Crítica de Taifa: Embrujo

12 septiembre, 2016 1:18 pm Publicado por 
Deja tus comentarios

taifa-portadaRock Estatal Records
9/10


Advertencia: Amigo lector, si su (¿buen?) gusto no se ha empapado todavía con la esencia de las raíces, con el trabajo bien hecho, metódico y ensayado y a la vez improvisado e imprevisible; ese que se empapa de lo onírico, de lo intangible, de la magia del experimento y la innovación… Si sus gustos andan perdidos por los falaces atajos de lo comercial, de lo que todo el mundo oye pero nadie escucha, de lo fácil y lo fugaz, ‘Embrujo’ no es su disco. Le aconsejo que no siga leyendo, porque éste tampoco es su artículo.

Grabadas, mezcladas y masterizadas entre Mallorca – Psychosomatic Recording Studio – Tetuán, Tánger (Orquesta Abnae wa banat Ziryab), Marbella e India, la decena de canciones que engalanan el disco – cuarto en la discografía de Taifa – insisten en que, al disfrutarlo, tengamos paciencia. Mucha paciencia. Son necesarias varias escuchas para que su inherencia sea asimilada, para entender lo que Luis Massot (voz, bajo, bouzouki y palmas), Miguel Maya (guitarra) y Antonio Medina (batería) nos presentan en él. Es lógico. Nuestros oídos, tan acostumbrados a lo efímero de lo comercial, a lo impuesto por la cultura occidental, necesitan tiempo para asimilar la fragancia existencial que impregna a otras músicas y a otras culturas.

Sobran las palabras cuando grita el corazón

“El dueño del tiempo” nos abre la puerta del asombro, una canción interpretada con mucha fuerza y más pasión y que, como las demás que conforman la placa, aúna culturas y estilos musicales. Además de la citada destacan “Libre para soñar” – avalada por un videoclip dirigido por Pep Bonet-, “Tetuán”, “Escrito en la piel” – maquillada con el incólume sonido de una guitarra flamenca -, “Crepúsculo de perdón” – con unos precisos cambios de ritmo que la engalanan -, y “Extraño sentimiento”, que con sabiduría y elegancia pone punto y final al disco a la par que invita al mundo a su disfrute; un deleite que tendrá su culminación cuando sea presentado en directo.

Arropadas por unas letras que invitan a reflexionar – el propio Luis me contaba hace un año que estaba escribiendo las “memorias” de sus aventuras por Marruecos -, amén de unas colaboraciones de lujo – Rafik Ahmed, Ahmed Abdelaziz, Hanna Touk, Choubani Abdou, Chaouki Omrani, Khalid Masmoudi, Jordi Mascarell, Ricardo de la Concepción y Juan Delola -, las canciones también supuran talento compositivo e instrumental: bien arregladas, salpicadas de mesura y equilibrio, con el toque justo para abrazar el rock y el flamenco, y lo andalusí, y lo oriental, y lo onírico, y el pasado, y el presente, y el futuro… ¡Una verdadera joya!

Amigo lector. Si ha llegado hasta aquí es porque su buen gusto se satisface leyendo reseñas de discos como éste. No se detenga aquí. Dele a ‘Embrujo’ la oportunidad que pide a gritos y a Taifa el apoyo incondicional que merecen. Y muchas gracias por lo que me toca.

P.D.: Si su idioma no es el castellano o sus preferencias se decantan por el de Shakespeare está de suerte, ya que se publicará una versión del disco en inglés.

Amado Storni

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción