Madness Live!

25º aniversario del concierto tributo a Freddie Mercury (Queen): Los mejores momentos

20 abril, 2017 12:30 pm Publicado por 
1 Comentario

La segunda parte del concierto consistía en temas de Queen tocados por May, Taylor y Deacon acompañados de varios artistas. Joe Elliott (quién sólo cantó la segunda estrofa) y Slash fueron los primeros en salir para tocar “Tie Your Mother Down” y aquí Slash cuenta otra anécdota graciosa: “Estaba a punto de subir al escenario, no llevaba camiseta y algo estaba mal con mis pantalones, así que me los bajé a toda prisa hasta los tobillos cuando de repente oigo a alguien presentándome a Liz Taylor. Subí los pantalones y le dije: Em, encantado de conocerle”.

Después subieron Roger Daltrey y Tony Iommi para tocar “I Want It All”, aunque se hicieron un pequeño homenaje con las intros de “Pinball Wizzard” y “Heaven and Hell”.

El rockero italiano Zucchero, que por entonces arrasaba con su balada “Senza Una Donna”, hizo “Las Palabras de Amor”. Tony Ioomi volvió al escenario para acompañar a Queen y Gary Cherone (Extreme) en “Hammer to Fall” y a James Hetfield a una versión explosiva del “Stone Cold Crazy”.

Le tocaba a Robert Plant a subir al escenario, quien cantó “Innuendo” (en un tono más bajo y leyendo la letra desde una hoja pegada al suelo e incluyendo partes del “Kashmir”) y “Crazy Little Thing Called Love” (con la primera estrofa del tema de Led Zeppelin “Thank You”). Aunque en las cámaras no pudieron captar el momento, según las crónicas, cuando todo el estadio coreó “Ready Freddie”, May giró su mirada hacia el cielo a punto de llorar. Plant posteriormente dijo que aunque “Innuendo” fue inspirado por “Kashmir”, nunca entendió la letra y por eso acabó leyéndola del suelo.

Otro momento emocionante fue la primera ejecución en público de la power ballad “Too Much Love Will Kill You”, compuesta por May y tocada y cantada por él en el piano, acompañado solamente por el teclista Spike Edney, quien había tocado los teclados con Queen en directo durante varias giras. Casi se puede sentir como May se está aguantando las lágrimas mientras canta. La gente piensa que se trata de un tema escrito para homenajear a Mercury, pero en realidad fue basado en los líos amorosos del propio May.

Un momento épico se registró con Paul Young, quien hizo que 72.000 personas dieran palmaditas rítmicas al son del tema “Radio Ga Ga”, mientras que Seal marcó un momento solemne con “Who Wants to Live Forever”. Lisa Stanfield salió con rulos en la cabeza y una aspiradora para cantar “I Want to Break Free”, emulando así el célebre videoclip. Annie Lennox (ex Eurythmics) con un maquillaje llamativo y David Bowie hicieron una memorable versión del tema “Under Pressure”.

El Duque Blanco permaneció en el escenario ya que se unieron a él Ian Hunter, (cuya carrera con sus Mott the Hoople fue resucitada con este tema en 1972), el hacha de Bowie en sus Spiders from Mars Mick Ronson (fue la primera vez que tocaba con Bowie desde sus días como Ziggy Stardust en 1972), Joe Elliott y Phil Collen para tocar “All the Young Dudes”. Elliott dice que aquello fue un sueño hecho realidad, ya que cita dicho tema como su favorito de todos los tiempos. Según Elliott, Collen se sintió intimidado al tener que tocar junto a tantos músicos sagrados y no quería salir al escenario, pero Elliott para nada le iba a permitir que estropeara el sueño de su vida. Es por eso que, siempre según Elliott,  le agarró de la oreja cual maestro a un pupilo y le arrastró al escenario diciéndole: “¡Lo vas a hacer!”. Dado que Bowie siempre será mucho Bowie, pese a quien pese, fue el único artista que hizo temas suyos íntegros en la segunda parte del concierto, interpretando junto a Mick RonsonHeroes”, otro momento álgido del concierto.

Desgraciadamente, aquella iba a ser la última aparición pública de Ronson, quien sucumbiría a un cáncer de hígado un año después. Según Bowie, se encontraba en un estado de trance debido al ambiente cargado de emociones. En un momento y casi sin querer, se puso de rodillas y recitó el “Padre Nuestro”, lo cual pilló a todos por sorpresa: “Esto no había salido en los ensayos”, dijo después May con algo de sorna. Dicho sea de paso, aparentemente a May no le había caído muy bien Bowie desde aquellas sesiones en ’81 cuando grabaron “Under Pressure”, ya que su comportamiento le había parecido algo condescendiente hacia su persona. Sin embargo, según testimonios, aquella noche supuso la reconciliación definitiva.

Brian-May-George-Michael-Wembley-92-Tribute-Freddie-Mercury

George Michael puso a todos los pelos de punta con “Somebody to Love”. Junto a él, Brian May.

George Michael hizo, tal como admiten todos, la mejor interpretación vocal de aquella noche cantando “Somebody to Love”, un tema muy difícil de interpretar, sin perder ni una nota y acompañado por un coro de góspel. Simplemente espectacular.  También cantó el tema “39” y se marcó un dueto con Lisa Stansfield en la emotiva balada “These are the Days of Our Lives”.

Tal como vimos antes, la colaboración entre Axl Rose y Elton John no había empezado con buen pie pero, afortunadamente, cuando salieron a cantar “Bohemian Rhapsody” todo fue sobre ruedas. Elton cantó la primera parte acompañado por un coro de 72.000 personas mientras que, en la parte operística, fue usada la del disco original. El voceras de los entró a cantar la parte rockera y acabaron el tema como dueto con Axl abrazando a Elton.

Axl se retiró y entró Tony Iommi para acompañar a Elton en el tema “Show Must Go On”. Axl volvió a salir al escenario esta vez con el stand de micro característico suyo en forma de muleta para hacer que el respetable mantuviera el ritmo con las palmaditas mientras coreaban “We Will Rock You”. Poco después, Axl escribió a May diciéndole que se sentía muy orgulloso de haber formado parte del evento.

El concierto llegaba en su recta final y May presentó a la última artista invitada de aquella noche: Liza Minelli. Su presencia no debería sorprender a los fans rockeros ya que, sí una cuarta parte de la influencia musical de Freddie fue el rock y otra cuarta la música clásica, la opera y los musicales de Broadway constituían la otra mitad. Además, ¿existe otra diva más grande en el mundo del rock que el propio Mercury? Por no hablar de sus gustos y tendencias que, a veces, eran extravagantes; otras, directamente kitsch. Visto así, parece la elección más natural para cerrar el show (además de ser una artista muy querida por la comunidad gay), cantando “We Are the Champions” con todos los artistas invitados uniéndose para la dar la despedida definitiva a Freddie (todos menos Elton John, quien afirma que estaba demasiado afectado para volver a salir). Todos se retiraron del escenario mientras sonaba “God Save the Queen” y en las pantallas salía Mercury vestido de reina para despedirnos definitivamente. Era como si nos dijera: “Canten los que canten esta noche, nadie me va a igualar, my dear, porque yo soy la autentica y única Reina”.

Tal como cuenta Elliott, mientras se retiraban del escenario, agarró a May del brazo y le dijo: “Brian, date la vuelta y echa una mirada porque puede que no vuelvas a ver algo igual. Me dio las gracias, me abrazó… y se marchó (al backstage)”. Tony Iommi afirma que en el backstage los miembros de Queen se rompieron a llorar, tanto por liberar la tensión acumulada, como por darse cuenta de que aquello era el final definitivo. Efectivamente, fue una despedida por todo lo alto, muy apropiada para una estrella rimbombante que vivió al límite… y pagó por ello.

Si posteriormente May y Taylor decidieron “resucitar” a Queen con Paul Rodgers primero y con Adam Lambert después, eso ya es otra historia… y mucho menos memorable.

Freddie Mercury, siempre imitado pero jamás igualado.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • Dr.Gonzo

    Buen articulo hasta que llegué a esta parte.. “Efectivamente, fue una despedida por todo lo alto, muy apropiada para una estrella rimbombante que vivió al límite… y pagó por ello.”. Cómo que pagó? ¿Se está insinuando que su actitud le llevó a enfermar de SIDA? Tristemente, y más en aquella epoca con el SIDA no existia la misma información que hoy en día. Podría entender ese comentario a alguien que se pasó con el consumo de drogas, alcohol, etc pero con lo otro no.