañana, cerramos el Arena con The Jesus and Mary Chain. Es increíble ver como los hermanos Reid suenan mil veces mejor que en su momento de esplendor, cuando les vi en el aquel primer Festimad de 1996 en el Soto de Móstoles. “Head On”, “April Skies” y “Just Like Honey” siguen siendo himnos generacionales y pusieron el broche de oro a la jornada.

Viernes

El día estuvo marcado por la lluvia, que no dejó de caer en ningún momento y varias veces con cierta virulencia, provocando la aparición del temido barro en Roskilde. Esto también trastocó algo nuestros planes iniciales para la jornada, porque a pesar de ir bien preparados, no nos gusta sufrir por sufrir; así que entramos algo más tarde de lo habitual para ver en el Orange a Father John Misty, antiguo batería de Fleet Foxes, capaz de deslumbrar a la audiencia con un concierto en el que se hizo acompañar por los 70 músicos de la Philarmonica de Copenhague (que previamente había actuado en otro escenario del festival). Realmente mágico, deslumbrante y se nos antoja que irrepetible concierto, con el que entramos en calor. Siempre le suelo dar algo de músicas del mundo y este año le tocó a La Mambanegra. El grupo colombiano montó una gran fiesta de funk, salsa y reggae, apta hasta para cualquier rockero de pro. Vaya ritmos más bailables y contagiosos.

Ambiente-exterior-Roskilde-17

Aunque el evidente cabeza de cartel del día, llegó a continuación. El regreso de Foo Fighters al festival, doce años después de su última actuación. Dave Grohl se encontró con una audiencia dispuesta a caer rendida desde el minuto uno con “All My Life” y “Times Like These”. Un concierto de grandes éxitos, apenas presentando un tema de su próximo disco, “Run”, y que contó con los habituales discursos del otrora batería de Nirvana. Es cierto que tocar ante ochenta mil personas anima a cualquiera, pero es que Grohl estuvo en su salsa. Imposible no berrear a pleno pulmón a pesar de la lluvia canciones como “The Pretender”, “My Hero”, “Monkey Wrench”, “Best of You” o “Everlong”. Enormes.

A continuación nos movimos al refugio de la carpa Arena para ver a la estrella emergente del pop en la actualidad, Lorde. Y he de decir que estuvo sublime. Cambiar del rock de estadios de los Foo al pop mainstream de la neozelandesa y no aburrirte ni un solo segundo tiene mucho mérito. Va a ser el inminente relevo de las divas del pop que os podéis imaginar. Pero la jornada aún nos dejaba dos perlas cañeras en el camino. Primero los intensos Cult Of Luna, que nos entraron como anillo al dedo, y a continuación los psicodélicos Moon Doo, que resultaron perfectos cuando, a eso de las tres y media de la mañana, ya amanecía en Roskilde. Auténtico festival de contrastes el danés.

Sábado

Habiendo sobrevivido al día más duro de las últimas ediciones en lo climatológico, nos sentíamos preparados para casi todo, porque ya no había que reservarse nada. A las cuatro de la tarde, The Lumineers llenaron el Orange de buen rollo folk-mainstream ante una audiencia que les adora. Han logrado sobrevivir al éxito de “Ho Hey” con su segundo disco ‘Cleopatra’ y ellos se fueron viniendo arriba gracias a la colaboración del público.

Después nos reencontramos con otros pioneros de los noventa, Slowdive, que ofrecieron un potente espectáculo de guitarras etéreas y que tras la gira de reunión, parecen más vivos que nunca con la reciente edición de su homónimo ‘Slowdive’. Es evidente que temas como “Alison” o “Crazy for You” son insuperables, pero las nuevas composiciones como “Slomo” o “Star Roving” no desmerecen en nada su legado. Volvimos al Orange para celebrar la aparición de un sol embriagador, para disfrutar un rato de la leyenda del hiphop Ice Cube, que tuvo el buen gusto de arrancar el concierto con tres temas de la legendaria banda con la que comenzó su andadura, N.W.A, “Straight Outta Compton”, “Gangsta Gansta” y “Fuck The Police” antes de continuar con un repaso a su carrera en solitario, que debimos abandonar ya que nos reclamaban Neurosis. La banda de Scott Kelly y Steve Von Till es de mis favoritas y no es fácil de ver por nuestro país, así que hay que aprovechar estas oportunidades. Setenta y cinco minutos, ocho temas. Así son ellos, densos y oscuros. Cuatro temas de su último disco, ‘Fire Within Fires’ que suenen tan vigorosos como los clásicos.

Escenario-principal-Rosklide-2017-Krist-Luhaers

Foto: Krist Luhaers

Y de lo denso a lo rápido, de la mano de Anthrax. Ofrecieron su habitual concierto de los últimos años, glorioso para sus seguidores de viejo cuño, encantados de corear “Among The Living”, “Caught In A Mosh”, “Antisocial”, “Got The Time” o “Indians”. Belladona, Ian y compañía siguen siendo un seguro sobre el escenario pasen los años que pasen.

El gran cabeza de cartel del día era Arcade Fire, que regresaban tras diez años de ausencia al festival. Y demostraron serlo. Banda en estado de gracia, capaz de presentar hasta tres temas nuevos de un disco aún por publicar y que no palideciesen al lado de los temas que les han hecho grandes como “Wake Up”, “No Cars Go”, “Ready To Start” o “Rebellion (Lies)” (quizás el mejor momento de esta edición a nivel global). La banda nacida en este milenio con más enjundia y capacidad de convertirse en clásicos en su estilo.

Después de ellos sólo quedaban los últimos estertores del festival, ya que nunca se quiere terminar de despedir uno del recinto, así que apuramos viendo un rato de la sesión de Moderat y viendo a los pioneros rockeros locales Sort Sol poniendo el punto y final al escenario Arena con las escenas habituales en las que nosotros nos abrazamos y despedimos de viejos amigos (y nuevos hechos durante esta edición) pidiendo que dentro de un año podamos volver a repetir una experiencia, que merece ser vivida al menos una vez. O quince si se puede. Hasta la vista, Roskilde.

Texto: Juan Luis Herranz
Fotos: Roskilde

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción