Madness Live!

Crónica de Uli Jon Roth: Reivindicando el pasado

19 abril, 2017 9:32 am Publicado por 
Deja tus comentarios

Sala El Sol, Madrid.

En 1978 se cerraba una etapa para Scorpions y para Uli Jon Roth, guitarra solista de la formación alemana desde 1973 y seguramente el músico más talentoso que ha pasado por sus filas. Roth se marchaba en pos de una carrera en solitario que le permitiera desarrollar sus ideas y conceptos musicales, algo que le resultaba completamente imposible en Scorpions, que ya empezaban a cambiar su rumbo musical al acercarse el cambio de década y cuya orientación distaba mucho de las ideas de Uli desde tiempo atrás. Dicha primera etapa de la banda se cerraba con un broche de oro: la publicación de ‘Tokyo Tapes’, primer álbum en directo de los teutones y uno de los mejores discos de rock en vivo de la historia.

39 años después, tras numerosos discos y proyectos en solitario, Uli Jon Roth decide rendir tributo a ese disco olvidado para muchos (y eclipsado por posteriores directos como el popular ‘World Wide Live’ (1985)) y que el propio Roth ha llegado a apreciar con el paso del tiempo, aunque al principio renegase de él, considerando actualmente que se siente abiertamente orgulloso del trabajo que dejaron registrado aquellas tres noches en el Nakano Sun Plaza de Tokyo la primavera del 78. Con este motivo Uli nos citó el domingo en la Sala El Sol de Madrid, aparentemente para tocarnos el disco entero; y digo aparentemente porque tocó ciertas canciones de ‘Tokyo Tapes’, desde luego, pero no todas, y también otras que no estaban contenidas en dicho vinilo. Una vez superado el desconcierto inicial por el cambio de planes sobre lo previsto, nos pusimos en sus manos para ser llevados en un viaje en el tiempo que se inició con una enérgica “All Night Long”, que sonó pobremente mezclada, con la voz prácticamente inaudible, detalle que perdonamos por ser el primer tema de la noche y por el hecho de que el sonido fue mejorando progresivamente según avanzaba el concierto. Uli, ataviado con sus habituales pantalones ceñidos de terciopelo, chupa de flecos y botines, saludó cálidamente al público madrileño haciendo gala de su sencillez y cercanía, que sólo desaparecía cada vez que se enfrascaba en un solo y tañía su Sky Guitar con los ojos cerrados y su habitual gesto de éxtasis.

Uli-Jon-Roth-Solo-directo-Madrid-2017

La banda que le acompaña es distinta a la que ha traído las dos últimas veces a España, salvo el cantante italiano, y se compone de batería, teclista, bajista y guitarrista de apoyo, todos ellos músicos jóvenes a excepción de Piero (cantante), de evidente capacidad musical. Sin embargo, pese a que pueda sonar algo frívolo, no nos dio la sensación de que formaran una unidad muy compenetrada, aunque solo sea desde el punto de vista visual, ya que no nos parece que la vetusta y hippiosa presencia de Roth case demasiado bien con, por ejemplo, el aspecto del teclista, que recordaba a Marylin Manson, o con el del guitarrista, un chaval que parecía su nieto y que tenía cara de no haber dormido demasiado la noche anterior.

Los momentos álgidos de la noche fueron sin duda los de la interpretación de sus temas más conocidos de Scorpions, como “In Trance”, que no fue tocada con excesiva brillantez quedando lastrada por una outro demasiado alargada y por las limitaciones vocales del cantante, cuyo timbre de voz, a pesar de ser cálido y recordar en la entonación al de Klaus Meine, dista mucho del de este. Sin embargo, la inspirada variación en el solo y ciertos arreglos de nueva factura la acabaron salvando, levantando una ovación por parte del público cuando finalizó. En este tema Uli hizo por primera vez un gesto que repetiría durante todo el concierto: pedir silencio al público cuando parecía que la canción iba a acabar y este empezaba a aplaudir, a veces solo para tocar una nota más.

“We’ll Burn The Sky”, preciosa y desgarradora canción del ‘Taken By Force’ (1977), sonó emotiva y potente con el cantante haciendo un valioso esfuerzo que le hizo asemejarse mucho a la voz original en determinados pasajes y con un Uli pidiendo con la mano en alto y los ojos cerrados silencio al público justo antes de empezar el solo, evidentemente reivindicando su trabajo y su talento, queriendo ser escuchado. “Polar Nights”, con Uli a la voz, nos recordó que Dios no le ha llamado por ese camino, sino por el de la guitarra, pero a cambio nos ofreció unos arreglos Hendrixianos que sonaron fantásticos.

“Sails Of Charon” sonó impresionante con más matices que la original gracias a la Sky Guitar y con una voz muy similar a la grabada en disco. Sin duda se benefició de una intro y outro más extendidas, dejándonos muy buen sabor de boca. Se notaba que Uli, con su habitual pose mesiánica, estaba disfrutando realmente, notándose un gran sentimiento en su interpretación.

Uli-Jon-Roth-Banda-todos-directo-Madrid-2017

En este momento Uli nos presentó su nueva guitarra, una Sky de doble mástil que tocó sin púa y de manera aflamencada, mientras el teclista le añadía un efecto de flauta consiguiendo un sonido que recordaba mucho a los pasajes acústicos de Led Zeppelin y que le hizo de nuevo entrar en trance guiando al público con su mano durante toda la interpretación. Desde que empezó el show, fue Uli el que llevó las riendas de la actuación en todo momento como si de un director de orquesta se tratara, estando los demás miembros del grupo pendientes en todo momento de sus evoluciones e improvisaciones. Los músicos tocaron bien, con solidez, y salvo algún patinazo del guitarrista, que sonaba correcto haciendo rítmicas e intros pero cometió varios errores al doblarse con Uli y cuando tenía que contestarle, su actuación fue competente. Si acaso no nos gustó demasiado la profusión de efectos en algún momento de la actuación; concretamente, había un delay muy marcado que en alguna ocasión nos pareció excesivo.

En “Fly To The Rainbow”, probablemente el tema de mejor ejecución vocal de toda la noche por parte de Piero, Uli se desmelenó para darnos una buena ración de palanca y wah wah a lo Eddie Van Halen, recordándonos su influencia en artistas posteriores. Dos de los mejores números de la noche llegaron en los bises como fueron “Catch Your Train” y “Pictured Life”, ambas de ‘Virgin Killer’ (1976) el álbum de Scorpions favorito de Roth, y que hicieron que sonriera emocionadamente viendo como dos chicas muy jóvenes situadas en la primera fila agitaban su cabeza entusiasmadas con la música, probando la atemporalidad de sus composiciones. También fue bis la enérgica “Dark Lady” de ‘In Trance’ (1975), cantada por Uli como en el disco y adornada con armónicos de nueva factura que nos proporcionó una buena inyección de nostalgia.

Para el final, el de Düsseldorf nos reservaba una versión de su adorado Hendrix, concretamente “All Along The Watchtower”, cantada por él mismo y tocada de nuevo sin púa con un solo doblado precioso y que fue sin duda un colofón perfecto a una noche de celebración de los Scorpions de los 70. En definitiva, un buen concierto con un Uli Jon Roth reivindicando una etapa casi olvidada de Scorpions que los fans agradecemos enormemente que devuelva a la vida con tanto entusiasmo.

Texto: Miguel Fernández

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción