Madness Live!

Entrevista a Takun: “El daño a la música puede llegar a ser irreparable”

4 julio, 2017 2:45 pm Publicado por 
Deja tus comentarios

Germinado a mediados de los ochenta con el nombre de Takun Q Takun, esta banda de raíz extremeña afincada en Madrid se encuentra inmersa en la gira de presentación del primer álbum de su nueva etapa Titulado ‘Limbo’, el redondo comprende una brillante colección de canciones con el eclecticismo y la melodía por bandera, sin transgredir los dilatados márgenes del mejor rock. Alejandro Rico entrevista a Davizio (voz y guitarra), quien se explaya de lo lindo para dar a conocer en profundidad los entresijos de Takun.

Takun1

Tenéis experiencias diversas en el mundo de la música ¿Cómo surgen las raíces del grupo?

“Todo nace en 2010, dos años después del multitudinario homenaje de Nando Guti a su hermano José Luis, líder de la extinta banda Takun Q Takun, que falleció en 2008. Nando decide juntarse con Rafa Mañanas a la guitarra, Rubén Rivas al bajo y conmigo, a la voz. Tras varios cambios de estructuración en la formación, el formato de la banda se reacondiciona a trío, con Daniel Canales al bajo desde octubre de 2012. Entonces yo decidí tomar el mando de la guitarra y la voz principal, y tomé la determinación, a partir de 2012, de que no sólo de versiones de Takun Q Takun se puede sobrevivir. Así que se comienza a componer material original, bajo la influencia de Takun Q Takun readaptada a la era actual, y mezclando ese punto de partida con las influencias propias de Nando y mías, abarcando desde el pop rock más comercial de los 80 hasta el heavy metal, pasando por el grunge más hardrockero de los 90. El resultado, como nosotros lo definimos, es un rock ecléctico con letras en castellano lleno de matices y ramalazos inesperados, que recupera sonidos que parecían olvidados pero sin olvidar que estamos en 2017 y dicho estilo ha de sonar actual y llegar a la gente”.

Para quien no os conozca, ¿qué tipo de música podemos encontrarnos en este disco?

“La gracia del disco, y el hándicap más complejo a la vez, era dar cohesión y sentido a once composiciones que, si bien nacen del mismo embrión, provienen de influencias muy variadas. Si uno escucha la instrumental “Fases”, puede que recuerde a Eric Johnson o Joe Satriani. Si opta por “Buscándote”, encontrará aroma a Alice in Chains en su etapa ‘Dirt’ o a Metallica en ‘Black Album’ con “Wherever I May Roam”. “Lujuria digital” intenta fusionar The Police con los Soda Stereo más rockeros de sus míticos directos de reunión de hace diez años, poniendo el broche de oro con pinceladas de hard rock melódico en un estribillo pegadizo. “Vive” es un híbrido entre los Soundgarden de ‘Superunknown’ y los Metallica de “Sad but True”, alborotados con retazos de Freak Kitchen; todo metido en una coctelera en la que a veces se escapa un poco de progresivo. “El pozo” sería nuestro querido bebé de juntar a Bon Jovi en “Dead or Alive” y a Soundgarden con “Black Hole Sun”. Desde “Cero” se asoma, según en qué momento, a los Queen o a los Toto más melódicos y a la vez macarras. “Música” saluda de lejos a Yes, y de nuevo a Queen, a modo de homenaje a Chris Squire. “Contraluz” se acuerda de Antonio Vega en su comienzo, para dar lugar a una caótica sección de puro heavy metal más adelante. “Fracaso” invita por momentos a Radio Futura y a Extreme a formar parte de nuestro espíritu, y “Mar de asfalto” bebe de referencias tan diversas como Platero y tú, Tino Casal, Yes o The Alan Parson´s Project. “Infinito” abre el disco arrodillándose y rindiendo eterna pleitesía a otro de nuestro ídolos, David Gilmour. Todo eso y mucho más es para nosotros ‘Limbo’”.

digipack 2+1_libreto ranuraNo suele haber muchos grupos que apuesten por cortes meramente instrumentales, y vosotros tenéis “Fases”. ¿Cómo surgió el tema?

“La composición de “Fases” coincidió con un período en el que Nando y yo nos habíamos quedado sin bajista, y los ensayos, que eran ciertamente complejos y difíciles, estaban llenos de propuestas de pasajes instrumentales. Figuras como Eric Johnson habían llegado como influencias para quedarse, y demostraban cuánto podía transmitir una guitarra dentro de un trío, como personaje principal que no aburriese con un exceso de virtuosismo innecesario, sino conmoviendo. Fue en ese contexto en el que intentamos probar y tener la osadía de componer un tema que fuera capaz de decirlo todo sin cantar una sola línea. Se puede decir que supuso un reto personal para ambos, pero a la vez era un deseo y una aspiración. Pensamos que si Metallica fue capaz de que 8 o 9 minutos se te pasaran volando con “The Call of Kthulu” u “Orion”, o Trivium con “The Crusade”, nosotros podíamos jugárnosla también. Es uno de los temas más divertidos de tocar en directo, por otra parte, y todo un reto de cara a conmover al público”.

¿Cuál ha sido la forma de trabajar este disco? ¿Componéis primero la letra o la música?

“No ha existido una regla escrita al respecto. A veces la mecha se enciende con unos versos inspirados; otras veces el primer paso lo da un riff. Incluso en ocasiones, un pequeño parón en el ensayo para improvisar entre los tres desemboca en un pasaje interesante. Estamos totalmente abiertos a componer de todas las formas posibles. Como anécdota curiosa, por ejemplo “Desde cero” se cocinó en una época en la que yo no podía tocar la guitarra por un profundo corte en mi dedo índice izquierdo. Como resultado del período de convalecencia, decidí componer un pasaje de piano que acabó por ser la primera parte del tema. Sin corte en mi dedo es muy probable que nunca hubiera existido la canción. “Vive” o “Lujuria digital” nacieron de improvisaciones con guitarra española y bajo en un ático en el que viví. “El pozo” es el resultado de poner música a una desgarradora historia de desamor hecha poema. “Mar de asfalto” es el resultado de un frenético viaje a Alicante para presentarnos como banda, hace ahora casi cuatro años. Hay un sinfín de anécdotas en torno a la composición y a la historia de los temas”.

“Desde Cero” muestra la faceta más íntima y “Fracaso” se envuelve de sonoridad funky. ¿Cuál es el secreto de mezclar estilos muy diferentes y que suene fresco?

“Lo más importante es considerar la música como un arte en sí misma, y tener claro que el primer motivo de componer es querer contar algo. No sería justo que todos los temas respondieran al mismo patrón si los estados de ánimo están en continuo cambio, los gustos, las influencias, las apetencias… Siempre tuvimos claro, al ser un álbum tan variado, que uno de los puntos más fundamentales, y sobre el que debíamos hacer más hincapié por encima de todo, era el aspecto de la producción y el sonido del disco. Cuando una producción que aglutina estilos diversos tiene un sonido homogéneo, este factor juega a favor de la cohesión del resultado final. Quisimos fijarnos en grupos que lo habían conseguido con éxito, como Extreme, Queen, Stone Temple Pilots, The Police o Soundgarden. En este aspecto, la labor conjunta de nuestro amigo Jorge Escudero (Crownless, Kinnia, Hechizo) ayudando como ingeniero de sonido a la producción de ‘Limbo’ ha sido fundamental y clave”.

¿En qué grupo mítico os hubiera gustado tocar?

“A mí sin duda me habría encantado formar parte de Soundgarden por encima de todo. Como decía Mike McCready en su gira de reunión de Temple of the Dog, menuda bendición tener todas las noches a Chris Cornell en sus in ear. Formar parte de Stone Temple Pilots en los buenos tiempos de Scott Weiland, Yes con Trevor Rabin, Steve Howe, y Chris Squire, en su gira de reunión; Metallica entre 1986 y 1993, Megadeth en su época dorada, desde ‘Rust in Peace’ hasta ‘Cryptic Writtings incluido’; ser partícipe de Rage, escudando al bueno de Peavy Wagner, en cualquiera de sus eras; agrandando la leyenda de Red Hot Chili Peppers cogiendo el testigo de Josh Klinghoffer; de Queen en cualquier época en la que Freddie Mercury estuviera vivo; en aquella mítica formación de David Coverdale y Jimmy Page, formando parte de Extreme en su pico más alto en 1992… Hay un largo etcétera de bandas en las que me habría gustado participar”.

Takun2

Entiendo que a corto plazo vuestro objetivo es tocar y presentar este disco por todos lados, pero ¿qué expectativas tenéis a medio-largo plazo?

“Las expectativas que nos gustaría cumplir a medio plazo pasarían por engrosar nuestro calendario de fechas con cinco o seis festivales gordos cada año, que nuestra comunidad de seguidores en Facebook, YouTube, Spotify, Instagram, y sobre todo en los directos, crezca; que se nos agote esta segunda tirada de copias físicas de ‘Limbo’, que ya nos van quedando pocas copias; componer tres o cuatro temas nuevos antes de que finalice este 2017 e ir estrenándolos en nuestras nuevas presentaciones; y que en 2018 superemos las fechas y los resultados de las mismas conseguidos en 2017. Y bueno, puestos a pedir, si consiguiéramos vivir de esto durante un tiempo, sería un sueño hecho realidad. Pero por encima de todo, nuestro deseo más profundo sería que la música que hacemos llegue de verdad a la gente, le aporte algo y se haga un hueco entre tanta volatilidad actual, para quedarse no sólo en sus colecciones de CDs, en las guanteras de sus coches o en sus vitrinas, sino en sus cabezas, en sus memorias y en sus corazones. Otro deseo muy profundo que tenemos es que, paso a paso y poco a poco, la comunidad de músicos vuelva a tener cierta cohesión, compadreo y corporativismo, sobre todo en los que se refiere a bandas emergentes, y deje de ir tan por libre y tan llena de envidia, rencor y egoísmo. Si nosotros, que como quien dice estamos empezando y no tenemos la fortaleza potencial que tienen bandas consagradas, no nos ayudamos y apoyamos abiertamente entre nosotros, lo llevamos claro. Por último, deseo que las salas, los managers y los promotores se arriesguen más y apuesten de una vez por todas con más valentía por ser parte del relevo generacional en el mundo del rock. Corremos el peligro extremo de que nuestros ídolos e influencias vayan desapareciendo y, entre tanto, los tributos mantengan la escena viva, para que años después nos demos cuenta de que hemos pasado una infinidad de años sin buena música original que haya sido de verdad apoyada. Y si eso llega a ocurrir (que está empezando a ocurrir), el daño a la música, y en particular al rock y a la sociedad que lo consume, pueden llegar a ser irreparables”.

Por último, aquí tenéis unas líneas para decir lo que queráis a nuestros los lectores de La Heavy.

“En nombre de Nando, Daniel y mío propio, deseamos de corazón veros este verano infernal de calor refrescándoos en nuestros conciertos, en los que prometemos dejarnos el alma y reservaros una copias físicas de ‘Limbo’ para que podáis rememorar la experiencia tantas veces como queráis hasta que nos volváis a ver”.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción